martes, 18 junio 2024

Saiz asegura que el Gobierno navarro no hará recortes

La consejera de Economía y Hacienda confirmó este miércoles que no tiene previsto abrir una nueva negociación presupuestaria. Destacó, además, el "buen comportamiento" de la recaudación fiscal en el primer trimestre, que fue de 990,4 millones. Sin embargo, auguró un impacto "importante" en la de los próximos meses.


Pamplona - 22 abril, 2020 - 13:14

La consejera Saiz compareció con el vicepresidente Remírez y el consejero Gimeno. (Foto: cedida).

“Pese a que la crisis del coronavirus va a tener un impacto importante en la recaudación (de la Hacienda foral), el Gobierno de Navarra no contempla hacer recortes”. Así lo manifestó este miércoles la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, en la comparecencia que ofreció para dar cuenta de los temas tratados durante la sesión semanal de Gobierno.

A este respecto, Saiz destacó que una de las “fortalezas” con las que cuenta la Comunidad foral para afrontar la actual crisis son los Presupuestos de Navarra. Y dejó claro que no se prevé abrir una nueva negociación al respecto: “Son un instrumento muy útil, que está a disposición y al servicio de la ciudadanía. Indudablemente, el cuadro macroeconómico se ha visto alterado de manera brusca. Pero no nos estamos planteando en este momento abrir una negociación presupuestaria nueva, precisamente porque contamos con ese instrumento”. Eso sí, “sin duda habrá que profundizar, ahondar, reorientar”.

Según la consejera, una de las fortalezas con las que cuenta Navarra para afrontar la crisis son los presupuestos ya aprobados, que no prevé renegociar.

La consejera de Economía y Hacienda, además, destacó “el buen comportamiento” de una recaudación fiscal que, en los tres primeros meses del año, se elevó hasta los 990,4 millones de euros. Una cifra que supone un descenso del 1,9 % con respecto al mismo período del año anterior.

Saiz achacó esta bajada “a diversos ajustes fiscales por impuestos indirectos con el Estado, derivados de la aplicación del Convenio Económico” y cuyo montante global ascendió a 290,8 millones de euros. En todo caso, salvando dichos ajustes, “la recaudación por gestión directa de la Hacienda Foral fue positiva, ya que alcanzó los 699,6 millones de euros, con un crecimiento interanual del 3,7 %”, informó.

Sin embargo, admitió que la pandemia del coronavirus tendrá en los próximos meses “un impacto relevante sobre la recaudación“, cuyo alcance todavía no se ha estimado: “Como es obvio, hay que tener en cuenta el cambio radical en el escenario que se vive por la crisis sanitaria, social y económica sobrevenida. Pero es prematuro hacer estimaciones fiables en la situación que estamos viviendo de enorme inestabilidad, por lo que seguiremos haciendo lo que estamos haciendo, que es monitorizar día a día, y habrá que esperar a la evolución de los datos en los próximos meses y, por supuesto, del segundo trimestre del año”.

IMPUESTOS DIRECTOS

A partir de ahí, la consejera de Economía y Hacienda realizó un completo desglose de los ingresos forales según los tipos de impuestos aplicados. De esta forma, por ejemplo, la imposición directa aportó 470,1 millones de euros, lo que supone un crecimiento en términos absolutos del 2,5 % con respecto al primer trimestre de 2019.

Elma Saiz: “Es prematuro hacer estimaciones fiables en la situación que estamos viviendo de enorme inestabilidad”.

Entre ellos, por importancia recaudatoria, resaltó el IRPF, con una recaudación acumulada de 433,5 millones de euros y un incremento interanual del 7,75 %. “Esto se ha debido principalmente al buen comportamiento de los ingresos por retenciones de trabajo y por pagos fraccionados de autónomos y profesionales”, indicó.

Sociedades generó 11,3 millones, 2,9 más que el acumulado en marzo de 2019; el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, 16 millones (-1,65 %); y el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eéctrica, 7,99.

IMPUESTOS INDIRECTOS

Por lo que respecta a los impuestos indirectos, la recaudación líquida acumulada en el primer trimestre de 2020 ascendió a 512,2 millones, con un descenso interanual del 5,6 %. En el IVA, se ingresaron 377,2 millones de euros, lo que conlleva un descenso interanual del 7,64 %. La causa de esa caída, según Sáiz, es la “minoración del 12,7 % en la recaudación obtenida a través de los ajustes con el Estado, ya que la obtenida directamente por la Hacienda foral creció un 14 %”.  En la cifra final de 377,2 millones, no obstante, se incluyen también las devoluciones de IVA, que han ascendido a 320,1 millones, con un incremento interanual del 0,75 %.

Por último, Impuestos Especiales aportó 111,1 millones, con un incremento interanual del 1 %. Aquí sobresalieron los ingresos por Hidrocarburos (56,6 millones), Tabaco (33,4 millones) y Alcoholes (11,8 millones). Mientras que por Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados se obtuvieron 16,5 millones de euros, frente a los 17,1 del primer trimestre de 2019.

Entra aquí para leer más información sobre coronavirus.


To Top