domingo, 17 octubre 2021

Rockwool lanzará el primer servicio nacional de recogida de residuos de aislamiento

La firma implementará el servicio Rockcycle en su fábrica de Caparroso, donde estará operativo a partir de septiembre. Su objetivo es reincorporar los recortes sobrantes de lana de roca, utilizados durante la construcción de los edificios, en el proceso productivo. El proyecto ya funciona en catorce de los treinta países donde opera Rockwool.

Redacción
Pamplona - 19 mayo, 2021

El servicio reincorporará los residuos de lana de roca al proceso productivo de la fábrica navarra. (Foto: cedida)

El sector de la construcción genera actualmente más de 500 millones de toneladas de residuos al año en Europa. En España, la tasa de reciclaje de estos materiales se sitúa en torno al 37 %, por debajo de otros países como Francia (55 %), Bélgica (76 %) o Italia (78 %). Ante esta situación, Rockwool Peninsular, empresa especializada en soluciones de aislamiento de lana de roca, ha lanzado al mercado nacional Rockcycle, el primer servicio de recogida y reutilización de residuos de aislamiento en obra.

Según informó la firma, Rockcycle consiste en recoger los recortes sobrantes de lana de roca que se han utilizado durante la construcción del edificio y llevarlos a la fábrica de la firma en Caparroso, donde se reincorporarán nuevamente en el proceso productivo. Este servicio estará disponible a partir de septiembre y se centrará de momento solo en el segmento de cubierta industrial, incluyendo también la recogida de los palés. Miguel Ángel Gallardo, Business Unit director de la compañía, explicó que el sistema nace con “la voluntad de ayudar a los propietarios y profesionales del sector a ser más circulares a través de la recogida de residuos en obra”.

El proyecto ya se encuentra operativo en catorce de los treinta países donde la empresa tiene previsto implementarlo antes de 2030. Así, Rockcycle prevé marcar la senda “hacia otro tipo de construcción más responsable con el entorno”. Además de minimizar el consumo de recursos y el vertido de residuos a vertedero, también contribuye a tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): “trabajo decente y crecimiento económico; construcción de infraestructuras resilientes, promoción de la industrialización sostenible y fomento de la innovación; y producción y consumo responsables”.

SERVICIO PARA EMPRESAS

Para solicitar este servicio, las empresas constructoras “deben comprometerse” a separar en sus obras los residuos resultantes de la entrega y el uso de los productos de Rockwool. Esto implica “informar a los equipos al inicio de las obras sobre las instrucciones de reciclaje y asegurar que se lleva a cabo correctamente la separación al llenar los sacos y al apilar los palés”. Según la magnitud de la obra, se determinará cuántos sacos harán falta para retirar los restos.

Posteriormente, la empresa debe cumplimentar un formulario de Rockwool informando sobre todas las características de la recogida. Así, la fábrica enviará un camión a obra para su carga: “Rockwool se compromete a reciclar y reutilizar la totalidad de los residuos recogidos”.

Entra aquí para leer más sobre construcción en Navarra.


To Top