martes, 30 mayo 2017

paz-fernandez-3

Una información de Cristina Catalán para Navarra Capital 

Paz Fernández Mendaza (1960) directora gerente del Servicio Navarro de Empleo, SNE, es licenciada en Psicología por la Universidad de Valencia, máster en Dirección de Centros de Formación por el ESADEM de Madrid y Experto en Gestión de Empresas. Su vida laboral ha estado siempre ligada a la formación. Comenzó trabajando en el Instituto Nacional de Empleo, en cuyas oficinas de Pamplona trabajó entre 1986 y 1999.

Desde entonces desempeñó su labor, como técnico superior en el Servicio Navarro de Empleo y ha dirigido el Centro de Formación Iturrondo y del Centro de Referencia Nacional en Energías Renovables y Eficiencia Energética, Cenifer. Desde 2007 ocupaba la jefatura de la Sección de Centros Propios y Acreditación de Competencias Vía Experiencia del SNE.

Pregunta (P): ¿Cómo están siendo primeros meses en el cargo?
Respuesta (R): Han sido unos meses muy intensos. En principio, cuando me proponen la gerencia y teniendo un perfil técnico, pensé en este cargo como un trabajo enfocado en la gestión. Me parece una labor apasionante y cuento con la colaboración de mis compañeros. Es un momento de cambio donde el gobierno cuatripartito, en su ‘Acuerdo Programático’, incluye una serie de cambios para el SNE. Y ése es el área de trabajo en el que nos encontramos.

(P): ¿Cuáles son las áreas de mejora que usted en un principio pensaba introducir?
(R): Me parece esencial reforzar todos aquellos aspectos relacionados con la intervención pública referida a las agencias de empleo, centros de formación y sistemas de coordinación tanto interdepartamental como con otros agentes que intervienen y que forman parte del consejo de gobierno del SNE.

 esa idea de que “a mí no me llaman” hay que desterrarla, porque realmente, hay muy pocas ofertas de trabajo que salen a  la luz.

(P): ¿Qué modelo de agencia de empleo desean desde el SNE?
(R): El modelo de agencia de empleo que queremos está actualmente en un debate interno. Estamos analizando qué modelo de servicio de empleo deseamos para nuestros ciudadanos en los próximos años y qué tipo de formación necesitan empleados y empresas para hacer un mercado competitivo y trabajadores con una cualificación  que garantice esa calidad en el empleo. Debemos identificar qué nichos de mercado van a ser más demandados, qué perfiles profesionales buscan las empresas, qué competencias deben tener, etc., y con todo ese paquete de medidas, los desempleados estarán preparados para encontrar trabajo.

(P):¿En qué van a ir dirigidas esas mejoras?
(R): La idea del SNE como agencia de empleo es un modelo que no es real. El 80 por ciento de las demandas de trabajo no salen a la luz. Se cubren vía interna. Yo les llamo ‘las redes de proximidad’. Esas vacantes se cubren por conocidos, contactos… y sólo se hacen públicas un 20 por ciento. De ese porcentaje, en los últimos años, las redes sociales y portales de empleo en Internet han cobrado mucho auge. Por eso, esa idea de que “a mí no me llaman” hay que desterrarla, porque realmente, hay muy pocas ofertas de trabajo que salen a  la luz.

Nuestro papel fundamental, en este caso, es ofrecer las herramientas necesarias a las personas para que puedan acceder a un empleo o mejoren sus competencias laborales. Nosotros debemos preparar a los trabajadores para que puedan acceder al mercado laboral en las  mejores condiciones. Ya no hay una intermediación cien por cien del SNE como hace años porque la sociedad ha cambiado.

ITINERARIOS DE PROFESIONALIDAD INDIVDUALIZADOS

(P): ¿Cuáles son esas herramientas?
(R): Todas aquellas enfocadas a la orientación profesional, asesoramiento, técnicas de búsqueda de empleo, entrevistas, manejo de redes sociales, etc. Todo ello debe conducir a que la persona sea consciente de cuál es su nivel de competencia y conocer en qué es fuerte. Tener un diagnóstico individual en el que cada persona conozca aquello en lo que es competente, reforzarlo e identificar los aspectos de mejora. En ese caso, pasaríamos a la formación, que puede ser para conseguir un nivel de competencia mayor, o unas competencias de tipo transversal o más puntuales que mejoren su empleabilidad.

Por cierto, hay que recordar, que Navarra ha sido una comunidad donde no ha habido fraudes en cuanto a los cursos de formación. En nuestra región se ha controlado muy bien y son planes de formación de gran calidad, aunque haya puntos de mejora como en todo.

Nuestro objetivo es que para este año, cada persona tenga identificado su itinerario de profesionalidad para conocer su grado de empleabilidad. Esto requiere mucho trabajo y una reordenación del modelo, más aproximado al que tienen algunos países nórdicos o europeos como Alemania o Francia. Costará tiempo, pero hay que ir a por ello.

