martes, 17 octubre 2017

aenor-jornada-normas-calidad

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Las normas de gestión más utilizadas están siendo revisadas para adaptarse a los cambios actuales en el mundo empresarial. La ISO 2001, la norma internacional más reconocida y mundialmente implantada, se está revisando actualmente para seguir siendo la herramienta de apoyo a las empresas en su camino hacia el éxito y la mejora de la competitividad. Por este motivo, AENOR ha presentado las modificaciones más significativas en unas jornadas celebradas en el Colegio de Médicos, de  Pamplona, ante un centenar de empresasrios y técnicos de calidad.

Esta nueva norma va a ser más accesible, fácil de entender y aplicable por cualquier organización”, señala Emilio Flamarique, director de la delegación en Navarra de AENOR. Los dos pilares esenciales en los que actualmente se gestiona todo sistema de calidad, esto es la gestión por procesos y la medición de la satisfacción del cliente, siguen siendo las bases para la nueva norma ISO 9001:2015. Según Flamarique “una de las novedades que incorpora la Norma ISO 9001:2015 es facilitar la integración con otros sistemas de gestión al incorporar una misma estructura, terminología y requisitos generales”.

ESTRUCTURA DE ALTO NIVEL

Ambas normas presentan novedades, como la aplicación de una nueva Estructura de Alto nivel común a todas las normas de sistemas de gestión para facilitar a las organizaciones su integración con otros sistemas de gestión de un modo más sencillo. “Cuando una norma está en proceso de renovación, se realiza un estudio para ver qué necesidades y expectativas de cambio hay. En este sentido, se ha visto la necesidad de que la Norma esté integrada con otros sistemas de gestión. Aunar lenguajes y requisitos comunes, realizar una estructura manejable con todas las normas”, señala José Antonio Gómez, Dirección Técnica de AENOR.

Así mismo, se ha visto la necesidad de que la norma esté integrada en los procesos de planificación estratégica y se ha demandado una mayor eficacia y eficiencia en las auditorías de certificación. Todo ello forma parte de las novedades aplicadas en estas normas.

Igualmente, como respuesta a esa demanda de las organizaciones, ISO ha creado un documento con aquellos requisitos o textos generales comunes a todas las Normas de Gestión. La norma obliga a adoptar esa estructura común y textos comunes e incorporar e integrar los elementos específicos de la norma que sean necesarios con el fin de facilitar la labor a las organizaciones.

ANÁLISIS DEL CONTEXTO

Un sistema de calidad  va a ser más eficaz si se tiene en cuenta el contexto que le rodea. Factores como la cultura de empresa, la situación económica, el entorno legal, la competencia tecnológica o los proveedores inciden de una u otra forma en nuestro sistema de gestión de calidad.

La Norma nos va a pedir que se identifiquen esos factores tanto externos como internos que pueden afectar a nuestro sistema de gestión e identificar a aquellas partes interesadas que pueden tener un impacto en nuestro sistema de gestión, es decir, en nuestro producto y clientes. Toda esa información deberá ser  utilizada a la hora de planificar nuestros procesos de gestión y deberá ser revisada periódicamente”, añade Gómez.

LIDERAZGO

Otro concepto nuevo que se incluye en la norma es el de liderazgo. Según la norma, los líderes son los responsables de encaminar a la organización al éxito con el compromiso que ello conlleva y esta cualidad personal también se quiere recoger. “Es difícil de medir este concepto personal pero el liderazgo se hace visible en la eficacia de la gestión de la calidad de una organización, se ve en las decisiones tomadas por la alta dirección. Cuando la alta dirección está presente en el día a día de un sistema de gestión de calidad, ocurre algo que sí es fácil de evidenciar y es que el sistema de gestión de calidad está alineado con la estrategia de la organización no sólo con la coherencia de los objetivos estratégicos sin o también en la definición de los procesos”, destaca Gómez.

Así mismo, la futura ISO 9001:2015 va a potenciar la gestión por procesos para ayudar a la eficacia en la gestión, su seguimiento y medición por medio de indicadores. “Es un modelo asentado en los sistema de gestión de calidad, por lo que se va a ver reforzado por el término de indicadores a la hora de llevar a cabo el seguimiento y medición de procesos”, apunta Gómez.

CONCEPTO DE RIESGO

También se debe destacar el término de riesgo que incorpora la norma, concepto que no debe confundirse con el de riesgos laborales. En este sentido, hace referencia a que toda organización debe identificar aquellos riesgos a los que se puede enfrentar en caso de no obtener los resultados previstos.

Cuando una empresa defina los procesos a seguir, deberá identificar en que escenarios los procesos no se cumplirán y planificar las acciones que en ese caso se llevarán a cabo. “Se trata de plasmar el efecto de la incertidumbre sobre el resultado deseado”, comentan desde AENOR. “Potenciar la aplicabilidad de la  Norma a todas las actividades es la máxima para la ISO 9001”, concreta Gómez.

NOVEDADES ISO 14001: 2015

Además de las novedades comunes con la ISO 9001, la ISO 14001:2015 incluye los conceptos de prevención de la contaminación, el uso sostenible de los recursos, la mitigación y adaptación al cambio climático, la protección de la biodiversidad y de los ecosistemas, etc.

La nueva norma da respuesta a la importancia creciente de la gestión ambiental al más alto nivel, como es el caso de los procesos de planificación estratégica. Se incorpora como nuevo requisito el “contexto de la organización”, que permite comprender las cuestiones importantes que pueden afectar positiva o negativamente a la forma en que la organización gestiona sus responsabilidades medioambientales.

La norma establece la obligatoriedad de determinar los riesgos y oportunidades que puedan afectar la planificación estratégica de la organización e integrar las acciones para abordarlos en la planificación y en la operativa del sistema de gestión ambiental.

El concepto de riesgo no es nuevo en la ISO 14001.  En la nueva versión, la acción preventiva forma parte de la planificación estratégica y operativa de la organización. “Desaparecen las acciones preventivas de la versión actual y el riesgo se contempla no sólo como concepto negativo, sino como generador de oportunidades”, señala Cristina Alonso, Técnico de Certificación de AENOR.

 

En la imagen, Emilio Flamarique, delegado de AENOR en Navarra, Cristina Alonso, técnico de AENOR, y Jose Antonio Gómez, dirección técnica de AENOR.

To Top