lunes, 6 diciembre 2021

Ayudas por 7,28 millones para la formación de jóvenes en Escuelas Taller

Derechos Sociales, a través del SNE-NL, aprobó este viernes subvenciones para los años 2022, 2023 y 2024 dirigidas a entidades locales, asociaciones, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro. Los programas que se presenten deberán garantizar como mínimo un 25 % de inserción laboral sobre la totalidad de las personas evaluables que participen en el programa.

Redacción
Pamplona - 6 agosto, 2021

La industria registró 101 parados menos que en octubre. (Foto: archivo)

El Departamento de Derechos Sociales, a través del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL), aprobó este viernes una nueva convocatoria para subvencionar las Escuelas Taller (EETT) con un máximo de 7,28 millones de euros para los años 2022, 2023 y 2024. Según informó el Gobierno de Navarra, la nueva convocatoria incluirá el “incremento de la calidad de los programas y el impulso de nuevas especialidades formativas”.

Esta subvención servirá para la puesta en marcha de programas formativos, que deberán tener una duración mínima de doce meses y máxima de veinticuatro meses. Todos los cursos deberán comenzar en el año 2022 y finalizar antes del 31 de agosto de 2024. Los programas deberán garantizar como mínimo un 25 % de inserción laboral sobre la totalidad de las personas evaluables que participen en el programa.

Las entidades que opten a la subvención deberán hacer la solicitud telemática a través del Portal de Navarra, en el plazo de un mes a partir del día siguiente a su publicación en el BON.

Las Escuelas Taller tienen por objeto mejorar la empleabilidad de las personas desempleadas jóvenes de 16 a 30 años de edad y de quienes tienen mayores dificultades de inserción. Para ello, alternan el aprendizaje y la cualificación con un trabajo productivo, con la finalidad de promover su inserción laboral. Con este objetivo, el alumnado de estos centros desarrolla trabajos efectivos, obras o servicios reales, de utilidad pública o de interés social como vía de aprendizaje. Además, las Escuelas Taller ofrecen una atención integral con orientación, formación y apoyo a la inserción.

Las subvenciones están dirigidas a entidades locales, sus organismos autónomos o entidades dependientes, y asociaciones, fundaciones y otras entidades sin ánimo de lucro u otras corporaciones de derecho público como entidades promotoras de las Escuelas Taller. Todas ellas deberán hacer la solicitud de forma telemática a través de la ficha de trámite del Portal de Navarra, en el plazo de un mes contado a partir del día siguiente a la fecha de publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de Navarra.

CRITERIOS DE SELECCIÓN

Tal y como recogen las bases de la convocatoria, el número de alumnos necesario para la puesta en marcha de un programa será como mínimo de quince y como máximo de veinte. Cuando existan más solicitudes que plazas, tendrán prioridad de acceso las personas jóvenes de 16 a 30 años pertenecientes a familias perceptoras de Renta Garantizada, las personas derivadas por los servicios de orientación del SNE-NL, jóvenes sin cualificación o personas que necesiten completar itinerarios formativos siendo prioridad las personas que no hayan participado en el último Programa de Escuelas Taller.

En todas las Escuelas Taller se incluirá, como parte fundamental, la realización de un trabajo efectivo, obras o servicios reales, de utilidad pública o social.

En la selección también se promoverá el equilibrio de acceso entre mujeres y hombres, con objeto de corregir el desequilibrio existente en las EETT cuestión que se deriva de las especialidades formativas. Además, a través de los nuevos criterios de valoración el SNE-NL priorizará los proyectos que se presenten en zonas con mayor índice de paro; y la oferta equilibrada en toda Navarra.

Para poder acogerse a estas ayudas, todas las EETT contendrán, al menos, un certificado de profesionalidad completo, de nivel 1 o 2. Además, podrán programar formación técnica que complemente la de certificado de profesionalidad. Igualmente, deberán tener una formación complementaria en prevención de riesgos laborales, igualdad de género referida al sector y formación en digitalización-alfabetización informática.

En todas las Escuelas Taller se incluirá, como parte fundamental, la realización de un trabajo efectivo, obras o servicios reales, de utilidad pública o social. Esto, junto con la formación ocupacional de carácter teórico-práctico, permitirá mejorar la capacitación para el desempeño adecuado del oficio aprendido, a la vez que facilita su posterior inserción laboral, tanto por cuenta ajena como mediante la creación de proyectos empresariales o de economía social.

CONCESIÓN DE AYUDAS

A la hora de conceder las ayudas, el SNE-NL priorizará la “oferta formativa de familias profesionales en las que los estudios y prospecciones han detectado mayores necesidades o nichos de empleo“. Con esta medida, el SNE-NL quiere que la oferta de especialidades se adapte a las necesidades del tejido productivo y de servicios de Navarra.

Otros aspectos que se valorarán son la calidad de la formación (formación especializada añadida, vinculada a áreas económicas prioritarias; o especializada); de cara a la calidad del empleo en las entidades, y la obtención de certificaciones de calidad o existencia de planes formativos. Empleo también subvencionará las becas que las entidades vayan a conceder al alumnado de en las fases de orientación de la EETT y los salarios del alumnado (75% del SMI más cuotas).

INSERCIÓN LABORAL DE LAS EETT

Según el estudio realizado por el SNE-NL, los índices de inserción de las EETT son muy elevados. De media, cuenta con un 87,35 % de personas trabajando, especialmente en ámbitos vinculados a la atención a la dependencia, la logística y almacenaje, o la soldadura; si bien otras, vinculadas a la construcción y la jardinería presentan bajos índices.

El índice de inserción de las EETT tiene una media del 87,35 % y los ámbitos están vinculados a la atención a la dependencia, la logística y almacenaje, o la soldadura.

No obstante, el informe detecta que “es preciso introducir nuevas especialidades con mayor potencial de contratación y dentro de sectores con potencial de desarrollo en Navarra (S3), y abrir nuevas especialidades industriales, dado que la Industria 4.0 también va a requerir perfiles con certificados de profesionalidad de nivel 1”.

Además, las empresas consultadas hacen “una buena valoración” de la experiencia de contratación de alumnado. De hecho, la “práctica totalidad va a repetir la experiencia”, y conciben las EETT como un centro de Formación de Profesionales.

El perfil mayoritario es el de un hombre, en la mayoría de los casos, en torno a los 22 años, con un nivel educativo bajo, sin estudios y en situación de vulnerabilidad.

El alumnado valora muy positivamente la formación y cree que lo aprendido “tiene una elevada utilidad” a la hora de encontrar un empleo. También consideran “muy alto” el impacto del trabajo de orientación en todos los aspectos relacionados directa o indirectamente con la empleabilidad del alumnado (hacer un currículo, enfrentarse a una entrevista, aspectos prelaborales, etc).

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top