miércoles, 18 septiembre 2019

“Un turismo sostenible y de interior descongestionará los puntos costeros saturados”

La secretaria de Estado de Turismo, Isabel María Oliver, espera un buen año para el sector aunque reconoce que puede verse afectado por el Brexit

Miguel Bidegain
Tudela - 8 abril, 2019

Isabel María Oliver, secretaria de estado de Turismo, durante su intervención en el Ribera Forum.

Isabel María Oliver apuesta por potenciar un turismo sostenible y de interior que ayude a redistribuir los flujos que ya saturan determinadas zonas en fechas y lugares concretos. Oliver, que participó en la reciente jornada Ribera Forum organizada por NavarraCapital.es y Diario de Navarra, avanza que el año turístico puede ser similar al de 2018, que calificó de “excepcional”, aunque admite que es una incógnita las consecuencias que sobre el sector puede tener el Brexit.

En su intervención, Isabel María Oliver destacó la importancia que la actividad turística tiene para la economía española y avanzó las líneas generales de la estrategia de turismo sostenible que elabora su Ministerio, “sostenibilidad entendida en todas sus vertientes, y en este sentido el turismo de interior también se configura como una fuente de riqueza, de cohesión social y como un factor que ayuda a fijar la población. Son cuestiones lo suficientemente poderosas como para que consideremos esencial trabajar esta estrategia y con esa orientación”.

La secretaria de Estado añade, en declaraciones a NavarraCapital.es, que las noticias que hablan de saturación en determinadas zonas debida a la afluencia masiva de turistas son la evidencia de un éxito “que debemos saber gestionar”. “Se trata de adoptar medidas allí donde eso ocurre, porque estamos hablando de un territorio nacional inmenso con costas y archipiélagos turísticamente muy potentes, y no podemos hablar de saturación de visitantes como un problema turístico global, advierte Oliver, quien precisa que “es cierto que en algunos lugares se da esta situación, pero es en algún momento y en algunos puntos muy concretos”.

A su juicio, la solución pasa por utilizar los recursos tecnológicos y por la colaboración entre las diferentes administraciones. Tras insistir en que “hay que gestionar este éxito”, apuesta por usar las nuevas tecnologías para anticiparnos a estos problemas, es algo que ya es posible y tenemos que saber hacerlo, y sobre todo trabajar conjuntamente todas las administraciones para planificar y redireccionar flujos de esos lugares que pueden estar saturados en determinadas fechas a otros que los puedan acoger”.

“El turismo de interior también se configura como una fuente de riqueza, de cohesión social y como un factor que ayuda a fijar la población”.

Algunas administraciones autonómicas aplican impuestos al turismo que suponen una fuente de ingresos, pero ¿pueden ser un factor desincentivador que acabe perjudicando al sector? Isabel María Oliver recuerda que se trata de una competencia autonómica, “y son sus administraciones las que valoran la oportunidad de este tipo de medidas porque turísticamente las comunidades autónomas difieren muchísimo y extrapolar los modelos de unas a otras no creo que sea posible”. En cualquier caso, resta importancia a los posibles efectos negativos de las cargas tributarias sobre la afluencia de visitantes, “porque si nos remitimos a los datos de las comunidades que tienen impuestos turísticos, Cataluña y Baleares, vemos que los resultados han sido magníficos en cada una de ellas”.

DE UN AÑO EXTRAORDINARIO A OTRO EXCEPCIONAL

La secretaria de Estado indica que no es preocupante que en 2018 se produjera una ralentización del crecimiento del número de turistas que eligen España para pasar sus vacaciones, “y no lo es porque las estadísticas nos demuestran que hemos tenido un incremento del 3,3% en el gasto, que es el indicador más importante y desde luego es nuestra referencia, y del 1,1% en el número de llegadas. Hablamos de 82,8 millones de turistas internacionales, y partimos de que 2017 fue extraordinario”. Agrega que si a esas consideraciones se une el hecho de que durante el año pasado países que atravesaban problemas y son competidores del nuestro en materia turística se han recuperado “tenemos que llegar a la conclusión de que también 2018 ha sido excepcional”.

Los datos provisionales del primer trimestre de este año “y las prospecciones que hacemos para el segundo apuntan a que 2019 va a ser un año con unos resultados muy muy parecidos a los del pasado. Las perspectivas son, por lo tanto, buenas”, según Oliver, que sin embargo reconoce que es una incógnita cómo puede afectar a los resultados la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea y la solución que finalmente se adopte con respecto al Brexit. Explica que el Gobierno español está preparado para el caso de que se produzca un Brexit duro, “que es un escenario que no queremos porque es el peor”, y por ello ha elaborado una ley y un decreto ley cuyo objetivo es paliar los posibles efectos negativos de una salida británica desordenada, además de una web con información para las empresas que pudieran verse afectadas.

El turismo rural sigue siendo uno de los principales atractivos para los turistas que eligen Navarra.

“Nos preocupan por supuesto los turistas británicos, los ciudadanos españoles que viven en el Reino Unido y los británicos que viven aquí, se ha hecho un trabajo enorme para paliar todas estas cuestiones”, manifiesta la secretaria de Estado, que a la pregunta de cómo puede influir el Brexit en los resultados del sector responde que “realmente es algo incierto, hasta ahora se ha traducido en unas cifras algo menores pero también las ha habido en otros países receptores de visitantes británicos a causa de los cambios que puede haber en los flujos”.

Isabel María Oliver dice que personalmente es optimista: “Espero y deseo que haya un acuerdo pactado sobre la salida del Reino Unido, y en cualquier caso los turistas británicos son siempre muy bienvenidos a nuestro país y esperamos por supuesto que sigan viniendo con cualquier salida que se produzca”. No en vano estamos hablando del primer emisor de turistas hacia España, a pesar de que en 2018 su llegada se redujo en un 1,6% con respecto al año anterior, cuando nos visitaron 18,8 millones de británicos, y además contamos con 250.000 ciudadanos que residen permanentemente en localidades de nuestro país, situadas sobre todo en costas e islas. “Por eso estamos tan pendientes de este asunto y apostamos por una salida ordenada y pactada, porque además de cómo pueda influir en el turismo, la relación comercial entre ambos países en todo tipo de ámbitos y sectores es importantísima”, concluye la secretaria de Estado de Turismo.

Para más información sobre Turismo, LEER AQUÍ


To Top