jueves, 1 diciembre 2022

Pamplona pide 7,6 millones de fondos europeos para movilidad sostenible

El Ayuntamiento de la capital navarra concurrirá a la convocatoria abierta por el Gobierno central para ayudas a municipios. Esta cuantía, según indicó el Consistorio, permitiría ampliar los aparcamientos disuasorios, los carriles bici y el servicio de bicicletas eléctricas.

Redacción
Pamplona - 26 septiembre, 2022

El Ayuntamiento pamplonés quiere instalar veinte nuevas estaciones de bicicletas eléctricas. (Foto: cedida)

El Ayuntamiento de Pamplona prevé solicitar ayudas europeas por un importe de 7.641.271 euros, para “desarrollar y ampliar diversos proyectos de movilidad sostenible ya planteados en la ciudad”. El Consistorio concurrirá a la segunda convocatoria de ayudas abierta por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno de España, al abrigo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, financiado con los fondos europeos Next Generation EU.

Las ayudas, según indicó el Ayuntamiento en un comunicado, “permitirían ampliar los aparcamientos disuasorios, los carriles bici y el servicio de bicicletas eléctricas”. A su vez, también facilitarían “la ejecución de proyectos peatonales en el entorno de Aranzadi, del Bosquecillo y en las proximidades de una veintena de centros escolares y de salud”.

Los concejales de Proyectos Estratégicos, Movilidad y Sostenibilidad, Fermín Alonso, y Seguridad Ciudadana, Javier Labairu, presentaron este lunes en rueda de prensa todas estas iniciativas, desarrolladas en torno al proyecto Pamplona Avanza 3. En total, se prevé una inversión de 10,2 millones de euros (IVA incluido), de las que los fondos europeos podrían cubrir el 90 % (sin IVA). En total, serían 7,2 millones distribuidos en seis ejes de actuaciones.

El proyecto de mayor importe (2.695.621) euros es la conexión peatonal y ciclista entre Txantrea y Rochapea a través de Aranzadi.

El proyecto de mayor importe (2.695.621) euros es la conexión peatonal y ciclista entre Txantrea y Rochapea a través de Aranzadi, que supondría “una mejora de la accesibilidad de este entorno”. En este caso, en 2.695.621 euros. La subvención solicitada, en este sentido, equivaldría a dos millones de euros. Por su parte, el proyecto de conexión peatonal supondría transformar las dos calles de entrada al parque de Aranzadi, desde la calle El Vergel, “dando prioridad al peatón”. Además, se liberaría de aparcamientos la calle Vuelta de Aranzadi y se instalarían aparcamientos para bicicletas en la entrada del Complejo Deportivo Aranzadi. Asimismo, se prevé regenerar la plaza central del parque, creando un eje de conexión entre la pasarela de Alemanes y la pasarela de San Pedro.

BICICLETAS ELÉCTRICAS

Un desembolso similar supondría el desarrollo de la red ciclable de Pamplona. En concreto, se prevé destinar 2.624.504 euros para redactar y ejecutar el carril bici de Landaben y para la ampliación del servicio de alquiler de bicicletas eléctricas. Según el proyecto presentado a la convocatoria de ayudas, el Ayuntamiento quiere invertir 1,39 millones de euros en la instalación de veinte nuevas estaciones repartidas por la ciudad y la adquisición de 240 bicis eléctricas. En la actualidad hay 42 estaciones en los distintos barrios, con más de 400 bicis.

La red ciclable se vería ampliada, además, con un nuevo carril bici de Landaben que conectaría la calle Miluze con San Jorge. La redacción del proyecto y las obras de ejecución de esta nueva vía ciclable supondrían un desembolso de 1,23 millones de euros. De obtener la subvención solicitada, el Consistorio “tendría que abonar 360.000 euros aproximadamente”.

