Y los festivales… ¿pa' cuándo?

miércoles, 23 septiembre 2020

Y los festivales… ¿pa’ cuándo?

"Solo sé que no sé nada". Pocas veces en la historia del hombre ha guardado tanto significado la célebre frase de Sócrates. Más al hablar de la pandemia global del coronavirus, que ya hace temblar (y mucho) a las grandes citas culturales de los próximos meses. El Festival Flamenco on Fire, Ribera Sound o Santas Pascuas, entre otros, sumidos en la perplejidad y la incertidumbre, vislumbran un futuro triste e incierto a corto plazo.

Alberto Guzmán
25 abril, 2020

Entrada patrocinada por MINI - LURAUTO NAVARRA

Espectacular imagen de uno de los conciertos del Festival Santas Pascuas. (Fotos: cedidas)

No existe verano sin música, ni buena música sin festivales. La pandemia global del coronavirus, que azota a la vieja Europa desde finales del pasado febrero, ya hace temblar (y mucho) a las grandes citas culturales de los próximos meses de canícula en Navarra. Muy especialmente al sector de las artes escénicas, los conciertos y festivales. Sus definidas características multitudinarias, unidas a unas más que exigentes restricciones de reunión ante la alerta sanitaria, vislumbran un futuro triste e incierto a corto plazo. Incluso no es de extrañar que los departamentos de comunicación de buena parte de estos macroeventos comuniquen su retraso o cancelación en las próximas semanas.

Todo ello ante la desolación de un sector con meses de intenso trabajo interno para dibujar una puesta a punto musical que, todo parece indicar, no se podrá activar este ya maldito 2020. Pero de momento toca esperar. Aguardar la deriva de los acontecimientos. Y “seguir trabajando con ilusión en el mejor cartel posible”, destacan las productoras navarras. Con ellas se ha puesto en contacto VanityCapital.es. ¿El objetivo? Muy sencillo: redactar la radiografía, a día de hoy, de unos festivales sumidos en la perplejidad y la incertidumbre. ¡No es para menos!

Instantánea que refleja la popularidad el festival Ribera Sound.

Así se muestra al menos Mario Cornago, CEO de Holika, Ribera Sound y Burcor Producciones, quien detalla que “dadas las restricciones que hay ahora mismo, es más que probable que no se pueda hacer ningún tipo de evento musical durante los próximos meses”. “La seguridad y salud de todas las partes (público, trabajadores, bandas) es lo principal y nunca antepondremos eso a nada, por lo que no creemos que se deba realizar un evento con tantos miles de personas dada la situación actual”, añade el responsable de estos dos festivales. Ambos, por cierto, ya tenían confirmadas para julio las actuaciones de figuras tan destacadas y célebres como Ana Torroja, La Oreja de Van Gogh, Juan Magan, Chimbala, o Ana Mena, entre otros.

Holika y Ribera Sound, al igual que los festivales que se celebran a lo largo de todo el territorio español, han sido declarados (en su mayoría) eventos de interés general por los respectivos Ayuntamientos y CCAA. Generan un impacto económico superior a los 500.520.000 euros, dan trabajo directo a más de 45.284 trabajadores (a través de más de 6.534 empresas), y mueven a más de 3.108.566 personas. Por ello, según Cornago, ahora resultan más que necesarias “acciones políticas” en favor de la cultura. Si se permite el colapso financiero del sector, el panorama será desolador. “Hay que remarcar que este también será un duro golpe para la hostelería local de Calahorra, Tudela y toda la comarca, pues el impacto económico que deja el festival en bares, supermercados, hoteles… es muy importante”, añade el joven productor.

Opinión que también subraya David Aztarain, responsable de relaciones institucionales del famosísimo Festival Flamenco on Fire, emblema y referente durante el mes de agosto para Navarra y el resto del país. “Somos un sector especialmente sensible que aún no nos habíamos recuperado de la anterior crisis, por lo que la pandemia está siendo un mazazo terrible. Pese a todo, seguimos trabajando con ilusión, animando a la ciudadanía para cuando esta situación mejore vayan a conciertos, al cine, compren libros… En definitiva, que consuman cultura”, anima el responsable de un certamen que todavía no ha podido presentar cartel. Normalmente se hubiera realizado en marzo, pero días antes se desató la pandemia del Covid-19 y hubo que modificar el calendario.

Los promotores de Flamenco On Fire afirman que Pamplona cuenta con “el mejor festival de flamenco del mundo”.

“Lo cierto es que vemos muy complicado poder celebrar el festival con la participación de más de 65.000 personas, que son las cifras de la última edición, y más de 50 actividades y conciertos gratuitos, principalmente masivos. Tampoco podemos olvidarnos del público extranjero, el 20 % del que acude a Flamenco On Fire, que al parecer no podría venir esta edición”, concluye con aflicción Aztarain.

Quizá con mayor perspectiva de tiempo, pero con el mismo nivel de preocupación se expresa Albaro Arizaleta, miembro de la dirección de Santas Pascuas: “La incertidumbre ahora mismo es total. No sabemos cómo serán los conciertos pasado el verano. Todo indica que se tendrán que reducir aforos. Si es así, la mayoría de espetáculos no serán viables. Aunque todo sea dicho, nosotros de momento seguimos trabajando en la programación del festival, tal y como lo teníamos planteado antes de esta crisis sanitaria”. Según la agenda programada, el 24 de octubre presentará su sexto disco, Ataque Celeste, la banda pamplonesa El Columpio Asesino. Eso si el festival se salva de la terrible quema que está imponiendo el coronavirus. “Suspender siempre es la última opción, pero entendemos que vivimos un tiempo excepcional y todo puede pasar”, manifiesta Arizaleta.

Imagen de la edición pasada del Festival Santas Pascuas.

Incertidumbre que incluso antes de estrenar ya sufre en primera persona Isabel Villanueva, directora fundadora del Festival Internacional de Música Pamplona Reclassics. Un nuevo certamen cuyo debut está previsto para el próximo 27 de julio, pero ahora, como todos, también pende de un hilo. Todo ello a pesar de tener a los artistas confirmados desde hace un año, y a falta de salir con el cartel “dadas las circunstancias actuales”. “Nadie tiene información a día de hoy en lo que respecta al verano. Lo que sí está bastante claro es que habrá que adaptar los eventos en espacios abiertos y en formatos reducidos. Nuestro equipo sigue con la esperanza de poder celebrarlo. Hemos invertido tanto trabajo y dedicación en los últimos dos años que no vemos la opción de tirar la toalla”, enfatiza Villanueva.

Eso sí, no duda en señalar que para la cultura, y concretamente para las artes escénicas, “esta pandemia unida a la crisis que está provocando pone al sector en una situación muy complicada y alarmante”. Y no solo en estos primeros compases. A medio y largo plazo el ámbito escénico corre grave peligro “si no se adoptan medidas inmediatas” para paliar los daños ocasionados a miles de personas que viven, no lo olvidemos, de una actividad “imprescindible” para el bienestar de la sociedad.

“El arte, la música, el ámbito que me toca, es un bien de primera necesidad para el desarrollo del ser humano. Sin cultura no hay país”, concluye Villanueva con unas palabras que bien podrían hacer suyas todos los protagonistas de este reportaje.

Nadie tiene información a día de hoy en lo que respecta al verano, lo que sí está bastante claro es que habrá que adaptar los eventos en espacios abiertos y en formatos reducidos.

Noticia patrocinada por MINI - LURAUTO NAVARRA

MINI - LURAUTO NAVARRA

To Top