Por último, tenemos una serie de medidas enfocadas a la inserción laboral inmediata. Es decir, si una persona, por ejemplo, se plantea el emprendimiento, le ofrecemos los conocimientos necesarios para ello.

Estamos analizando qué modelo de servicio de empleo deseamos para nuestros ciudadanos en los próximos años y qué tipo de formación necesitan empleados y empresas para hacer un mercado competitivo y trabajadores con una cualificación  que garantice esa calidad en el empleo

COMUNIDAD CON MENOR TASA DE PARO

(P): Según los últimos datos de empleo, el paro ha aumentado en octubre en Navarra un 1,83 por ciento. ¿Qué lectura hace de estos datos?
(R): Todo lo que sea aumentar el desempleo no supone una buena noticia. Sin embargo, sí que debemos decir que octubre es tradicionalmente un mes de aumento del paro puesto que terminan muchos contratos estacionales de verano. Y en este sentido, este último mes ha tenido un comportamiento mucho mejor que en años anteriores, de hecho, ha sido el mejor octubre de los últimos años.

El problema no es sólo que haya subido el desempleo sino el tipo de empleo que se crea. Vemos que hay que hacer un esfuerzo mayor para conseguir un empleo más estable y de mayor calidad. Actualmente, tenemos en Navarra 41.996 desempleados, lo que supone una tasa de paro del 13.57 por ciento, según los últimos datos disponibles.

paz-fernandez-2(P): ¿Se está reactivando el empleo en Navarra?
(R): Respecto a los datos de Navarra referidos al III trimestre de la EPA 2015, cabe destacar que esta comunidad continúa siendo la que tiene menor tasa de paro del Estado, con un 13,57 por ciento y ha mantenido esta posición durante ocho trimestres consecutivos. En cuanto a la evolución interanual de dicha tasa, se aprecia un descenso de 1,35 puntos en relación con la tasa de paro del tercer trimestre de 2014. Además, la tasa de empleo ha aumentado en 0,77 puntos respecto a la misma de 2014, lo que implica un crecimiento interanual de la población ocupada.

También en términos interanuales, las personas paradas en Navarra han descendido un 9,31 por ciento en el tercer trimestre de 2014. La población ocupada ha aumentado un 1,48 por ciento respecto al mismo período, y la asalariada igualmente, ha aumentado un 2,45 por ciento. Por el contrario, quien trabaja por cuenta propia, ha descendido un 2,55 por ciento. Por tanto, con estos datos, no cabe crear alarma afirmando una tendencia al alza del número de desempleados en Navarra, sino que se trata de un dato estacional (el de octubre). Lo importante es que la tendencia anual desciende, ya que determina una mejor situación global.

Creo que el reto es adaptar los recursos que tenemos a las diferentes necesidades de las personas. En este sentido, no valen las medidas generales. Hay que apostar por tratamientos personalizados, enfoques más individualizados.

(P): ¿Cuál es el perfil del desempleado en nuestra comunidad?
(R): Los datos nos ofrecen una tendencia pero no podemos tratar al desempleado con un perfil único. En estos momentos es muy preocupante el desempleo existente en mayores de 45 años, sobre todo mujeres, donde hay muchas personas con baja cualificación.

Los procesos de intervención con esas personas deben ser diferentes a los que tenemos por ejemplo con los jóvenes. En este caso, tenemos dos perfiles de jóvenes, tanto con baja cualificación pero también con mucha cualificación. Creo que el reto es adaptar los recursos que tenemos a las diferentes necesidades de las personas. En este sentido, no valen las medidas generales. Hay que apostar por tratamientos personalizados, enfoques más individualizados.

(P): ¿En qué sectores hay actualmente más demanda de empleo?
(R): En Navarra, el sector industrial es un pilar importante aunque quizá no presente una gran demanda de empleo. Supone un 26 por ciento del empleo. El sector servicios emplea a un gran número de personas.

Ahora mismo, lo que estamos haciendo es alinearnos con aquellos sectores importantes para la comunidad foral, definidos en el anterior Plan Moderna, que los consideraba estratégicos para la economía navarra. Estos son el sector industrial, economía verde, salud y servicios a empresas.

MAYOR INTERVENCIÓN DEL GOBIERNO EN EL SNE

(P): ¿En qué consisten esos cambios inscritos en el Acuerdo Programático de cuatripartito que afectan al SNE?
(R): Principalmente, los cambios acordados hacen referencia al aumento de pluralidad dentro del consejo de gobierno del SNE, papel más determinante del gobierno en la toma de decisiones, separar los órganos de dirección y de gestión y llevar a cabo mejoras para conseguir estabilidad, transparencia, territorialidad en cuanto a los servicios de los ciudadanos.

