sábado, 16 febrero 2019

El nuevo T-Cross, el SUV más pequeño de Volkswagen, en la pista de pruebas de Volkswagen Navarra.

El nuevo T-Cross, el SUV más pequeño de Volkswagen, en la pista de pruebas de Volkswagen Navarra.

Volkswagen Navarra ha invertido 105,1 millones de euros en 2018, en su mayor parte para hacer frente al comienzo de la producción en serie del nuevo Volkswagen T-Cross, el segundo modelo de la fábrica. Esta cifra forma parte de la inversión de cerca de 1.000 millones de euros prevista por el Grupo Volkswagen en la fábrica navarra entre 2015 y 2021, principalmente para la nueva generación del Volkswagen Polo, estrenado en 2017, y para el nuevo T-Cross.

Dentro de la cifra total de 2018, los trabajos relativos al nuevo SUV de la marca han supuesto una inversión de 66,1 millones de euros, mientras que las labores directamente relacionadas con el Volkswagen Polo han requerido una inversión de 17,1 millones de euros. Por último, el resto de las actuaciones realizadas en la fábrica han supuesto una inversión de 21,9 millones de euros.

PRINCIPALES ACTUACIONES

Entre las inversiones completadas en 2018 destacan especialmente las adaptaciones realizadas en todos los talleres de la fábrica para la producción del Volkswagen T-Cross, así como la creación de la nueva línea de homogeneización y de las nuevas bandas de transporte en el taller de Montaje, que permiten mejorar en ergonomía y adecuar el espacio a la longitud del nuevo modelo.

De la misma forma, también sobresalen entre las inversiones realizadas las adaptaciones efectuadas en el proceso de pintura, por ejemplo en la aplicación de protección de bajos y en la inyección de cera para la carrocería, y los trabajos desarrollados para la climatización de la nave de montaje, con la renovación de la termoventilación y una nueva instalación de generación de frío.

Ingo Neubert: “Con estas inversiones VW Navarra reafirma su compromiso con el desarrollo de productos orientados al futuro para la fábrica”.

“Con estas inversiones Volkswagen Navarra reafirma su compromiso con el desarrollo de productos orientados al futuro para la fábrica. En este sentido, el segundo modelo cumple con la tendencia y el gusto de los clientes hacia los SUV y ayuda a la fábrica a asegurar y crear empleo“, destaca Ingo Neubert, director de Finanzas de VW Navarra.

Esta inversión de 105,1 millones de euros se ha realizado en un año en el que VW Navarra ha fabricado 272.272 coches (un 11,5% más que en 2017), de los que 272.041 han sido Volkswagen Polo y 231 Volkswagen T-Cross. Dentro de la producción total, el 84,3% de los vehículos fabricados corresponde a versiones de motores de gasolina, mientras que las de diésel han alcanzado un 15,7%.  En el último mes de 2018 VW Navarra anunció el programa de producción previsto para 2019: 320.227 coches, que se distribuyen entre 177.827 Volkswagen Polo y 142.400 Volkswagen T-Cross. Esta programación supondría la tercera producción anual más alta en la historia de VW Navarra, sólo por detrás de las fabricaciones realizadas en los años 2010 (336.336 coches) y 2011 (353.353 coches).

Para saber más sobre Vokswagen Navarra… LEER AQUÍ

Archivado en:

T-Cross · Volkswagen · volkswagen navarra ·


To Top