martes, 17 octubre 2017

MECACONTROL

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Comenzó siendo un taller de mecanizado puesto en marcha en Cascante por dos socios que ofrecían sus servicios a los clientes de zonas cercanas, Pamplona y Zaragoza. Hoy, cuando va a celebrar su 25 aniversario la firma Mecacontrol, dedicada a la fabricación de piezas plásticas y metálicas para la automoción y obra civil, cuenta con más de 300 empleados divididos entre su fábrica central en Cascante (dos plantas), además de dos en Burgos, otra en Linares (Jaén), y otra en Polonia.

Mecacontrol fabrica moldes de fundición tanto de aluminio como de plástico e inyección de plástico.  Trabajan para automoción (elaborando piezas para salpicaderos, retrovisores, asientos, faros, etc.) y para línea blanca (electrodomésticos).

TODO COMENZÓ EN UN TALLER

Antonio Ullate, fundador de la empresa es maestro industrial. Hace 5 años creó un taller de mecanizado junto con el que era su socio, Ignacio Salvatierra. Entonces, trabajaban sobre plano y piezas en general. Con el paso de los años, se introdujeron en la fabricación de moldes de inyección de plástico.

En 1992, Antonio se queda solo al frente del taller. “Los primeros años fueron más o menos fáciles porque en los años 90 en España había trabajo, no había problemas de financiación, sólo había que adaptarse. El único objetivo era trabajar para uno mismo y llevar el negocio adelante. Han sido los propios clientes los que nos han empujado y animado con nuevas formas de trabajar. Gracias a sus exigencia e ideas, nos han ayudado a crecer”, Antonio Ullate, fundador y gerente de Mecacontrol.

Gracias a ello se crea la inyección de plástico en Mecacontrol. Un cliente al que Mecacontrol le realiza un tipo concreto de molde, les pidió que lo probaran en sus instalaciones antes de llevárselo a su empresa. “Compramos dos máquinas de inyección de plástico para probar esos moldes y a partir de ahí, decidimos buscar más clientes para optimizar la inversión”, añade Ullate.

En un principio, se ubicaron en una nave de alquiler hasta el año 1995, cuando se trasladan a una nave de 1.700 metros cuadrados, la cual enseguida se queda pequeña.”Entonces, se nos presentó la oportunidad de comprar unos terrenos en Cascante que salían a subasta”, comenta Ullate.

IMPLANTACIÓN EN POLONIA

Esfuerzo, trabajo y sacrificio han sido las bases para conseguir el gran crecimiento de esta empresa navarra. “Para mí, una semana de vacaciones o una paga extra son un lujo…”, destaca Milagros Rodríguez, esposa de Antonio y socia de Mecacontrol. Pero sin duda, aseguran que lo más duro ha sido la externacionalización, su implantación en Polonia. A partir del año 2005 aproximadamente, hay un boom de empresas con producto propio que se ubican en los países del este. A su vez, éstas arrastran a otras empresas de componentes del sector del automóvil. Y éstas, a su vez, necesitan empresas pequeñas de servicio, que les atiendan en una reparación, o en picos de trabajo muy alto, etc. “Entonces, nos empezaban a preguntar por el precio español, chino y del este de nuestros moldes. Ahí es cuando nos damos cuenta de la importancia de implantarse en algún país de esta zona de Europa, y comenzamos poco a poco nuestra implantación en Polonia”, explica Ullate.

PREMIO EMPRESARIO RIBERO

En el año 2011. Antonio Ullate fue galardonado con el Premio al Empresario Ribero. “No nos lo creíamos. Nos sorprendió mucho porque estamos tan centrados en nuestro trabajo que no nos lo esperamos. Creo que se le concedió por el arrojo que ha tenido en su vida. Es una persona muy inquita porque desde 1990 hasta el 2011 no ha parado de crecer y crecer. En nuestro entorno, ha sido el único que ha pasado de ser un taller de mecanizado a tener seis plantas”, explica Milagros.

La crisis también le ha tocado a Mecacontrol, y provocó que se tuvieran que llevar a cabo ERES, algo que Milagros asegura es “lo peor que te puede tocar hacer como empresario. Despedir a la gente es muy duro, pero cuando ves que es necesario despedir a diez personas para que veinte puedan mantener el puesto de trabajo… tienes que decidir”.

CUMPLEAÑOS ENTRE AMIGOS

Entre otras actividades, Mecacontrol colabora en proyectos de I+D con el CSIC y el INSIA (Instituto Universitario de Investigación del Automóvil), con el que ha llevado a cabo la elaboración de un coche todoterreno rango extendido semi-eléctrico que se presentó hace un año. “Ahí está la tecnología, ahora hay que esperar a ver si hay alguien interesado”, comenta Ullate. Mecacontrol sigue creciendo con ese espíritu emprendedor e imparable que posee Antonio, con  varios proyectos en mente que todavía no quieren adelantar.

El próximo 30 de abril Mecacontrol celebrará su 25 aniversario rodeado de empleados, clientes, exclientes, y autoridades “que tanto nos han ayudado cuando les hemos necesitado. Sobre todo, estaremos rodeados de amigos. Queremos agradecerles lo que han hecho durante todos estos años de trabajo”, culmina Ullate.

To Top