Primerizos en teletrabajo, blanco de los 'hackers'

sábado, 30 mayo 2020

Primerizos en teletrabajo, blanco de los ‘hackers’

La decisión de confinar a la población para evitar la extensión del coronavirus ha llevado a millones de personas a experimentar por primera vez el teletrabajo. NavarraCapital.es conversó con varios expertos sobre qué supone realmente este nuevo fenómeno laboral y qué hacer para no poner en riesgo la seguridad de las compañías.

Jesús Jiménez
Pamplona - 14 abril, 2020

De izda. a dcha., Eduardo Luquin, Elena Alemán, Iñaki Pinillos y Arturo del Burgo. (Fotos: archivo).

Nuestra sociedad está altamente tecnologizada y, sin embargo, hasta hace bien poco la práctica del teletrabajo era prácticamente desconocida. Así lo refleja el ‘Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo‘. En él se detalla que hasta hace apenas unos meses, solo el 7,9 % de los empleados españoles desempeñaba su profesión en remoto de manera habitual. Es más, el confinamiento obligado, establecido por las autoridades con el fin de atajar el coronavirus, ha supuesto para el 58 % de los trabajadores su primera experiencia seria de teletrabajo.

Elena Alemán.

Estamos, por lo tanto, ante un escenario laboral inédito, “que ha llegado de golpe y casi por obligación para una gran mayoría de las empresas”, aseguran desde la Oficina de Transformación Digital (OTD) de Navarra. Un nuevo tiempo, sí, en el que las organizaciones deberán enfrentar dos retos fundamentalmente.

De un lado, la formación y, vinculada con esta última, la adaptación del empleado al nuevo entorno no solo físico, sino también tecnológico. Porque, tal y como advierte el director territorial de CISTEC technology en Navarra, Eduardo Luquin, “muchas mantienen, incluso hoy en día, una idea preconcebida y muy equivocada de lo que es el teletrabajo”.

Hasta la llegada a nuestras vidas del Covid-19, muchos lo limitaban a un mero cambio de ubicación física, de la oficina al domicilio particular y punto. Lamentablemente, la irrupción de la pandemia ha obligado a muchas empresas a percibir su importancia y trascendencia casi de un día para otro. Testigo de ello es Arturo del Burgo, socio de Écija Abogados. “En nuestro caso, estamos trabajando intensamente en la realización de protocolos de implementación de trabajo deslocalizado para empresas”, explica.

Arturo del Burgo

Arturo del Burgo.

¿A qué se refiere y qué se recoge en esos procesos? La mayoría tienen como objetivo proteger legalmente a las empresas que se ven obligadas a dar el paso. Para eso, se regulan aspectos como el uso personal o corporativo que se puede dar a los equipos informáticos con los que cuenta el trabajador en su casa o qué va a ocurrir con los gastos de ADSL o el material de oficina y quién los debe asumir.

También aparecen reflejados otros aspectos laborales, muchas veces olvidados por la distancia y la falta de controles presenciales, como el fichaje o el horario. En definitiva, del Burgo apunta que son herramientas con las que “se trata de evitar los conflictos que esta nueva situación puede originar y que pueden afectar tanto a nivel interno como a terceros”.

‘TIPS’ SOBRE SEGURIDAD

No obstante, si en algo se pone siempre especial énfasis cuando se aborda el tema del teletrabajo es en la seguridad. Sobre todo, cómo garantizarla y, añadido a esto último, cómo evitar malas prácticas que puedan generar situaciones de riesgo. La mala noticia al respecto es que, en situaciones de incertidumbre -como la actual-, las posibilidades de sufrir este tipo de ataques aumentan de forma exponencial.

OTD de Navarra tiene abierto un estudio sobre ciberseguridad en las empresas navarras, en el que se puede participar a través de este enlace.

El peligro, además, no se limita solo a un aumento cuantitativo del correo de tipo malicioso (‘malware‘) o de las campañas de suplantación de identidad (‘phising’) que nos puedan alcanzar, entre otras. También hay una variante cualitativa que muchas veces se nos escapa, ya que los ciberataques resultan cada vez más sofisticados y difíciles de descubrir. Por ejemplo, “el ‘malware’ de última generación ya no se soluciona con el tradicional antivirus”, apunta a este respecto Eduardo Luquin. Porque, en sus últimas versiones, “no solo se camufla sino que, además, es mutante porque cambia día a día”.

Eduardo Luquin.

Podría parecer un escenario de ciencia ficción o alejado de la pyme. Nada más lejos de la realidad. El director territorial de CISTEC technology en Navarra recuerda que algo tan ordinario como nuestro correo electrónico supone el principal acceso a nuestra empresa que suelen usar los ciberdelincuentes. También que España es el tercer país que más violaciones sufre de este tipo o que, lo creamos o no, en Navarra ya se han dado casos vinculados a suplantaciones de personalidad en la red.

Sucede, sin embargo, que muchos de esos incidentes pasan desapercibidos. En concreto, este experto asegura que “hasta un 65 % de los fraudes ‘online’ más habituales fueron de menos de 100 euros y se tardó una media de 80 días, ¡casi tres meses!, en descubrirlos”. De nuevo, los prejuicios vuelven a jugarnos una mala pasada porque ni estamos hablando en muchas ocasiones de “grandes operaciones” ni es del todo cierta esa sensación de seguridad y lejanía que puede darnos el pequeño tamaño de la empresa.

¿Qué hacer, por tanto? Iñaki Pinillos, director gerente de la sociedad pública Nasertic, lo tiene claro. “Aunque parezca obvio, siempre es bueno utilizar los equipos que la propia empresa nos ha facilitado y que estos tengan antivirus y las aplicaciones actualizadas”, comenta. También recomienda “estar muy atento a los correos que nos remiten personas desconocidas” y, “cuando termines tu videoconferencia, ocultar tu cámara”.

Iñaki Pinillos.

La navegación por Internet puede ser, igualmente, el origen de posibles situaciones de riesgo. Renovar de forma habitual las contraseñas del Wi-Fi y del router y no compartirlas con nadie, acceder solo a sitios web seguros que usan el protocolo HTTPS o, mejor aún, siempre que sea posible utilizar una conexión VPN privada y con acceso protegido son las mejores opciones, entre otras, que tenemos a mano. “También usar la nube corporativa para guardar información y documentos, evitando en lo posible el uso de información personal o sensible en USB y dispositivos similares”, completa.

ESTUDIO ABIERTO

En todo caso, la empresa navarra trata de informarse y no permanecer al margen de todos estos asuntos. Una muestra de ello fue el webinar gratuito sobre ciberseguridad y teletrabajo organizado recientemente por la Oficina de Transformación Digital (OTD) de Navarra. Dicha acción formativa online, celebrada bajo el título de ‘Teletrabajo en tiempos de coronavirus”, concitó el interés de más de 60 profesionales.

El confinamiento obligado por el coronavirus ha supuesto la primera experiencia seria de teletrabajo para un 58 % de los trabajadores españoles.

Todos ellos, además, participaron en un estudio voluntario sobre ciberseguridad en las empresas navarras, también impulsado por la fundación y en el que ya habían participado, previamente, un total de 75 sociedades de nuestra región. Aquellos que lo hicieron, por cierto, obtuvieron un análisis individualizado de su nivel de protección y sus posibles áreas de mejora. “Nuestra intención es celebrar más encuentros y, sobre todo, mantener abierto el estudio para recabar más información y poder ayudar a las empresas a mejorar sus niveles de protección y seguridad ‘online'”, remarcan desde la entidad.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.

 


To Top