viernes, 25 mayo 2018

Juan Avellaneda, entre lo estrambótico y lo clásico

La irrupción de Juan Avellaneda en la moda masculina se ha vivido como un soplo de aire fresco. Su concepción libre de la sastrería, donde mezcla el corte clásico y elegante con materiales como las lentejuelas o los brocados, ha provocado un impacto al que han sucumbido gente como el Rolling Stone, Ronie Wood, el futbolista Pablo Puyol, el empresario Aldo Comas o el aristócrata Jaime de Marichalar, una miscelánea de personajes que dan una idea del público tan diverso al que llega el nuevo mensaje que Avellaneda quiere presentar al hombre.

Redacción
Madrid - 17 febrero, 2018

Diseñador español Juan Avellaneda.

Diseñador español Juan Avellaneda.

Inmerso en su nuevo proyecto televisivo, Juan Avellaneda saca unos minutos para atender a VanityCapital. Hablamos cara a cara en exclusiva con el sastre más de moda.

¿Cómo definiría su concepción del hombre?

Siempre he dicho que el hombre Avellaneda es aquel que tiene un estilo de vida ‘disfrutón’, contemporáneo, sensible y sofisticado y que, por tanto, tanto su ropa como la decoración de su casa y todo lo que le rodea respira la misma esencia. Quería coger esa idea y plasmarla en Avellaneda para que diera como resultado piezas atemporales que se adaptaran a las necesidades del día a día de esos hombres partiendo de piezas clásicas sin renunciar ni a la calidad ni al toque contemporáneo.

Juan-Avellaneda-Colaboracion Guell Lamadrid

¿Cómo ve la recepción que ha tenido esa concepción en el sector masculino?

Creo que había la necesidad de que una firma hiciera cosas a medio camino entre lo estrambótico y lo clásico y ese es el tipo de público al que pretendía llegar con Avellaneda. Además también que valoraran las piezas clásicas pero totalmente reintepretadas, ya sea en tejidos o en patrones

¿En qué ha radicado su éxito?

En mucho trabajo, sin duda. También debo reconocer que el mundo de las redes sociales me ha ayudado a dar a conocer mi firma.

Hemos visto a varias mujeres llevar sus prendas, ¿se plantea una colección femenina?

Se está planteando, pero seguirían siendo los mismos patrones que utilizo para hombre adaptados a la silueta femenina. Habéis podido ver a Nieves Álvarez en mi Instagram (@avellaneda_eu) y como podéis ver la estética es la misma que presento en hombre.

Lleva poco pero ya ha presentado joyería, papeles de pared… Ágatha Ruiz de la Prada decía que ella no pararía hasta poder tener una línea de preservativos, ¿usted qué desearías diseñar?

La verdad es que estoy abierto a cualquier cosa. Me encantan los retos y todas las colaboraciones que he hecho han llegado de forma natural y en el momento adecuado. De todas las cosas que he diseñado he aprendido algo, así que veremos lo que nos depara el futuro, que espero sean muchas más sorpresas. De momento preservativos no me planteado pero sí que de repente me apetecería decorar algún espacio o crear algún mueble.

PRESENTACIONES

Todavía no hemos visto ningún desfile suyo, ¿llegará?

Algún día… pero siempre he dicho que para empezar lo mejor son las presentaciones. Ahora presentamos dos veces al año en París y, con tantos proyectos sucediendo a la vez, cada vez que llegamos a la presentación me parece una locura.

Entre su clientela cuenta con destacadas personalidades internacionales. La primera vez que descubrió una de esas fotos, ¿qué sintió?

¡Muchísima emoción! Sientes que tu trabajo es apreciado por gente que tú admiras.

En poco tiempo se ha convertido en una personalidad muy destacada, ¿cómo se afronta esta nueva situación? ¿Se ha visto desbordado en algún momento?

La verdad es que han cambiado muchas cosas, pero lo importante sigue igual solo que con muchísimo más trabajo. A veces echo la vista atrás, miro todo lo que he podido llegar a hacer en un mes y alucino. Parece que no se llega a todo, pero con positivismo, trabajo y mucho esfuerzo siempre se consigue.

JUAN-AVELLANEDA-MONTBLANC

Entrar en un programa como ‘Cámbiame’ debió ser una decisión muy ponderada, ¿por qué decidió dar ese paso? ¿Cuánto tiempo le llevó dar el paso?

Fue una decisión meditada porque comporta que me tengo que trasladar a Madrid a trabajar toda la semana y que no puedo estar trabajando en mi firma, pero por suerte confío en que mi equipo lo va a sacar todo para adelante, junto conmigo por teléfono o ‘FaceTime’. Así que sí que tuve que pensarlo, pero dejé a un lado todos los prejuicios. ¿Por qué en Estados Unidos un diseñador puede tener un programa de televisión y aquí no?

Ha dicho que te maravillan los 70, ¿cómo se plasma eso en su ropa?

Brillos, hombreras, colores vibrantes, pantalones de talle alto… de hecho toda la última colección que presenté en París en enero se inspiró en esa época. Creo que el arte, la cultura, la música y la ropa de los 70 es una fuente inagotable de inspiración. Me parece que fue la época más divertida y chic que ha existido. Los 50 también pero eran más encorsetados, los 70 eran libertad diversión sofisticación y chic.

JUAN-AVELLANEDA-preview

Adelántenos unas pinceladas de su nueva colección.

Se inspira en las noches parisinas de esa época y en personajes como Jacques de Bascher. No obstante, soy un fiel defensor del mediterráneo por lo que también se pueden encontrar referencias a Dalí como el motivo de una langosta bordada en unos jeans estilo la fotografía de Cecil Beaton o en el costado de la americana de un esmoquin.

Un proyecto como Avellaneda, con unos materiales y unas prendas tan cuidadas, ¿cómo se plantea a nivel comercial?

Intentando buscar el público adecuado para cada tipo de prenda. Entiendo que no todo el mundo quiera un esmoquin de lúrex con cristales de Swarovski para su día a día, pero sí un traje a medida de un tejido de Loro Piana con un pequeño twist para ir al trabajo o una camisa de nuestra colección de ‘must have’.

¿Cuesta convertir el éxito social en éxito de ventas?

Por supuesto. Las ventas siempre son complicadas por lo que comentaba antes de buscar el público adecuado, pero lo importante es tener un ‘business plan’ que adecúe ese éxito social y que siempre vaya acompañado de la parte financiera y mucho, mucho trabajo, pasión y dedicación. Paulo Cohelo decía que si anhelas algo con todo tu corazón el universo entero conspira para que lo puedas lograr, pues en ello estoy.

Un reportaje para VanityCapital de José Luis Diéz.


To Top