jueves, 19 octubre 2017

asamblea-anel2016-2-19

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

La Asamblea general de la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, ANEL reunió este viernes a más 250 personas entre una amplia representación del mundo institucional, económico y social, con presencia de organizaciones empresariales, sindicales y de todos los grupos del arco parlamentario navarro, así como de cooperativas y sociedades laborales y de entidades de Economía Social. En dicho foro, su presidente, Ignacio Ugalde,  ha destacado que “cooperativas y sociedades laborales demuestran cada día que se puede competir en el mercado sin renunciar a los valores. Cada persona tiene capacidad de decisión” lo que genera sentimiento de pertenencia y un fuerte compromiso con el entorno. Ugalde ha realizado, igualmente, un reconocimiento al esfuerzo y la responsabilidad demostrada por este modelo de empresa. “Cooperativas y sociedades laborales reinvierten en sus proyectos y los capitalizan. Constituyen un necesario antídoto contra burbujas y deslocalizaciones“, ha dicho.

Así, el presidente de ANEL, ha recordado que “en Navarra, cooperativas y sociedades laborales no solo han alcanzado la plena recuperación del nivel de empleo anterior a la crisis, sino que lo han superado“. Frente a la creciente precariedad, más del 80 por ciento del empleo de cooperativas y sociedades laborales es indefinido, ha subrayado.  Además, Ugalde se ha referido a la importancia de fomentar el emprendimiento colectivo, ya que antes de la crisis la creación de empresas de Economía Social representaba únicamente el 3,4 por ciento del total. En el año 2015 ese porcentaje casi se triplicó, llegando al 9 por ciento. Una progresión que ha continuado en 2016, así “en los meses de enero y febrero en Navarra se han constituido 169 empresas de las cuales 21 fueron cooperativas y sociedades laborales,  o sea, el 12,5 por ciento”.

Además, el presidente de ANEL se refirió a la necesidad de generar espacios de trabajo que superen las fronteras. “Empresas y entidades de Economía Social de diferentes países compartimos valores comunes. Es el momento de trabajar juntos para contribuir a un desarrollo más equilibrado en Europa“, añadió.  Entre los objetivos que se plantea ANEL está contribuir a que Navarra se siga consolidando como una comunidad de referencia en Economía Social. La presencia, por vez primera, de la Economía Social en el Consejo del Servicio Navarro de empleo ha supuesto un hito, porque es “un reconocimiento del esfuerzo que están realizando nuestras empresas a la hora de crear empleo de calidad“.

EN SOLIDARIO, NO EN SOLITARIO

asamblea-anel2016-14Ese esfuerzo también ha sido reconocido por la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, que ha alabado la labor en este sentido de ANEL. “Compartimos la importancia de la economía social para el desarrollo de nuestro territorio y reiteramos nuestra clara apuesta desde el pleno convencimiento de que el cooperativismo es un valor a preservar y a fomentar”. Barkos ha destacado que la economía social tiene que ver con la transparencia, con la equidad, con la autorresponsabilidad, con la democracia y la solidaridad. Por eso, “la difusión y el apoyo de los valores cooperativos oco el de la eficiencia solidaria fomentan la capacidad emprendedora y el empleo estable y de calidad al tiempo que vincula el crecimiento económico a la cohesión social y a una forma de construir un mundo más participativo y más democrático, en definitiva más justo, diferente y mejor”.

La presidenta se ha sumado a las palabras de Palencia en cuanto a la importancia de trabajar “en solidario, no en solitario”, que promueve el modelo cooperativista, un modelo que como también ha indicado Barkos, “ha sido capaz de soportar la crisis mejor que otros modelos más tradicionales y que incluso ha sido  capaz de generar empleo”.

El encuentro ha servido, también, para que la presidenta haya informado de la reciente renovación del convenio con ANEL que consiste en la promoción, el  fortalecimiento y la sostenibilidad de la economía social en Navarra y ha recordado que gracias a la iniciativa de ANEL, tenemos en nuestra comunidad una nueva Ley foral de microcooperativas de trabajo asociado al que ha calificado como un paso importante y buena vía para elegir a la hora de constituirse los emprendedores.

[ot-gallery url=”http://www.navarracapital.es/gallery/asamblea-anel-2016/”]

CORPORACIÓN MONDRAGÓN

La Asamblea General de ANEL finalizó, por su parte, con la ponencia titulada “Sector Automoción: arraigo local, dimensión global”  a cargo de Juan Mari Palencia, vicepresidente del Grupo Mondragón quien destacó que “hoy día, la automoción es un sector vital, en el que las empresas están haciendo apuestas clave. Un sector heterogéneo y complementario que estructura una sólida cadena de valor”.