(P): En cuanto a ese papel más decisivo por parte del gobierno foral que usted comentaba, el vicepresidente del gobierno, Manu Ayerdi, señaló recientemente su intención de modificar los estatutos del SNE para que sus decisiones no se tomaran como hasta ahora, por unanimidad, sino para que el gobierno tenga competencia para tomar decisiones en caso de no consenso. ¿Qué opina usted?
(R): En principio, soy defensora de los modelos de participación y en este caso los agentes sociales y económicos junto con la administración pueden hacer un papel importante dentro de las políticas de empleo. El modelo de participación tripartita (organizaciones sindicales, empresariales y administración), me parece correcto. Es cierto, que si hay casos de no consenso, debe ser el gobierno el que tome la decisión para evitar una falta de acción o regular la situación. Pero lo deseable es que haya una unanimidad en las decisiones.

MAYOR PRESENCIA SINDICAL Y EMPRESARIAL

(P): SNE ha señalado que va a darse cabida a la pluralidad sindical, incluyendo a ELA y LAB y dando entrada a organizaciones sindicales con un mínimo del 10 por ciento de representación…
(R): Sí. En estos momentos, tendrían cabida ELA y LAB y por la parte empresarial, el gobierno ha invitado a CEPES (Confederación Empresarial de Economía Social de Navarra) integrada por ANELUCAN,  Asociación CISAsociación Fundaciones de NavarraREAS Navarra. Además, contamos con la CEN como representación empresarial.

De esta manera, la parte sindical quedaría representada por UGT, CCOO, ELA y LAB y la parte empresarial por CEN y CEPES, pero de momento, este aspecto se encuentra en proceso, todavía no hay nada determinado.

Nos dirigimos a una sociedad del conocimiento y por lo que el valor de una empresa no sólo va a estar en los activos sino también en las personas y su conocimiento.

paz-fernandez(P): ¿Habría que hacer un llamamiento a las empresas a tener mayor participación?
(R): Creo que deberíamos mejorar y reforzar la relación con las empresas. Es importante conocer las necesidades que tienen las empresas pero también es muy importante que el mundo de la empresa se acerque al mundo de la formación para el empleo o la formación profesional. Cuando tengamos unos hábitos de trabajo conjuntos, nos vamos a enriquecer mucho porque vamos a formar trabajadores según esas necesidades y las empresas también pueden aprender de esos docentes, tendencias, metodologías, etc.

Las empresa también se encuentran en un proceso de cambio y por tanto, esa colaboración conjunta es vital y la formación es una pieza clave. Nos dirigimos a una sociedad del conocimiento y por lo que el valor de una empresa no sólo va a estar en los activos sino también en las personas y su conocimiento.

(P): Uno de los temas delicados con los que usted ha tenido que lidiar en estos primeros meses en el cargo, ha sido las críticas recibidas en torno  a los convenios con UGT y CCOO. El sindicato ELA, sin ir más lejos, ha instado al SNE a suprimir…
(R): Los convenios no dejan de ser un instrumento que tiene la administración para la realización de determinadas actividades. Es decir, en aquellas áreas a las que el gobierno no llega con medios propios a dar un servicio concreto a la ciudadanía, los convenios son necesarios. En principio,  cuando yo llego al cargo, estos convenios ya existían. Yo en aquel momento consideré no suprimir esos convenios porque ya estaban firmados, habían pasado por el Parlamento y legalmente, han pasado todos los informes jurídicos.

No hay atisbos de ilegalidad por ningún lado. Otra cosa es que gusten más o menos esos convenios. No se puede hablar de fraude cuando no lo hay.

(P): ¿Qué otros objetivos estratégicos os habéis marcado en el SNE?
(R): Un área importante en la que trabaja el SNE es potenciar el empleo de aquellas personas con necesidades especiales a través de los centros especiales de empleo y los centros de inserción socio laboral. Se ha hecho un esfuerzo importante porque siempre ha sido una política de empleo infradotada de recursos y esto generaba incertidumbre. Para el 2016 se han asegurado las partidas necesarias en esta área para poder dedicar nuestro tiempo a políticas de innovación que nos permitan avanzar. También hemos reforzado la contratación de estas personas por entidades locales.

Otro de los objetivos estratégicos es impulsar el emprendimiento. Estamos analizando qué ayudas se van a proporcionar a los emprendedores y cómo impulsar la obtención de microcréditos por parte de los emprendedores como un apoyo al desarrollo de su actividad.

(P): ¿Con qué sensación desearía terminar en el cargo?
(R): Me gustaría dejar un SNE que fuera referente para los navarros porque si no, no tendríamos razón de ser. Nos gustaría que los navarros verán que ofrecemos un servicio de calidad y cercana.. ser referencia en política de  empleo.

To Top