jueves, 23 noviembre 2017

Mintxo Uztarroz, de Feel&Bike, atiende a un potencial franquiciado en su stand. (FOTO: Víctor Rodrígo).

Mintxo Uztarroz, de Feel&Bike, atiende a un potencial franquiciado en su stand. (FOTO: Víctor Rodrígo).

Embarcarse en un proyecto empresarial consolidado, con garantías y con el asesoramiento y apoyo de una gran marca es lo que buscaron ayer las más de 200 personas que acudieron al primer encuentro EmprendeFranquicia, organizado por NavarraCapital.es en Baluarte y patrocinado por el Servicio Navarro de Empleo y Laboral Kutxa. Allí pudieron conocer de primera mano la oferta de una veintena de enseñas que han puesto los ojos en el mercado navarro, en el que aspiran a entrar en los próximos meses.

Según el informe La franquicia en España de 2017, elaborado por una de las entidades colaboradoras de este encuentro, la Asociación Española de Franquiciadores, en Navarra hay presentes once enseñas, que cuentan con 320 locales y facturan 50,3 millones de euros. Aún hay cabida para muchas más, según los expertos, sobre todo, si se tiene en cuenta que a nivel nacional el número de enseñas ha crecido un 5,3% en el último año hasta alcanzar las 1.298 enseñas.  

BELLEZA Y HOSTELERÍA

Marcas de hostelería consolidadas compartieron espacio con otras de deporte y salud que apenas han echado a andar. También hubo representación de áreas como la gran distribución, la formación, el bienestar y la moda y complementos. Entre ellas, Luxenter, firma dedicada a la joyería en plata y acero con cuarenta años de experiencia a sus espaldas. “Tenemos más de 1.200 puntos de venta, 800 de ellos en España, y desde hace cuatro años estamos haciendo un esfuerzo por abrir tiendas monomarca. Tenemos ya 14 propias y 26 franquicias. Este año 2017 vamos a abrir en total 14 tiendas, todas ellas franquicias”, recalcaba Pedro Relaño junto a su stand.

emprende-franquicia2017-131

La marca quiere abrir dos de ellas en Navarra el próximo año. “Tenemos preferencia por centros comerciales, bien en formato quiosco o en tienda”.  La inversión, incluido el canon, rondaría los 35.000 euros, en el primer caso, “pero antes de abrir nada, hacemos un plan de negocio para ver si la tienda sería rentable o no. Si no lo es, no se abre. Preferimos ir poco a poco que tener que cerrar porque se ha hecho deprisa”, añadía.

En Navarra hay un total de 11 franquiciadoras que facturan 50,3 millones de euros, según el informe “La Franquicia en España 2017”.

Otra enseña que busca hacerse un hueco en Navarra el próximo año es Ribs. Esta cadena de restaurantes ambientados en Estados Unidos y especializados en  comida texana quiere traer a Pamplona uno de sus restaurantes.

“Ofrecemos un modelo de negocio testado y consolidado, con más de cuarenta años de historia, y, sobre todo, un soporte 360º, en el que ayudamos al franquiciado en la búsqueda de financiación, en la búsqueda de local y damos apoyo en la formación y en la gestión diaria del negocio”, apuntaba José Manuel Martínez.

Apostar por esta marca, sin embargo, requiere cierto colchón económico. La inversión total, llave en mano, rondaría los 650.000 euros. Sobre todo, porque un restaurante de estas características requiere un local de al menos 400 metros cuadrados. Desde luego no está pensado para el autoempleo ni tampoco suele ser una primera experiencia empresarial”, añadía.

“Es fundamental que les guste lo que hacen, que les guste el producto que vendemos. Si no, difícilmente podrán llevar con éxito la franquicia”, IceWave.

Una línea similar sigue el Grupo Vips, que incluye Vips y Gino’s, cuyas inversiones pueden oscilar entre los 350.000 y los 500.000 euros, tal y como explicaba Luis Miguel Burgaz, director comercial de franquicias del grupo.

