jueves, 23 noviembre 2017

El Huertico, Gorka Cirauqui

Huerta de Peralta, empresa agrícola nacida en 1987, decide en el año 2003  dar un giro y empezar a producir productos de cuarta gama (hortalizas/ ensaladas envasadas listas para ser consumidas). Bajo la marca comercial de “El Huertico”, es una de las pocas empresas que llevan a cabo todo el proceso productivo: desde la semilla hasta la comercialización de las bolsas con el producto preparado.

La firma siempre había enfocado su venta a retail y gran distribución pero en los últimos años, se están introduciendo en el mundo de la hostelería con su producto estrella: “los brotes tiernos”.

“Es lo que requiere el consumidor de hostelería de gama media-alta. Son brotes muy tiernos con muy buen paladar que llevan un proceso productivo muy especializado porque son muy frágiles. Tanto el cultivo como el lavado y secado de la planta, son procesos muy delicados y diseñados específicamente para ello. Nosotros conseguimos dar una calidad y una duración del producto mayor que la competencia”, explica Gorka Cirauqui, director comercial de “El Huertico”.

EL HUERTICO 2016 imagenesAdemás, este tipo de producto corresponde a los cambios de hábitos que se están llevando a cabo en la sociedad. “Antes era inconcebible  comprar una ensalada así, preparada, y hoy es lo más normal del mundo”, comenta Cirauqui. Las prisas, los horarios, y también la concienciación de la comida sana, hacen que este tipo de productos sea una muy buena solución y esté teniendo tanto éxito.

Se trata, por lo tanto, de un importante cambio de mentalidad para que el  Huerta de Peralta está llevando a cabo una serie de mejoras en su industria con las que ampliar sus instalaciones y la calidad de su producción. Por un lado, la empresa agrícola, posee más de 65 hectáreas de cultivo en invernadero y otras mil de cultivo exterior. En ese momento, se encuentran a punto de culminar la ampliación de 33 nuevas hectáreas de invernadero lo que supondrá un aumento de aproximadamente unas 1.300 Toneladas más al año de producción de diferentes tipos de brotes tiernos.

El invernadero, aunque tendrá otras aplicaciones, estará destinado en principio, al cultivo de brotes tiernos. Las obras durarán aproximadamente entre un año y año y medio. “Pero como se va a ir haciendo por fases, esperamos que la primera fase esté operativa en unos días. Esto serán unas 7’5 hectáreas”, argumenta Cirauqui. La inversión total asciende a 4 millones de euros ya que, además del invernadero también hay que añadir la adquisición de nueva maquinaria.

ÚLTIMA TECNOLOGÍA PARA LOS BROTES TIERNOS

Así mismo, la firma se encuentra terminando de proyectar la fábrica en una nueva instalación de 4.000 metros cuadrados que acogerá toda la zona de producción. Poco a poco se irá traspasando la actual fábrica a la nueva. “Esto está motivado por el déficit de espacio actual que tenemos en las instalaciones y para conseguir mejorar la calidad de éstas. La calidad alimentaria es muy importante y debemos conseguir la máxima posible durante el proceso de producción”, explica Cirauqui.

El Huertico de PeraltaLa subvención otorgada por el Gobierno foral por un importe de 283.000 euros fue destinada a mejoras que ya se llevaron a cabo el año pasado y que han finalizado recientemente. La empresa ha construido una nueva línea de producción, y ha llevado a cabo la ampliación de cámaras frigoríficas y nuevas oficinas y vestuarios. Esta nueva línea está destinada a la producción de brotes tiernos que engloba la fase  de desección, secado y embolsado con la última tecnología que hay ahora en el mercado. “Esta nueva tecnología junto con el hecho de que sea producto propio, producido por nosotros, nos permite que conseguir unas mayores duraciones en el producto final, ya que stamos hablando de productos con una reducida caducidad. Que el producto llegue en perfectas condiciones a los últimos días de caducidad es muy importante para nosotros”, destaca Cirauqui.

Por último, el director comercial de “El Huertico” quiere hacer un llamamiento a las administraciones públicas para que apoyen a las empresas que están llevando a cabo inversiones. “No tanto en lo que respecta a las ayudas económicas, sino a la necesidad de que se agilicen los trámites y permisos, porque hoy por hoy, es un lastre. Ya que la economía no es muy boyante hoy en día, las empresas que quieren invertir necesitan que estos procesos se agilicen”, finaliza.

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

To Top