jueves, 13 mayo 2021

MTorres plantea prejubilaciones, bajas incentivadas y excedencias para aplicar 71 despidos menos

Este martes, la Dirección de la compañía presentó "una reforma integral" de las condiciones relativas al ERE, que inicialmente recogía un total de 162 despidos en las sedes de Torres de Elorz y Fuente Álamo. Respecto a las indemnizaciones, la propuesta de la empresa contempla veinticinco días para las bajas incentivadas y veintitrés para el resto de las salidas. Pero el planteamiento de la firma fue calificado como "totalmente insuficiente" por CCOO Navarra, sindicato mayoritario en el comité.

Redacción
Pamplona - 2 marzo, 2021

La Dirección de MTorres trasladó este martes su propuesta a la comisión negociadora del ERE. (Foto: archivo)

La Dirección del Grupo MTorres se reunió este martes con la Comisión Negociadora, dentro del período de consultas en torno al ERE de extinción presentado por la empresa. Tal y como adelantó NavarraCapital.es, el planteamiento inicial de la compañía era llevar a cabo 162 despidos, de los que 88 corresponderían a la planta de Torres de Elorz (Navarra) y otros 74 a la de Fuente Álamo (Murcia).

Sin embargo, la compañía propuso en esta ocasión “una reforma integral” de las condiciones relativas al expediente “para avanzar en la consecución de un acuerdo con la Comisión Negociadora”. El plan, según informó la propia firma, se estructura en tres bloques: alcance del ERE, medidas paliativas e indemnizaciones.

La próxima reunión en torno al ERE tendrá lugar el jueves, “donde está previsto que se revise el dimensionamiento y los criterios de selección de las áreas de Funciones Indirectas y Corporativas”.

Así, plantea una “reducción potencial” de 71 salidas forzosas, respecto el alcance inicial de 162 despidos. “La Dirección de la empresa ha tenido en cuenta las propuestas de revisión del dimensionamiento aportadas por la parte social en la tercera reunión del período de consultas y ha reducido en catorce personas el colectivo afectado por el ERE en las áreas de Ingeniería, Project Managers y Ofertas. La Dirección de la Empresa ha comunicado que procederá de la misma manera con las aportaciones realizadas por la parte social en cuanto a las áreas de Industrial y Compras”, añadió la compañía.

En cuanto a las medidas paliativas, contempla un plan de prejubilaciones para las personas de 60 años o más, “con nueve personas afectadas”; un programa de bajas incentivadas, aplicable al colectivo cuyo nivel de actividad en los últimos meses ha sido inferior al 30 %, “con 48 personas afectadas”; y un plan de excedencias “en línea con la propuesta de la parte social”. Respecto a las indemnizaciones, el planteamiento de la Dirección alcanza los veinticinco días para las bajas incentivadas y los veintitrés para el resto de las salidas.

La próxima reunión en torno al ERE tendrá lugar el jueves, “donde está previsto que se revise el dimensionamiento y los criterios de selección de las áreas de Funciones Indirectas y Corporativas”. Además, se explicará “con detalle” el alcance del plan de prejubilaciones a la Comisión Negociadora “por parte de la empresa especializada” contratada para dicho fin.

REACCIÓN SINDICAL

Poco después, CCOO Navarra, sindicato mayoritario en el comité, emitió un comunicado para valorar que la propuesta de la empresa es, a su juicio, “totalmente insuficiente”. “El objetivo debe ser evitar el máximo número de despidos posibles y hay margen de mejora para ello”, apuntó.

CCOO Navarra: “Tras veinte días ya de consultas, exigimos a la empresa un compromiso mayor con las soluciones no traumáticas y que retire los vetos a las salidas voluntarias”.

En este sentido, subrayó que necesita “un tiempo” para valorar el impacto económico del plan presentado por la compañía, pero adelantó que “no cumple con las necesidades de la plantilla ni con el esfuerzo que ahora puede hacer la Dirección”. “Tras veinte días ya de consultas, exigimos a la empresa un compromiso mayor con las soluciones no traumáticas y que retire los vetos a las salidas voluntarias”, agregó.

Para CCOO Navarra, la propuesta sobre las bajas incentivadas, aplicable solo al colectivo cuyo nivel de actividad en los últimos meses haya sido inferior al 30%, “es un escollo evidente”. Y, finalmente,, criticó con dureza a los representantes de ELA, que a su juicio están pecando en las negociaciones “de exceso de protagonismo” y están fomentando “la desunión” interna “en un momento delicado” para la plantilla: “Es importante respetar las mayorías sindicales, no provocar situaciones surrealistas como la de ayer en el Parlamento de Navarra y priorizar la unidad por encima de protagonismos infantiles. En una negociación de estas características, está en juego el futuro y el pan de la gente, no caben por eso actuaciones irresponsables”.

Entra aquí para leer más sobre el impacto del coronavirus en Navarra.

Archivado en:

Navarra · Empresa · industria · MTorres · ERE · Grupo MTorres ·


To Top