Bailar de lejos no es bailar...

viernes, 10 julio 2020

Bailar de lejos no es bailar…

"...Es como estar bailando solo". Por ello, tres de las discotecas más punteras de la ciudad, Ozone, Canalla y Enter, aun pudiendo abrir el próximo 8 de junio bajo estrictas medidas de seguridad, aguardarán un poquito más su regreso a la normalidad (sin el adjetivo 'nueva'). Todo para que trabajadores y clientes se sientan seguros "en un espacio cerrado con mucha gente". Entonces habrá llegado el momento de volver a marcar el ritmo de la noche.

Alberto Guzmán
30 mayo, 2020

Entrada patrocinada por BMW - LURAUTO NAVARRA

Uno de los míticos bailes que se celebran en la Discoteca Enter de Pamplona.

Marcan, sin duda, el ritmo de la noche cada fin de semana y, por ello, tanto las echamos en falta desde el viernes 13 de marzo. La ya histórica tarde-noche en la que el presidente Sánchez, ante la multiplicación de contagios por Covid-19, decretó el estado de alarma y la vida cambió para siempre. Tanto que las discotecas, junto a teatros, espectáculos y grandes eventos musicales y deportivos, aún no han podido abrir sus puertas. Lo harán, en principio, a partir del próximo lunes, 8 de junio. Con la entrada en vigor de la esperada FASE-3, en la que ya estaría permitida la reapertura de locales y bares nocturnos.

Pero con múltiples restricciones, eso sí: respetar las condiciones de seguridad, autoprotección y distanciamiento social; y que el aforo máximo sea de un tercio de la ocupación, entre otras exigencias. Medias que mantienen en vilo al sector en Pamplona, que de momento se resiste a reactivar el ocio más noctámbulo, como bien detalla a Vanity Capital Carlos Tabar, socio-administrador del Grupo Kabiya (empresa que engloba a los locales Canalla, Kabiya y Carbonera), y también presidente de ASBANA, Asociación de Empresarios de Salas de Fiesta, Baile y Discotecas de Navarra. “Las medidas sanitarias establecidas por el Ministerio de Sanidad, tanto para nuestros trabajadores como para nuestros clientes, no están claras de momento. No nos dan la seguridad suficiente para sentirnos cómodos en una actividad que, siendo realistas, es muy complicado el distanciamiento. Donde el ocio está basado en el baile y las relaciones interpersonales”, indica el empresario navarro. Una opinión que comparte en su totalidad Samuel Nicuesa, socio de la Sala Enter: “De momento, esperaremos a que haya mejores condiciones. Para nosotros es muy difícil poder mantener las normas impuestas, y conseguir rentabilidad. Tenemos mucho personal y los gastos estructurales son grandes. Además, la incertidumbre generada por el cambio constante de normas nos da inseguridad”.

La Discoteca Canalla de Pamplona, a rebosar en una de sus fiestas.

La Discoteca Canalla de Pamplona, a rebosar en una de sus fiestas.

En este mismo sentido se manifiesta la dirección de la Discoteca Ozone, que apela a los términos “responsabilidad” y “prudencia”. “Nuestra posición actual es de espera al desarrollo de la nueva normalidad y de un consenso de todas las partes para la creación de unas medidas que se ajusten a la realidad”, especifica, a la vez que llama a un reflexión sincera que conjugue apertura con rentabilidad. “Consideramos que debería haber un consenso entre los agentes implicados y poder acordar, por ejemplo, una reducción proporcional de los gastos. No es viable abrir con un tercio del aforo y asumir los gastos al cien por cien. Por ello, desde la asociación de discotecas de España ya se ha puesto en marcha un plan que se presentará a las autoridades con el objetivo de mejorar las condiciones de reapertura y que la vuelta resulte lo menos ardua posible”, informan desde la conocida discoteca de Pamplona.

Precisamente, y cuestionado por las inquietudes que azotan al importante sector del ocio nocturno, Tabar enumera las medidas que ya está poniendo sobre la mesa la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos “España de Noche”. Son las siguientes:

Ampliación de los ERTES por causa de fuerza mayor hasta que no se recupere el normal funcionamiento de la actividad hasta diciembre.
Mantener las bonificaciones a los pagos de la Seguridad Social de los trabajadores que permanecen en los ERTE para apoyar la recuperación progresiva y paulatina de la actividad de las empresas del sector recreativo.
Solicitud de una bajada del tipo impositivo del IVA, que permita aplicar el tipo superreducido del 4% de forma extraordinaria durante el periodo de transición y, como mínimo, hasta el 31 de marzo de 2021.
Aprobar una suspensión del pago de los alquileres durante un período de 6 meses, y la ampliación de la vigencia de los contratos de alquiler por un periodo igual al de la suspensión de los pagos por falta de actividad.

Ozone marca desde hace años el ritmo de la noche universitaria en Pamplona.

Ozone marca desde hace años el ritmo de la noche universitaria en Pamplona.

En el caso de los aforos, por cierto, solicitan vincularlos a la superficie de los locales, “de tal manera que se pueda garantizar la distancia interpersonal y evitar los criterios restrictivos de tipo administrativo que muchos ayuntamientos utilizan a la hora de calcular los aforos de los establecimientos públicos”, detalla Tabar.

Porque no podemos olvidar que la propia idiosincrasia discotequera viene marcada por el acercamiento, la alegría, los momentos de roce, cariño y exaltación de la amistad. Bien lo narra Nicuesa: “Para nosotros abrir o no, no es una decisión basada en la rentabilidad, sino en la seguridad. Vemos imposibilidad. Vendemos sensaciones, diversión, quitarte las penas de toda la semana y, todo esto, no lo podemos garantizar ahora.

Porque en realidad, aquí se halla el verdadero quid de la cuestión. La fecha en la que el vocablo normalidad no vaya acompañado del adjetivo nueva. “Posiblemente la mayor inquietud sea cómo va a responder el cliente a los nuevos cambios que habrá en el sector. Es difícil saber el tipo de respuesta que darán, y conocer si el público está dispuesto a recuperar su ocio nocturno, o si por el contrario siente miedo y prefiere esperar más tiempo. Para contrarrestar ese temor, será fundamental la implementación de todas las medidas sanitarias que refuercen la seguridad y confianza de nuestros clientes, concretan desde la Discoteca Ozone.

Reflexión a la que Tabar añade, a modo de conclusión, lo siguiente: Cuando las condiciones se acerquen a la antigua normalidad será el momento de plantearse abrir. Cuando el trabajador y el cliente se sientan seguros en un espacio cerrado con mucha gente. Nosotros utilizaremos las herramientas que estén en nuestras manos para que todos se sientan seguros. Seremos los primeros en dar ejemplo, pero cada cliente es el único responsable de su forma de actuar”. Entonces habrá llegado el momento de confundirse de nuevo en la noche. Entre la multitud, las copas, y los temas del momento. Porque como bien auguraba Sergio Dalma en los 90: “Bailar de lejos… no es bailar”.

Fiesta total en la Discoteca Ozone de Pamplona, en una imagen de archivo. (Fotos: cedidas)

Noticia patrocinada por BMW - LURAUTO NAVARRA

BMW - LURAUTO NAVARRA

To Top