APARCAMIENTOS DISUASORIOS

Estas propuestas de movilidad sostenible se suman a otras actuaciones para restringir las emisiones de dióxido de carbono, evitando el tránsito de vehículos por la ciudad. Con este objetivo, se prevé ampliar la red de aparcamientos disuasorios con la instalación de seis más. De ellos, tres se ubicarían en la Txantrea, uno más en San Juan, otro en Azpilañaga y uno en Lezkairu. De esta forma, el Ayuntamiento “busca ofrecer alternativas para dejar el vehículo en todas las entradas de la ciudad, habilitando estas zonas seguras y vigiladas en lugares próximos a paradas de villavesa o redes ciclables o peatonales que lleven al centro”.

El proyecto supondría una inversión de 1,33 millones de euros, condicionados a la recepción de ayudas de la convocatoria de fondos europeos. De lograrlas, estas ascenderían a 993.200 euros, por lo que el gasto municipal rondaría los 340.000 euros.

En esta misma línea, la solicitud de ayudas incluye también otros 1,71 millones de euros para financiar la ampliación de la zona de estacionamiento regulado realizada en los barrios de San Jorge, Rochapea y Txantrea en el último año. También, como obra ya en ejecución, se solicitarán ayudas para la reurbanización de la calle Bosquecillo, que comenzaron esta pasada primavera. La subvención solicitada asciende a 1,1 millones de euros, de los que podrían subvencionarse 819.954 euros.

SEGURIDAD PEATONAL

La solicitud de ayudas elaboradas por el Ayuntamiento de Pamplona incluye también una mención especial para actuaciones de mejora de la seguridad de los peatones en una veintena de espacios de la ciudad próximos a zonas escolares y sociosanitarias, “dada la gran afluencia de personas en determinadas franjas horarias”. Así, se prevé actuar en el entorno de once colegios e institutos, los centros de salud de Iturrama y Rochapea, los Civivox de Mendillorri y Jus la Rocha y la Casa de la Juventud.

En todos ellos se contempla la adecuación de los pasos de cebra, la ampliación de aceras y la mejora de la visibilidad de peatones, “protegiendo con vallado la intersección entre el paso de cebra y la calzada”. Asimismo, se prevé la instalación de elementos de calmado de tráfico, como cojines berlineses y demás medios, para limitar la velocidad en estos entornos. En la convocatoria de ayudas se contemplan 16 actuaciones concretas, con un importe total de 796.606 euros, que podrían obtener una subvención de 592.517 euros.

El total de las inversiones previstas en los seis ejes recogidos en la convocatoria de ayudas asciende a 10,3 millones de euros de los que Pamplona podría recibir 7,6 millones. Aproximadamente el 60 % de este presupuesto ya estaría aprobado en los ejercicios 2021 y 2022, “por lo que solo habría que prever alrededor de 4 millones de euros en los presupuestos de 2023 y 2024, para ejecutar las obras no iniciadas”.

SEGUNDA CONVOCATORIA

Esta es la segunda convocatoria de ayudas lanzada por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, especialmente dirigida para municipios con cargo a los fondos europeos Next Generation. En la primera, lanzada en 2021, Pamplona hizo dos solicitudes con un importe de más de 13 millones de euros, para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones y el impulso de la movilidad sostenible en el transporte público. En la resolución definitiva de las ayudas, el Ayuntamiento de la capital navarra obtuvo 6.330.425 euros.

En esta nueva convocatoria, que cuenta con un presupuesto de 500 millones de euros, se exige que los municipios concurrentes tengan un plan de movilidad sostenible aprobado y se limita a uno el número de solicitudes que pueden presentar. Asimismo, la solicitud puede contener como máximo seis actuaciones individuales, que se pueden aprobar o rechazar independientemente. Pamplona solicitó el máximo permitido.

La adjudicación se hará en función de un baremo que incluye, como principal criterio de selección, la madurez de los proyectos, De hecho, se podrán obtener ayudas para actuaciones ya iniciadas, siempre y cuando no hayan finalizado en la fecha de inicio de la convocatoria. El plazo máximo de ejecución de los proyectos que logren financiación será el 30 de junio de 2025.

Entrar aquí para leer más noticias sobre movilidad.


To Top