jueves, 23 noviembre 2017

Pipas de girasol tostadas y saladas, objeto de investigación entre la UPNA y la empresa Grefusa.

Pipas de girasol tostadas y saladas, objeto de investigación entre la UPNA y la empresa Grefusa.

Investigadores de la Universidad Pública de Navarra, UPNA y de la empresa valenciana Grefusa han desarrollado pipas “más nutritivas“.

En concreto, su trabajo ha permitido el desarrollo de una nueva tecnología para procesar y elaborar pipas de girasol tostadas y saladas que mejora su calidad nutritiva, al poderles incorporar vitamina E y minerales. Igualmente, esta innovación le permite doblar su vida comercial.

La investigación ha sido posible gracias a los 142.000 euros aportados por el Ministerio de Economía dentro del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de la Innovación 2013-2016.

Durante cuatro años, Teresa Fernández, Idoya Fernández y Juan Maté, investigadores de Instituto de Innovación y Sostenibilidad en la Cadena Agroalimentaria IS-FOOD de la Universidad Pública de Navarra, y Luis Martínez, técnico de Grefusa han liderado esta línea de trabajo de la que ha surgido esta nueva variedad de “pipas nutritivas”.

Cabe recordar que Grefusa es una empresa familiar, fundada en 1929 y con sede en Alcira (Valencia), que está especializada en la elaboración de frutos secos y “snacks” de cereales bajo marcas como “El Piponazo”, “MisterCorn” o “Snatt’s”.

Esta nueva tecnología para el procesado y elaboración de pipas de girasol tostadas y saladas permite, además de incrementar las propiedades nutricionales de estas semillas, mejorar las características sensoriales y de vida útil.  De hecho, los investigadores han evaluado la incorporación de aditivos (minerales y vitamina E) que mejoran la calidad nutritiva de las pipas.

Grefusa ese una empresa familiar, fundada en 1929 y con sede en la localidad valenciana de Alcira que comercializa marcas tan reconocidas como “El Piponazo”.

Además, han realizado un estudio de distintas combinaciones de procesos de sazonado, tostado y adición de ingredientes naturales, que han permitido diseñar “un nuevo proceso de elaboración de estos frutos secos exclusivo y optimizado”, según Juan Maté, que es catedrático en el Departamento de Tecnología de Alimentos de la Universidad Pública de Navarra y responsable del proyecto.

COLABORACIÓN DE ESTUDIANTES

En este proyecto, también han participado estudiantes del grado en Innovación de Procesos y Productos Alimentarios (Antzine Argandoña, Miguel Asiáin, Miren Beúnza y Cristina Sanz) así como del máster en Tecnología y Calidad en las Industrias Agroalimentarias (Laura Muñoz) de la Universidad Pública de Navarra.

En sus trabajos de fin de estudios, bajo la dirección de los científicos del Instituto IS-FOOD antes citados, han investigado cuestiones como la reducción del contenido de sodio de las pipas, el empleo de antioxidantes para su conservación y las mejoras del perfil nutricional de los frutos secos tostados y salados.

To Top