“Queremos seguir creciendo con las franquicias que tenemos ya aquí en Pamplona y acercarnos al centro de la ciudad, pero no cerramos la puerta a entrar en localidades como Tudela”, reconocía durante la jornada en la que encontró “un público muy receptivo, interesado y curioso”.

emprende-franquicia2017-181

Más económica y más enfocada al autoempleo es la oferta que presentó IceWave, un nuevo modelo de heladería en la que el helado se hace “al momento, de cara al cliente, con fruta fresca y en un auténtico show”, describía Francisco Serrano.

“Es un producto novedoso y creemos que tiene cabida en Navarra. Es algo distinto a la heladería tradicional, además, tenemos un segundo producto, el crepe, que ayuda a seguir facturando en invierno, frente a esas otras heladería que cierran esos meses. De hecho, el 40% de lo que facturamos durante todo el año proviene del crepe. Para Serrano, lo básico para convertirse en franquiciado es “tener ganas”.

Sus responsables son claros. Ribs planea tener un establecimiento en Navarra este año o el que viene.

“Es fundamental que les guste lo que hacen, que les guste el producto que vendemos. Si no, difícilmente podrán llevar con éxito la franquicia”.

Al margen de eso, la inversión inicial pasaría por unos 45.000 euros, incluido el canon de entrada, al margen del local. “Estamos ya en Madrid y Barcelona, también en Sevilla, Palma y recientemente Salamanca. Ahora toca Pamplona”, animaba.

DE NAVARRA AL MUNDO

Entre la veintena de franquicias que se dieron cita ayer había una especial; una distinta. Era Feel & Bike. A diferencia del resto, ésta tiene genes navarros y lo que busca ahora es crecer en el resto de España.

El ideólogo de este nuevo negocio basado en el deporte, la medicina deportiva y la nutrición es Mintxo Uztarroz. “Todo empezó en 2013, cuando me quedé en paro. Trabajaba en una empresa de tabiques para la construcción y, con la crisis, nos fuimos a la calle. Pero para entonces ya llevaba cinco años como instructor de ciclo indoor y vi algo que no sabía que tenía: una actividad que me apasionaba. Así que fui a por ella”, rememoraba con ese brillo en los ojos reflejo de la emoción de crear algo y verlo crecer.

emprende-franquicia2017-140

Con el apoyo económico de la familia y de Laboral Kutxa su sueño se hizo realidad. Ahora tienen un centro en Pamplona y otro en Madrid, y un programa  de investigación sobre deporte y enfermedades cardiovasculares en marcha. “Tenemos la tecnología más avanzada del mercado, un equipo humano potente y, sobre todo, sencillez. No hemos perdido nuestra máxima que es mimar pero desde un punto de vista científico”, explicaba. Y precisamente ese concepto es el que buscan exportar ahora.

Para Mintxo Uztarroz, de Feel & Bike, la clave es “ir andando, con pasión y vocación absoluta”.

“Hemos recibido muchas más visitas de las que esperábamos. Si todo va bien, nos plantearemos franquiciar en Pamplona y en Valencia, de momento, y llevan tiempo pidiéndonos llegar a Bilbao y San Sebastián. Pero lo haremos con cuidado; no queremos que se desvirtúe la marca, queremos que los impulsores de los nuevos centros se sientan partícipes, como si lo hubieran creado ellos mismos”, insistía Uztarroz, para quien el truco para crecer es “ir andando, con pasión y vocación absoluta”.

A la cita en Baluarte acudió también BeFranquicia, una asesoría especializada en la prestación de servicios a franquicias y franquiciados; “desde ayudar a las empresas a desarrollar el modelo de franquicias hasta ayudar a los emprendedores a encontrar la franquicia que más se ajuste a su perfil, pasando por apoyo a la captación de inversores y de franquiciados”, explicaba Carlos Bueno. Para él, el mercado navarro aún tiene mucho que ofrecer.

emprende-franquicia2017-139
To Top