domingo, 11 abril 2021

Pamplona ofrece siete parcelas al Gobierno para más de 300 viviendas protegidas

Las parcelas para los inmuebles están ubicadas en Txantrea Sur, Etxabakoitz Norte, San Jorge, Arrosadia, zona Sadar y Buztintxuri, según explicaron este martes el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el concejal delegado de Urbanismo, Vivienda y Sanidad, Juan José Echeverría.

Redacción
Pamplona - 2 marzo, 2021

Las parcelas se ubican en Txantrea Sur, Etxabakoitz Norte, San Jorge, Arrosadia, zona Sadar y Buztintxuri. (Foto: archivo)

El Ayuntamiento de Pamplona ha propuesto siete parcelas al Gobierno de Navarra para construir más de 300 viviendas públicas protegidas, destinadas tanto al alquiler como a la venta. Las parcelas están ubicadas en Txantrea Sur, Etxabakoitz Norte, San Jorge, Arrosadia, zona Sadar y Buztintxuri, según explicaron en rueda de prensa el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el concejal delegado de Urbanismo, Vivienda y Sanidad, Juan José Echeverría.

Además, el Consistorio pamplonés está trabajando para la promoción de 224 viviendas de alquiler y en concursos de venta de suelo municipal, que permitirían “seguir financiando subvenciones de rehabilitación y otras inversiones en equipamientos públicos”. El presupuesto del presente año 2021 cuenta con un importe de casi 5 millones para financiar, por ejemplo, proyectos relacionados con la rehabilitación de viviendas.

Esta iniciativa forma parte del acuerdo presupuestario alcanzado por los grupos municipales de Navarra Suma y Socialistas del Ayuntamiento de Pamplona. Y se incluye dentro de ‘Vive Pamplona’, la Estrategia de Vivienda 2020-23 que contempla la organización de todo el suelo patrimonial destinado a viviendas y que busca “garantizar el derecho de la población a disfrutar de una vivienda digna en condiciones adecuadas, atendiendo a la diversidad de su situación familiar, económica y social”.

LAS ZONAS

Las líneas estratégicas de este plan de vivienda son cuatro: fomento del alquiler, promoción de vivienda protegida, rehabilitación de edificios residenciales y regeneración urbana. Centrándose en las dos primeras, el Ayuntamiento quiere impulsar un convenio con el Gobierno de Navarra para la enajenación de parcelas municipales, por el que se podrían construir unas 317 viviendas protegidas. Este cálculo se ha realizado basándose en una superficie media de cada piso de unos 70 o 75 m2, espacio con el que cuentan, por ejemplo, las viviendas de alquiler joven promovidas por el Gobierno de Navarra. Estos inmuebles para alquiler joven y venta se reparten en 95 VPO en Txantrea Sur, 40 VPO en Etxabakoitz Norte, 44 VPO en San Jorge, 63 VPO en Arrosadia, trece VPO en la zona del Sadar y 62 VPO o VPT en Buztintxuri.

Por otra parte, es un objetivo “prioritario” del Ayuntamiento la creación de un “amplio” parque de vivienda en régimen de alquiler de titularidad pública o privada, “con garantía de permanencia”, que permita a la ciudadanía “optar por este estilo de vida”. Para ello, va a impulsar concursos de suelo municipal para la promoción de viviendas en alquiler, que permitirán levantar unos 224 pisos de estas características. Se ubicarán 150 en ArrosadIa, 41 en la avenida de San Jorge, nueve en la calle Ferrocarril y veinticuatro en el solar de las Casa de Gridillas en San Jorge.

ACTUACIONES SINGULARES EN ARROSADIA Y LEZKAIRU

Teniendo en cuenta las dos últimas líneas estratégica del plan ‘Vive Pamplona’, la rehabilitación de edificios residenciales y la regeneración urbana, está previsto poner en marcha concursos de enajenaciones de suelos “de actuaciones singulares”. El Consistorio pamplonés es propietario de manzanas completas en Arrosadia y Lezkairu. En el primer el espacio, se podrían construir unas 200 viviendas y en el segundo serían alrededor de 350, “dependiendo del tamaño y el diseño de los pisos”. La promoción de estos concursos “permitirá acometer inversiones en rehabilitación y equipamientos públicos en un futuro”, agregó el Ayuntamiento.

Para este año, el presupuesto municipal contempla impulsar, a través su oficina de rehabilitación, subvenciones para obras de rehabilitación en Casco Antiguo y Ensanches por 1,2 millones de euros; continuar con la rehabilitación de viviendas municipales para emergencia social, a las que se destinarán 1,5 millones de euros; o mantener subvenciones para la rehabilitación de zonas vulnerables, por ejemplo, en la carretera de Sarriguren, Grupo Oscoz o en San Jorge, con una línea de 2,1 millones.

Entra aquí para leer más sobre construcción en Navarra.


To Top