domingo, 19 mayo 2024

Un grupo inversor navarro adquiere El Caserío de Tafalla

Dicha agrupación está integrada por el actual gerente de la firma, Ramón San Martín, el empresario Santiago Sala y la sociedad pública Sodena. Su propósito es facilitar el desarrollo orgánico e inorgánico de la empresa a través de un nuevo plan estratégico. Este contempla la ampliación de sus canales de venta junto al desarrollo de una nueva gama de productos basada en los últimos hábitos de consumo, entre otros objetivos.


Pamplona - 2 agosto, 2023 - 14:10

Con esta operación, la plantilla de El Caserío de Tafalla crece un 10 %. (Foto: archivo / Víctor Ruiz)

El Caserío de Tafalla, fabricante y distribuidor navarro de caramelos, fue adquirida recientemente por un grupo inversor formado por su director general en los últimos trece años, Ramón San Martín; el empresario Santiago Sala, como socio industrial, así como Sodena, sociedad pública del Gobierno de Navarra.

Su propósito es impulsar el nuevo plan estratégico con el que la empresa, constituida en 1964, pretende potenciar su crecimiento tanto orgánico como inorgánico. A tal fin, contempla la ampliación de sus canales de venta junto al desarrollo de una nueva gama de productos basada en los últimos hábitos de consumo. También, la consolidación de su marca a nivel nacional e internacional. 

La firma, que desde 2007 está ubicada en el polígono industrial de La Nava en Tafalla, está «reconocida y bien posicionada en el mercado del caramelo premium» donde ofrece un elaborado «artesanal y de calidad». Al mismo tiempo, siempre ha contado con una vocación de crecimiento y diversificación que le ha llevado a ejecutar durante el último lustro proyectos de I+D con el apoyo del Gobierno de Navarra que le han situado a la vanguardia dentro de su sector. En ese sentido, ese trabajo le ha permitido ofrecer productos adaptados a las actuales necesidades del mercado hasta convertirse en la primera del mercado en elaborar caramelos funcionales o, en su caso, más saludables, ecológicos, con ingredientes naturales y 100 % bio adaptados a las dietas alimentarias, entre otros. 

Los caramelos de El Caserío se venden actualmente en más de una decena de países ubicados en los cuatro continentes, lo que representa el 11 % de su facturación total.

Junto a ese esfuerzo innovador, El Caserío trabaja a través de procesos de sostenibilidad lo que le permite envolver sus caramelos con materiales biodegradables y respetuosos con el medioambiente. Además, la empresa impacta en cuatro de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con los ámbitos de “Salud y Bienestar”, “Igualdad de Género”, “Trabajo Decente” y “Crecimiento Económico, Producción y Consumo Responsable”.

TRES GENERACIONES Y 60 AÑOS DE HISTORIA

En la actualidad, los productos de El Caserío de Tafalla llegan a más de una decena de países ubicados en los cuatro continentes lo que representa cerca de un 11 % del total de su facturación. Precisamente, su intención a partir de ahora es la de aumentar esas cifras en los próximos cuatro años hasta alcanzar un 18 %.

Por otro lado, la adquisición por parte del grupo inversor permitirá a la empresa seguir impactando social y económicamente en la Comunidad foral mediante la generación de más actividad y empleo. No obstante, la compañía seguirá vinculado a sus valores tradicionales así como a la excelencia en el proceso de fabricación que han sido determinantes a lo largo de su trayectoria. Precisamente esas características han sido los factores clave que les han ayudado a que sus caramelos hayan sido elegidos por tres generaciones diferentes de consumidores a lo largo de sus casi 60 años de historia. 


To Top