viernes, 22 marzo 2019

CaixaBank analiza para AJE Navarra las ventajas del Factoring y el Confirming

Expertos de la entidad financiera presentan a jóvenes empresarios un producto financiero a medida que permite a las empresas mejorar ratios y abrirse a mercados de una manera más cómoda y muy segura.

Cristina Catalán
Pamplona - 14 diciembre, 2018

financiación

El Factoring es un producto que se inició en España en el siglo XIV, pero dejó de utilizarse y ahora es relativamente nuevo en nuestro país. De la mano de AJE Navarra, con su gerente Raquel Trincado, Caixabank ha celebrado un Coffee Break en el que se han explicado a emprendedores y representantes de pequeñas empresas las ventajas y oportunidades que ofrecen el Confirming y el Factoring de Exportación. Dos productos financieros a medida, personalizados según las necesidades de cada empresa que permite a las empresas una mayor seguridad en sus gestiones a la hora de abrir mercado.

“El Factoring es un producto de financiación especializada que permite a las empresas anticipar sus ventas a crédito y está basado en la cesión mercantil de los créditos”, Joaquín Durany

El Factoring es un servicio que consiste en cubrir el riesgo de insolvencias de sus clientes y poder anticipar sus ventas a plazo, es decir, enfocado al cobro a los deudores.

Además de suponer una mayor eficacia en estas gestiones, se trata de un servicio financiero que aporta numerosas ventajas al cliente que lo contrata, ya que amplía su capacidad financiera y le proporciona liquidez inmediata. También permite una notable reducción de las complejas gestiones por morosidad, impagos y fallidos.

Según ha explicado Joaquín Durany, responsable de Factoring Internacional de CaixaBank, el Factoring es el producto estrella en el mundo de las cesiones de crédito. “El factoring es un producto de financiación especializada que permite a las empresas anticipar sus ventas a crédito y está basado en la cesión mercantil de los créditos. El cedente se libera de estos créditos con lo que, y según las normas internacionales contables, desconsolida balance. Todo aquello que la empresa  tiene en su balance como deuda o como clientes, automáticamente pasa a tenerlo en tesorería”

Es aquí donde se produciría el gran beneficio: la mejora de ratios. “Si yo durante el año cedo mis créditos a un tercero, lo que hace que sea el propietario y por tanto yo ya no lo tenga en deuda sino en tesorería, mi ratio mejora”.

Presentación del Coffee Break celebrado en la sede de Caixabank en Pamplona

Presentación del Coffee Break celebrado en la sede de Caixabank en Pamplona.

Otra ventaja del Factoring  la encontramos, por ejemplo, en el caso de que una empresa quiera exportar. “Supongamos que una empresa quiere exportar a Georgia pero no conoce nada de allí, lo que genera incertidumbres. Con el Factoring, si se inicia una pequeña facturación con un posible importador y se ceden las facturas a un tercero (en este caso a un banco), él me lo va a gestionar todo, me va a cubrir el riesgo y puedo anticipar facturas… podré ir poco a poco abriéndome a mercados de una manera más cómoda y segura. También evita a la empresa realizar todo el papeleo porque las gestiones las hará el banco.

CONFIRMING, OTRA POSIBILIDAD

Durany señala que el Factoring  es un producto complejo, un producto de financiación muy especializada, hecho muy a medida. “Si hablamos en términos de moda esto es un ‘Taylor Made’, no un ‘Pret a Porter’. Son productos muy boutique, muy cerrados, muy a medida porque cada empresa es un muy diferente. Es un producto que requiere su tiempo, es un traje de novia a medida, no un pret a porter rápido.

Durany: “En términos de moda, el factoring es un ‘Taylor Made’ versus ‘Pret a Porter’. Son productos muy boutique, muy cerrados, muy a medida porque cada empresa es un muy diferente”.

Patricia Alzórriz, Especialista en Financiación y Servicios ha señalado también que estos son  productos más complejos que otros tipos de financiación más básicos. “Con este encuentro, queremos acercarles de manera básica una  noción de cara a una posible salida al exterior tanto a comprar com a vender productos que les pueden ser eficaces. Como ha dicho Joaquín, el Factoring les da esa seguridad de llegar a un mercado que a priori pueda resultarles complicado. Con el Factoring, al final, este tipo de operaciones se convierten en carácter nacional porque ellos ceden el crédito a la entidad y se cubren de riegos.

En cuanto al Confirming, este es un producto justo al revés que el Factoring. Consiste en la gestión de los pagos de una empresa a sus proveedores. Notifica a los proveedores las órdenes de pago, ofreciendo opcionalmente la posibilidad de anticiparlos sin trámites bancarios. Es la gestión de pagos de manera que cuando una empresa es un gran pagador que tiene que abonar a muchos proveedores, se realiza un plan de confirming”, señala Durany.”En caso de que una empresa no venda sino compre, se financia para que los proveedores tengan esa confianza y seguridad a la hora de cobrar. Son operaciones que te permiten cercanía tanto en compra como en venta”, explica Alzórriz.

Para más información sobre CaixaBank, LEER AQUÍ

 

 


To Top