jueves, 27 julio 2017

176 personas contratadas gracias al ‘Programa de Empleabilidad’ de la CEN

Camareros, informáticos, maquinista de procesadora forestal, administrativos… Así hasta 176 personas que estaban en paro y han conseguido un trabajo gracias a la colaboración de la CEN y el SNE.

Yosune Villanueva
Pamplona - 27 abril, 2017

Carlos Fernández Valdivielso, Carolina Barceló, Diego Cenzano, Nerea Corera y Javier Iradiel. FOTOGRAFÍAS: MIGUEL SUÁREZ y VICTOR RODRÍGO.

Carlos Fernández Valdivielso, Carolina Barceló, Diego Cenzano, Nerea Corera y Javier Iradiel. FOTOGRAFÍAS: MIGUEL SUÁREZ y VICTOR RODRÍGO.

Carolina Barceló tiene 25 años y es ingeniera informática, vino de Mallorca a hacer un máster para acabar de completar su formación y estaba en paro. Ahora, trabaja en Biko gracias al “Programa de Empleabilidad”.

Carlos, Andrea, David, Rebeca, Elena, Ángel, Isabel, Alberto y así hasta 176 nombres que son personas que también estaban en paro y ahora disponen de un puesto de trabajo que, en muchos casos, les ha cambiado la vida. Hay entre ellos padres y madres de familia que no lo estaban pasando bien, parados de larga duración, personas mayores de 50 años que tenían muy difícil regresar a un puesto de trabajo o jóvenes que no conseguían su primera oportunidad laboral.

PROGRAMA DE INSERCIÓN LABORAL

Navarra Capital ha hablado con los protagonistas de un programa de inserción laboral que se enmarca dentro de un CEN_BIKO_Empleabilidad_6convenio firmado entre la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y el Servicio Navarro de Empleo (SNE) llamado ‘Itinerarios de empleabilidad’ y “que persigue algo tan sencillo como Emplear a los desempleados”, explica el secretario general de la CEN, Carlos Fernández Valdivielso, quien destaca: “¿Cómo buscamos a los trabajadores? Pues como dice nuestro presidente, al revés de lo que se hace habitualmente, no entrevistamos al desempleado y le encontramos un empleo. En este caso, hemos ido a las empresas, les hemos preguntado ¿qué perfiles de cualificación o formación necesitan y no son capaces de encontrar? ¿Y qué perfiles de esos necesitarían contratar ya?”.

A partir de ese momento, la CEN ha hecho un barrido entre sus asociaciones, que a su vez han preguntado a sus empresas asociadas, por zonas y por sectores. 14 de esas asociaciones han participado en el programa.

PUESTOS DE TRABAJO

Con todo el trabajo previo, “se definieron 32 perfiles laborales con unas determinadas características y tan variados como: operario de industria agroalimentaria, técnico mecatrónico de industria química, maquinista de procesadora forestal, camarero, programador de Sap Abap, cuidador para personas con discapacidad intelectual, electricista de montaje y mantenimiento de automatización industrial, mecánico de vehículos industriales y maquinaria agrícola o persona con discapacidad para trabajar de administrativo. Perfiles demandados que se corresponden con los principales sectores de actividad empresarial de la Comunidad foral”, explica Javier Iradiel, responsable de Calidad y Formación en CEN.

Un proyecto para satisfacer la demanda de puestos de trabajo que las empresas navarras no pueden cubrir por no encontrar profesionales cualificados.

Entre los trabajos, sigue explicando Iradiel, “el más curioso es el maquinista de procesadora forestal, que para formarles debían practicar con una máquina que hemos tenido que alquilar en Galicia, una máquina que ocupaba varios metros cuadrados, porque la que se encuentra en los bosques de aquí, no podía pararse para las prácticas”. También ha resultado curioso el tema de los camareros: “Tienen muy buenos conocimientos teóricos y técnicos, pero, curiosamente, salen de la Escuela con poca práctica. Así que se montó un itinerario de prácticas definido por las propias empresas y, en este caso, no necesitaron de parte teórica en su formación”.

CAROLINA EMPIEZA A TRABAJAR

231 empresas han participado para definir esos 32 puestos de trabajo. Finalmente, 176 personas han encontrado trabajo a través de este programa y lo bueno es que el número de inserciones laborales sigue aumentando.

