martes, 30 noviembre 2021

Perros de oficina

Apenas llevan una década colándose en nuestras oficinas, pero las mejoran y poco a poco van haciéndose un hueco a nuestro lado. Aunque esa incorporación es lenta, sepa que si quiere mejorar el ambiente y la productividad de su empresa, una de las soluciones para lograrlo es simple. Invite a sus trabajadores a traer a sus canes a la oficina y comprobará los efectos positivos que generan a su alrededor. ¿Tan sencillo como eso?

Yosune Villanueva
Pamplona - 29 febrero, 2020

Está demostrado: los animales en la oficina mejoran el ambiente y el rendimiento. (Fotos: Víctor Rodrigo / cedidas)

Es de sobra conocido que los animales son terapéuticos. Se convierten, de la noche a la mañana, en nuestros mejores amigos. Aquellos que nos reciben al llegar a casa como nadie, los que nos relajan cuando estamos estresados, tristes o nerviosos. Nos acompañan en los buenos momentos y son un bálsamo que no se despegan de nuestro lado cuando tenemos un día duro. Admitamos que incluso se convierten en nuestros confidentes y, sí, nos escuchan y entienden…

Entre todos estos beneficios, y los muchos más que cada uno vamos descubriendo en el día a día con nuestros animales de compañía, sepan que acabamos de descubrir una nueva faceta: ¡las mascotas son beneficiosas en los lugares de trabajo! Desestresan el ambiente, consiguen espacios más amigables, logran que seamos más productivos y atraen el talento. Así lo afirma la empresa Purina Nestlé, que está trabajando con el programa Pet at Work para ayudar a empresas de toda Europa a tener oficinas dog-friendly, en las que se facilita que los empleados puedan llevar a sus mascotas al trabajo.

Porque no cualquier mascota sirve para la oficina, hablamos de aquellos animales que viven en nuestras casas y que son fácilmente trasladables a la empresa. A los gatos no les gusta abandonar su ambiente hogareño y los peces, pájaros, reptiles, etc. son más difícilmente transportables. Así que, sí, definitivamente, hablamos de hacer de nuestros canes perros de oficina y llevarlos a nuestros lugares de trabajo.

Sin duda, una gran noticia para los amantes de los animales, porque reconozcámoslo, lo peor de tener mascota es el tiempo que pasamos sin ellos cuando tenemos que ir a trabajar.

En los últimos años, ya había aumentado la tendencia de permitir la entrada de los perros a geriátricos, colegios, centros de educación especial e instituciones penitenciarias. Ahora, algunas empresas privadas han decidido abrir sus puertas a los animales de compañía de sus empleados y crear escenarios dog-friendly, como los denomina Purina. Porque se ha demostrado que los perros en la oficina son de gran ayuda para reducir el nivel de estrés de los trabajadores, mejoran la comunicación, fomentan la creatividad y la productividad.

¿Se puede pedir más? Según Jordi Bosch, director general de Purina Petcare España, “la presencia de mascotas en la oficina convierte una empresa en un lugar mejor y más agradable para trabajar”, y como tienen implantado Pets At Work en sus centros de trabajo desde 2016, asegura que la presencia de los animales “nos ayuda a sentirnos más relajados y fomenta la interacción entre los compañeros”.

FUNCIONA

Hace algo más de un año, cerca de 30 directores generales y directores de Recursos Humanos de empresas nacionales e internacionales de diversos sectores fueron invitados para conocer el programa Pets at Work. El evento detalló el proceso de cómo convertir, las empresas en oficinas dog-friendly y, gracias a este encuentro, los asistentes pudieron conocer en primera persona el impacto positivo que las mascotas pueden tener en un entorno profesional, convirtiéndolo en “un lugar mejor”.

La compañía de alimentación y bienestar animal defiende que las personas están mejor junto a sus animales, especialmente en el trabajo, y sabe, por experiencia en sus propias instalaciones, que tener mascotas en la oficina tiene un impacto muy positivo en la salud mental y física de los empleados.

VAYAMOS CON LOS CONTRAS…

Y ese es el camino, concienciar primero a “los jefes” de que va a ser beneficioso para la empresa que los empleados lleven a sus mascotas al trabajo. Pero no es fácil, por supuesto.

Los perros y el entorno deben cumplir ciertas normas. No se trata de llevar a nuestro animal porque nos apetece un día. Hay varios pasos que se deben dar. El primero y más importante, es que en el edificio de trabajo se permitan animales. También es necesario que los superiores entiendan las ventajas de tenerlos. El perro debe estar bien adiestrado y que obedezca las órdenes del dueño. Además, se deben cumplir ciertos pasos para que tenga un buen entorno: cama de descanso, agua y comida, juguetes y acceso a un lugar de esparcimiento. Se trata de garantizarle un buen entorno.

¿Interesado en hacer de tu oficina un lugar más amigable? Seas empleado o empleador, anímate, ponte manos a la obra y déjate aconsejar.

 


To Top