El sector de la automoción representa a nivel estatal el 10 % del PIB. Tiene en el conjunto el país, más de 2 millones de empleos directos e indirectos, con un nivel de calidad del empleo alto en el que más del 85% son contratos indefinidos. Con 15 Centros Tecnológicos y 10 Clústers, el sector de la automoción ha invertido durante los años de crisis más de 1.200 millones de euros en I+D, porque, según ha destacado , “la innovación es vital y uno de los elementos competitivos para la cooperación”. A nivel nacional, en los últimos diez años, los fabricantes del sector de automoción han realizado inversiones por valor de 4.200 millones de euros y los fabricantes de componentes más de 12.600 millones en renovación de las plantas para adecuarlas al modelo competitivo global. “Realmente se están realizando acciones que hacen que este sector sea competitivo”.  Según señaló Palencia,  el sector de la automoción forma un gran ecosistema con empresas y pymes que representan una gran cadena de valor. “Éste es uno de los factores por el que las firmas extranjeras se instalan aquí, porque hay un tejido empresarial que soporta ese proceso de fabricación”.

ARRAIGO CON VISIÓN GLOBAL

asamblea-anel2016-2-2El tejido empresarial del sector de la automoción en España es muy importante. Existen 17 plantas de fabricantes, más de mil empresas fabricantes de componentes y en el que podemos decir que reúne todos los aspectos para ser un sector estratégico también aquí en Navarra. El sector de la automoción es un sector en crecimiento y cambio continuos, pero “con la paradoja de que en España no hay ningún centro de decisión de automoción. Todos los fabricantes de automoción del mundo tienen plantas aquí pero el centro de mando no está en nuestro país. Entonces ¿dónde está el arraigo?   Las cooperativas tenemos  arraigo pero también  tenemos una visión global importante”, ha subrayado Palencia.

Grupo Mondragónse divide en cuatro áreas: Industria, distribución, conocimiento y finanzas. Dentro del área de industria, ha generado 5.000 millones de euros en ventas. El 72% de estas ventas son internacionales y el 35% de las cooperativas están dedicadas a la automoción. “Cuando hablamos de la importancia del arraigo de una cooperativa, tenemos que destacar que la inversión que se llevó a cabo en  2014 dentro del plan de mejora estratégica, se realizó aquí, en las plantas de Fagor Ederlan Tafalla o Mapsa en Navarra, donde en este periodo de planificación estratégica que va a finalizar, se invirtió más de 60 millones de euros en adecuación de las plantas para responder a los retos tecnológicos que necesita el sector”.

Así mismo, Palencia ha señalado que el sector tiende a padecer un cambio en los hábitos de consumo. ”No sabemos cómo van a ser los automóviles del futuro pero todo apunta a que serán autónomos, conectados, sin emisiones… y eso requiere de alianzas y cooperación con empresas de las TIC´s. Hay que seguir innovando”.

COOPERATIVA: POR EL BIEN COMUN

Grupo Mondragón es un conjunto de cooperativas, todas ellas soberanas e independientes que intercooperan para ser más eficaces desde el punto de vista global. “Sobre todo, lo que compartimos es una clara voluntad de transformación social”, ha señalado el vicepresidente del Grupo Mondragón. El modelo cooperativo, según Palencia, es una persona=un voto “y eso lo llevamos a todas las acciones. Pero no estamos pensando solo en el bien de esa persona o socio cooperativista sino que pensamos por el bien del proyecto común. Por eso siempre decimos que el principal socio no es el socio sino la cooperativa”.

Durante los años de crisis, Grupo Mondragón ha analizado el modelo de economía social y han comprobado que “el modelo cooperativo es el que da mejor respuesta a las necesidades que tiene la sociedad.  Los valores principales de una cooperativa son autoexigencia, corresponsabilidad, solidaridad, inter-cooperación y transformación social. Y en esos valores creemos. Desde el punto de vista de innovación social, Palencia ha señalado que la cooperación debe de ser un referente, para juntos, hacer proyectos importantes. “Desde el punto de vista organizativo, buscamos mayor cooperación a través de proyectos tractores, aquellos que tratan de configurar las competencias de cada una de las cooperativas que forman el grupo  para poder ofrecer una oferta mayor al mercado. En la Corporación Mondragón, tenemos que generar proyectos para generar negocio”.

Palencia también ha destacado la noción de Legado. “En Grupo Mondragón tenemos la conciencia de dejar un país, una sociedad mejor para las generaciones venideras. Ése es el fundamento de nuestro modelo. Tiene que tener sentido lo que hacemos, no sólo desde el punto de vista como negocio”. La innovación es esencial para el cooperativismo  y en este sentido, salud, bienestar y envejecimiento son sectores en los que Grupo Mondragón quiere estar presentes.

 

To Top