“Biko se dedica a definir, diseñar y construir negocios digitales. Trabajamos para empresas tanto en Europa como en Latinoamérica, donde tenemos una filial, y ayudamos a las compañías a lo que hoy se llama la transformación digital, la puesta en marcha de negocios digitales que les ayuden a generar negocio y relacionarse con sus clientes”, explica el CEO de Biko, Diego Cenzano, una empresa que ha participado en el programa y nos ha abierto sus puertas.

Los trabajadores de esta compañía navarra se dedican a dar esas soluciones técnicas (aplicación móvil, web, site, e-commerce…) a sus empresas clientes y la última incorporación, Carolina Barceló, nos cuenta que ella participa en “construir soluciones de negocio que ayuden a los clientes de Biko a llegar al mercado en mejores condiciones. Sectores de banca, seguros, restauración, etc”. Se ha formado para construir ese tipo de soluciones y se muestra encantada “no te puedo explicar cómo me siento, es una satisfacción muy grande, pero además, quiero destacar que me ha sorprendido la empresa. Ves Navarra como una provincia pequeña y no te imaginas que pueda tener compañías como Biko, tan potentes, con clientes en todo el mundo y con una plantilla tan preparada. Por curiosidad, he hecho prospección en otras provincias y ni siquiera se demanda mi perfil laboral”.

La empresa, por su parte, destaca de ella que “es una persona con interés y eso es importante para las firmas encontrar trabajadores motivados”, algo en lo que este programa ha hecho mucho hincapié a la hora de buscar entre los desempleados.

BIKO: “ES IMPORTANTE QUE CONTINÚE ESTE PROGRAMA”

Diego Cenzano decidió participar en el programa “porque hay perfiles profesionales muy difíciles de conseguir”. Además, insiste en que “este programa no debería ser un espejismo, sino continuar “es importante que continúe y, si puede ser, que mejore, porque si continúa se podrán perfilar trabajadores todavía más preparados, ya que en cen-empleabilidad-5nuestro sector una parte importante es que necesitamos incorporar perfiles muy tecnológicos, pero entre lo que se estudia en la Universidad y las necesidades de los proyectos concretos hay un espacio que no está cubierto. Habitualmente, cuando incorporamos un nuevo trabajador, tenemos que capacitarle y formarle, a veces como podemos. Por eso, este itinerario te permite que esos trabajadores se incorporen con una buena base”.

Además, señala de nuevo: “Hay una labor previa de selección, de gente que se interesa, de gente que quiere prepararse. Y eso también buscamos en las compañías, no solo conocimientos técnicos, también aptitudes y actitud. Que es la finalidad de este programa”.

La clave, en este caso, ha sido la implicación del clúster: “Nosotros somos socios de ATANA y ellos nos prestan este servicio, están pendientes de la formación y de todo el seguimiento. Porque hay una realidad y es que Navarra es demasiado pequeña para determinados temas, por eso es clave la canalización de esas necesidades de trabajadores a través de nuestra asociación”. Por eso, insiste en la importancia de la formación del programa desarrollado por CEN: “A nosotros, a menudo, nos cuesta encontrar a profesionales que nos vengan a dar cursos específicos. Son formaciones caras, pero rentables, así que, si se consiguen a través de estos programas y que se llegue a más trabajadores y a más empresas es bueno para todos. Por eso tiene mucho mérito haber articulado todo este itinerario“.

ASOCIADOS DE CEN

En la identificación de puestos y selección de empresas participantes, la Confederación de Empresarios de Navarra ha contado con la participación de las siguientes asociaciones empresariales: Asociación de Empresarios de la Madera de Navarra (ADEMAN), Asociación de Hostelería de Navarra (AEHN), Asociación Navarra de Empresarios del Transporte (ANET), Clúster TIC de Navarra (ATANA), Asociación de Empresarios de la Sakana (AES), Asociación de Empresarios de la Ribera (AER), Asociación de Empresarios de la Zona Media de Navarra (AEZMNA), cen-empleabilidad-3Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), Asociación de Ingenieros Técnicos Industriales de Navarra, Asociación Navarra de Talleres de Reparación de Vehículos (ANTRV), Asociación de la Industria Navarra (AIN) y Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL).

Hablamos con Nerea Corera, gerente de ATANA, el clúster de empresas TIC, que está formado por 53 compañías y valora muy positivamente este programa: “Porque se ha adaptado perfectamente a nuestras empresas, que son muy punteras y están en continuo progreso y cambio.

