viernes, 14 junio 2024

«Aún no están las mascarillas reutilizables, pero van a llegar”

La consejera de Salud, Santos Induráin, admitió este martes que la vuelta a la actividad laboral de sectores no esenciales supone un nuevo escenario, en el que Navarra se juega “un posible rebrote de contagios a medio plazo”. Además, habló sobre las mascarillas de un solo uso que se están entregando a trabajadores y empresas.


Pamplona - 14 abril, 2020 - 15:08

Santos Induráin y Carmen Maeztu hicieron un llamamiento para que la vuelta a la actividad se realice desde la prudencia. (Foto: cedida)

La consejera de Salud, Santos Induráin, hizo un llamamiento este martes a los ciudadanos y agentes económicos para que tomen las medidas necesarias que permitan compatibilizar “cierta vuelta a la normalidad” laboral con la seguridad de los trabajadores que se reincoporan a sus puestos.

«Estamos en la semana en la que se reinicia parcialmente la actividad económica no esencial, lo que tiene desde el punto de vista macro un lectura positiva en cuanto a que es un indicador de tendencia. Pero desde la perspectiva epidemiológica y sanitaria, es un escenario complejo y delicado, en el que nos jugamos mucho. Nos jugamos que se pueda larvar o gestar un posible rebrote a medio plazo de contagios y que se consolide o no esta senda hacia el reto de la progresiva flexibilización de la situación de confinamiento que, por razones de salud pública, sigue vigente», remarcó, auguró.

Santos Induráin: «Desde la perspectiva epidemiológica y sanitaria, es un escenario complejo y delicado, en el que nos jugamos mucho».

En los próximos días, recordó Induráin, se intensificarán medidas de detección, vigilancia y protección en sectores vulnerables y estratégicos, gracias a nuevas herramientas como los test rápidos. Eso sí, por el momento estos no serán masivos entre la población activa. Esta medida solo ha comenzado a aplicarse en el ámbito sanitario y sociosanitario, aunque el objetivo de las autoridades forales, según apostilló la directora del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra, Marian Nuin, es ampliarlos también a personas asintomáticas, que se encuentren «en entornos de alta prevalencia» del coronavirus.

El incremento de las pruebas se traducirá, “posiblemente”, en “un ligero repunte” de los nuevos positivos. “Vamos a estar con todos los sistemas de vigilancia afinados al máximo y mediremos las posibles transmisiones que pueda haber en esta nueva fase de reactivación laboral. Vamos a estar muy encima”, advirtió.

Los test rápidos solo han comenzado a utilizarse en el ámbito sanitario, aunque el objetivo es ampliarlos a personas asintomáticas, que se encuentren «en entornos de alta prevalencia».

La consejera hizo especial hincapié en la necesidad de que la actual transición se lleve a cabo «con mucho rigor y mucha corresponsabilidad» para evitar «escenarios de presión del sistema sanitario», como los ya acontecidos. Por eso, Salud plantea una intervención “gradual, integral y multisectorial”, que incorpora nuevas herramientas y materiales disponibles «para evitar que los crecientes movimientos de población reviertan la tendencia de reducción de contagios comunitarios».

RECOMENDACIONES A EMPRESAS

Así, el Instituto de Salud Pública y Laboral, en contacto con el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial, instituciones y agentes socioeconómicos, ha puesto en marcha medidas informativas, de protección y supervisión en el espacio laboral. Además, se supervisará «el cumplimiento de los protocolos en conexión con los servicios de prevención de riesgos laborales y otras modalidades allá donde no las haya».

La consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, anunció el envío de una carta a las compañías navarras sobre buenas prácticas, una lista no exhaustiva de medidas preventivas para trabajar a nivel interno y unas recomendaciones, igualmente de carácter preventivo, para la construcción y la industria. Uno de los objetivos es que “las personas con síntomas no acudan al trabajo”. “Y si los síntomas se dan mientras trabajan, que contacten con su servicio de Riesgos Laborales”, señaló.

MASCARILLAS DE UN SOLO USO

Preguntada por la efectividad que puede tener el hecho de repartir 146.000 mascarillas higiénicas de un solo uso en Navarra, con el fin de reducir el riesgo de contagios en esta nueva etapa, Induráin admitió que la protección que proporcionan solo es de dentro hacia fuera: «Responden a una normativa UNE sobre qué características deben tener. Y se sigue trabajando en una nueva normativa UNE con otro tipo de mascarillas, también higiénicas». Estas, por el contrario, sí serán reutilizables. «Aún no están, pero van a llegar», aseguró.

Además, la consejera de Salud comunicó que, más adelante, las farmacias recuperarán el rol de distribuidoras y venta de este tipo de material, «con precios que se establecerán y probablemente estarán intervenidos para que pueda acceder toda la población». A este respecto, Salud valorará si la adquisición se puede llevar a cabo con la tarjeta sanitaria.

Más adelante, las farmacias volverán a distribuir y vender mascarillas, «con precios que probablemente estarán intervenidos».

Maeztu, por su parte, aseveró que el Ejecutivo foral no tiene constancia de quejas de empresas por falta de Equipos de Protección Individual (EPI). Y afirmó que Salud Laboral ha repartido mascarillas de un solo uso para cuatro días, con ayuda de las mutuas, entre empresas pequeñas y autónomos. Se trata, no obstante, de una medida «temporal».

Finalmente, Induráin siguió las directrices del Ministerio de Sanidad y recomendó el uso del transporte privado en vez del público, así como de realizar desplazamientos a pie o en bicicleta.

Entra aquí para leer más sobre el coronavirus en Navarra.


To Top