viernes, 27 noviembre 2020

Suspenso en movilidad eléctrica

La venta de vehículos 100 % enchufables apenas supone el 1 % del total del mercado. No solo eso, un estudio de acierto.com advierte de que dos de cada cinco españoles no está dispuesto a gastar más en un coche que contamine menos.

Redacción
Pamplona - 8 junio, 2020

Los concesionarios invertirán para incorporar puntos de recarga para los coches eléctricos. (Fotos: cedidas).

El proyecto busca impulsar la formación en instalación de puntos de recargas de vehículos eléctricos. (Foto: archivo)

La irrupción del coronavirus ha provocado un desplome en las ventas de turismos y todoterrenos. Solo el pasado mes mayo, las matriculaciones cayeron un 72,7 %. Unos números que son motivo de preocupación para los fabricantes y del que no ha podido sustraerse el sector de la electromovilidad, uno de los más perjudicados según el último estudio de acierto.com.

En concreto, una de las conclusiones más destacadas de dicho análisis es que dos de cada cinco españoles no está dispuesto a gastar más en un coche que contamine menos. Algo que puede lastrar de forma definitiva el futuro de un mercado que, en la actualidad, apenas alcanza el 1 % del parque automovilístico nacional. ¿Entre los motivos de esa falta de atractivo? El precio, la ausencia de puntos de recarga o la autonomía, por citar algunos de los más mencionados.

Se estima que hay que recorrer hasta 220.000 kilómetros para recuperar el precio de compra de un vehículo eléctrico.

Así, por ejemplo, hasta el 92 % de los consumidores que apuestan por los automóviles eléctricos no llega a amortizar su inversión sin las ayudas del Estado. Se calcula que es necesario recorrer hasta 220.000 kilómetros -de uso combinado durante los once años de vida útil que suelen tener- para recuperar el mayor precio de compra. Aquí hay que añadir que España se encuentra a la cola de Europa en puntos de recarga para coches eléctricos, ya que apenas dispone de unos escasos 7.606.

Por otra parte, el precio de los seguros a todo riesgo sin franquicia para los automóviles eléctricos puede ser hasta un 28 % superior a sus homólogos de gasolina. Aunque, poco a poco, se están equiparando. Esta diferencia podría justificarse en que las pólizas de los eléctricos no solo contemplan servicios destinados a responder a los problemas “típicos” de los coches, sino que también incluyen otras coberturas específicas.

OTROS MOTIVOS

Hablamos de coches habitualmente más caros, algo que está muy relacionado con el coste de las reparaciones, también superior, igual que las baterías y los cables de carga. Mapfre, Zurich Seguros, Línea Directa y Catalana Occidente son algunas de las aseguradoras que cuentan con este producto. No obstante, conviene revisar las condiciones de las pólizas y comparar entre las distintas opciones, sobre todo cuestiones como la asistencia en carretera y desde el kilómetro 0, pues estos vehículos suelen tener una autonomía limitada.

En España, además, apenas hay 7.606 puntos de recarga, lo que la sitúa a la cola de toda Europa en este tipo de infraestructuras.

También cabe comentar que los coches eléctricos tienen su propio público. Se trata de conductores que se encuentran alrededor de los 43 años y mayoritariamente urbanos.

De tal forma que son Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla las ciudades con mayor presencia y uso de este tipo de modelos. Por todo ello, al vehículo eléctrico le quedan muchos kilómetros por delante para convertirse en una alternativa factible al motor de combustión.

Entrar aquí para conocer más noticias sobre automoción.


To Top