La implicación de esta asociación fue de principio a fin: “Ofrecimos a todos nuestros asociados la idea de este itinerario, hablamos con ellos, vimos qué necesitaban e hicimos dos propuestas de formación a la CEN en temas muy específicos de programación. Se trata de tecnologías muy solicitadas por las empresas, que tiene necesidad de incorporar nuevos perfiles profesionales y que nos decían que no encontraban”.

A partir de ahí, “nuestra labor fue de seguimiento del itinerario, tanto en la parte teórica que estaba a cargo del SNE, como por supuesto, cuando venían a la parte práctica a la CEN. También hemos hecho orientación a los desempleados en muchos aspectos, porque ejemplo, viendo sus objetivos y comparando con lo que las empresas están demandando, les ayudamos incluso a mejorar sus CV”.

La opinión de ATANA sobre el programa es muy positiva y destaca que los desempleados que han accedido a él “son unos privilegiados, porque acceden a una formación muy buena, que está subvencionada, que además les atiendes, les das pautas del mercado y les ayudas en todo lo que va surgiendo”.

METODOLOGÍA DE INTERVENCIÓN

Como vemos, desarrollar un itinerario de estas características no es sencillo, pero si el resultado es que, de momento, 176 de esas 331 personas que se formaron han encontrado trabajo, sin duda, merece la pena el esfuerzo.

“Sentimos una gran satisfacción en CEN por haber sacado a 176 personas del desempleo gracias al convenio con el SNE”, Carlos Fernández Valdivielso.

Curiosamente, esta idea no vino de fuera, sino que viene “de una reflexión personal”, nos explica Iradiel: “La idea surgió al ver los datos de desempleo en Navarra, 42.000 en aquel momento, y en España, alrededor de 4 millones. A la vez, había estudios hechos a nivel europeo que decían que 5 millones de puestos de trabajo estaban sin cubrir, porque no existía personal suficientemente cualificado para ellos. Así que pensamos que en Navarra tenía que estar pasando lo mismo, de hecho, estamos en contacto continuo con las empresas y, aunque hay desempleo, ellas nos dicen que no encuentran personas para contratar. Y de ahí surgió la necesidad, empezamos a preguntar a nuestras empresas… Y hasta aquí hemos llegado”.

Después de muchos estudios y reflexiones, los pasos estaban claros y nos los detalla el responsable de Calidad y Formación de CEN:

  • Definir el perfil del puesto de trabajo: Análisis sectorial y territorial, en el que nos hemos apoyado mucho en nuestras asociaciones.
  • Seleccionar empresas: Firmas del sector que se comprometen a acompañar, en la mayoría de los casos, a través de las asociaciones.
  • Organizar un itinerario: Para el que eran imprescindibles las empresas y sus necesidades. Ha constado de dos partes: teórica (formación que ha organizado SNE según lo que le hemos dicho) y práctica (que se han derivado a las empresas que han participado).Edificio CEN
  • Selección de candidatos: Aquí se contó con el Servicio Navarro de Empleo y, cuando no se cubrían las plazas, con las universidades o los centros de formación profesional. De todos los candidatos para cada puesto se seleccionó una media de 12 personas por puesto.
  • Iniciar el itinerario de formación. Ha durado seis meses en total, pero cada perfil ha llevado su tiempo y sus fechas, unos dos meses, otros tres… Esto ha dependido mucho de las necesidades de las empresas y, en este punto, los clústeres han estado en continuo contacto.
  • Intermediación laboral: Una vez completado el itinerario, desde CEN, trabajamos la intermediación laboral entre la empresa y el trabajador. Porque igual la empresa no necesitaba el trabajador en ese momento, sino en dos meses. Y por eso también los empleados van aumentando conforme pasan las semanas.

En total, han sido 331 participantes (40 por debajo de lo que debería haber sido), “no porque no haya desempleados, sino porque no cumplían los perfiles demandados. No se trataba de rellenar con gente esos puestos de trabajo, sino de cumplir las expectativas del demandante del puesto de trabajo”, explica Carlos Fernández Valdivielso, quien subraya que “en este caso, la colaboración público privada ha sido estrecha y muy fructífera”.

Sin duda, este programa, sobre el que ya se está trabajando para una segunda edición, ha tenido muy buena acogida entre los empresarios, una alta valoración por parte de los desempleados que han participado y una “gran satisfacción” en CEN, asegura su secretario general, por haber “sacado a 176 personas del desempleo en tres meses gracias al convenio con el SNE”.

To Top