lunes, 16 diciembre 2019

Biología sintética: una oportunidad para Navarra

El autor analiza la oportunidad que tiene la Comunidad foral de cara a liderar la conversación ética, social, política y económica necesaria para desarrollar un emprendimiento sostenible en este campo.

Redacción
Pamplona - 27 noviembre, 2019

Juanjo Rubio. (Foto: Unai Beroiz)

Juanjo Rubio. (Foto: Unai Beroiz)

Los avances científicos y tecnológicos en biología e ingeniería están impulsando la emergencia de un tsunami de oportunidades para el emprendimiento, propulsado por la biología sintética que también podría llamarse biotecnología digital o ingeniería de la vida.

Biotecnología, industria 4.0, transformación digital, bioinformática e inteligencia artificial son pilares de esta revolución exponencial. En la tierra, todos los seres vivos utilizan el mismo lenguaje; leer y escribir información genética permitirá programar células para que fabriquen de forma sostenible moléculas, alimentos, materiales o fármacos y realicen funciones útiles como transformar energía o diagnosticar y curar con precisión.

El proyecto genoma humano permitió leer el código genético con tecnologías cada vez más rápidas y baratas hasta hacer viable su democratización y uso en proyectos de salud personalizada. Ahora está en marcha el proyecto que acelerará el conocimiento y las tecnologías necesarias para escribir genomas complejos. Muy pronto, leer y escribir genomas tendrá coste cero, posibilitando proyectos valiosos en salud, alimentación, energía, materiales, informática y más allá. La afluencia de capital está creciendo extraordinariamente, creando el mercado multimillonario de la nueva bioeconomía. UK, USA y China consideran estratégica la biología sintética.

Imaginar los retos y posibilidades que implica la biología sintética está sobre todo al alcance de nuestra juventud. No es casual que hayan sido estudiantes preuniversitarios nuestros pioneros en el encuentro internacional de jóvenes iGEM en Boston, disfrutando, conectando, aprendiendo y compartiendo proyectos de biología sintética. Los equipos bioGalaxy y UPNAvarra han brillado, consiguiendo premios y reconocimiento en una comunidad global de la que están brotando unicornios disruptivos como GinkgoBioworks.

Navarra contribuyó al éxito del proyecto genoma humano.

Navarra contribuyó al éxito del proyecto genoma humano. NAGEN está liderando su aplicación en medicina personalizada con la visión de universalizar la utilización de información genética para mejorar la salud de toda la población. Contamos con investigadores de prestigio en nutrición, ingeniería celular, bioma, epigenética, proteómica, metabolómica, metagenómica, inmunoterapia personalizada e impresión de tejidos vivos; nuestro sistema de salud está reconocido mundialmente; y la red de universidades y centros tecnológicos del SINAI destacan por su excelencia en salud, nanotecnología, inteligencia artificial, energía y alimentación. Con el liderazgo de IDISNA en medicina personalizada de precisión, y la audacia de nuestro bioecosistema emprendedor, Navarra podría ser pionera en biología sintética como lo fue exitosamente en energías renovables.

La biología sintética está en el centro de nuestra estrategia de especialización inteligente RIS3. Podemos hacerla más visible en SciencEkaitza y BioSpain2020 y situarla en el núcleo de nuestro futuro polo europeo de innovación digital. Vivimos un momento histórico: nuestra generación tiene el poder y la responsabilidad de leer y escribir código genético para entender, diseñar y programar seres vivos. Navarra tiene la oportunidad de liderar la conversación ética, social, política y económica necesaria para desarrollar un emprendimiento sostenible que beneficie a toda la sociedad, con tecnologías vivas que hacen posible fabricar con precisión atómica y escala continental.

Juanjo Rubio

Ingeniero biomédico. Impulsor de iGEM, GP.write y biología sintética en Navarra

Entra aquí para leer más artículos de opinión de expertos.


To Top