sábado, 2 marzo 2024

CaixaBank ganó 5.226 millones en 2021 tras absorber Bankia

El presidente de la entidad financiera, José Ignacio Goirigolzarri, y el CEO, Gonzalo Gortázar, presentaron este viernes la cuenta de resultados del banco, que refleja un beneficio ajustado sin extraordinarios asociados a la fusión con Bankia de 2.359 millones de euros.


Pamplona - 28 enero, 2022 - 10:37

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank, y Gonzalo Gortázar, consejero delegado de la entidad. (Foto: cedida)

El Grupo CaixaBank obtuvo en 2021 un beneficio ajustado sin extraordinarios asociados a la fusión con Bankia de 2.359 millones de euros, frente a los 1.381 millones registrados en el ejercicio anterior, que estuvo marcado por las elevadas provisiones constituidas para «anticiparse a los impactos futuros que se pudieran derivar de la pandemia».  

Por su parte, el resultado atribuido se sitúa en 5.226 millones de euros, tras incorporar los impactos extraordinarios asociados a la fusión con Bankia (por la aportación contable de 4.300 millones del fondo negativo de comercio, y el coste neto de 1.433 millones, principalmente, del proceso de reestructuración de empleo y otros resultados asociados a la integración). En este contexto, la rentabilidad (ROTE a doce meses sin extraordinarios de la fusión) ascendió al 7,6 % a finales del ejercicio 2021, y la ratio de eficiencia se situó en el 57,7 %.  

Durante 2021, ejercicio en el que se ejecutó la integración de Bankia, CaixaBank «mantuvo el pulso comercial y cumplió sus objetivos de actividad, fortaleza financiera y cuenta de resultados».  

José Ignacio Goirigolzarri: «En el proceso de integración, hemos cumplido nuestros objetivos en términos de equipos, de plataformas tecnológicas y de modelos de distribución».

«Ha sido un ejercicio en el que no solamente hemos completado con éxito el mayor proceso de integración del sector, sino que además hemos reforzado al mismo tiempo nuestra posición comercial. En el proceso de integración, hemos cumplido nuestros objetivos, tanto en término de equipos como de nuestras plataformas  tecnológicas y de nuestros modelos de distribución», aseguró José Ignacio Goirigolzarri, presidente de CaixaBank.

Así mismo, subrayó que el beneficio y la sólida posición de capital permitirá abonar a los accionistas en los próximos meses «más de 1.100 millones en dividendos, el 50 % del beneficio conseguido»: «Y nuestra idea, cara al futuro, es situar nuestro pay-out entre un 50 % y un 60 %. Además, los accionistas «se beneficiarán también de la intención de CaixaBank, sujeta a las aprobaciones regulatorias pertinentes, de implementar un programa de recompra de acciones en el mercado durante el año 2022 con el fin de acercar la ratio de capital CET1 a nuestro nivel objetivo».  

Gonzalo Gortázar: «Debemos materializar en este ejercicio las sinergias de costes e ingresos derivadas de la fusión y plantear las líneas estratégicas para los próximos años».

Por su parte, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, puso en valor la integración de CaixaBank y Bankia tras un año «muy positivo, especialmente en la gestión del ahorro a largo plazo».  Además, señaló que «en 2021 también ha mejorado aún más la excelente posición de fortaleza financiera». 

«Iniciamos un ejercicio en el que deberemos materializar las sinergias de costes e ingresos derivadas de la fusión y plantear las líneas estratégicas de la entidad para los próximos años. Lo haremos en un entorno complejo, pero con la seguridad de disponer de una magnífica base de partida y la confianza de que vamos por el camino adecuado», destacó el consejero delegado.

CUENTA DE RESULTADOS PROFORMA

El beneficio recurrente proforma del Grupo se sitúa en el ejercicio en 2.424 millones de euros, frente a  los 1.611 millones de 2020, cuando se dotaron elevadas provisiones asociadas a la Covid-19. Este resultado se obtiene agregando (únicamente a efectos comparativos) las cifras de Bankia previas a la fusión en 2020 y en el primer trimestre de 2021, y excluyendo los efectos extraordinarios asociados a  la integración.  

Los ingresos core, 11.339 millones de euros en el conjunto de 2021 disminuyeron un 1 % en términos interanuales. En esta evolución incidió «la caída del margen de intereses y los resultados asociados a  participadas de banca seguros, que se ven parcialmente compensados por el crecimiento de las comisiones y de los ingresos y gastos por contratos de seguros».  

VOLUMEN DE NEGOCIO

El volumen de negocio del Grupo CaixaBank se situó en los 972.922 millones de euros. Los recursos de clientes ascendieron a 619.971 millones a 31 de diciembre de 2021, lo que representó un crecimiento del 49,2 % en el año. Sin contar la aportación de Bankia, «los recursos de clientes registraron un crecimiento orgánico del 10,5 % en el conjunto del año».  

Al mismo tiempo, CaixaBank cerró el ejercicio 2021 «con unos elevados niveles de liquidez y de solvencia». De esta manera, los activos líquidos totales eran de 168.349 millones de euros, con un crecimiento de 53.898 millones de euros «debido principalmente a la integración de Bankia». Además, el Liquidity Coverage Ratio (LCR) medio del Grupo a 31 de diciembre de 2021 fue del 320 %, lo que según la entidad financiera «muestra una holgada posición de liquidez, muy por encima del nivel mínimo requerido del 100 %». 

MOROSIDAD

Por otro lado, consiguió mantener «contenidos» los niveles de dudosidad y morosidad, «al margen del repunte registrado por la incorporación de Bankia». Los saldos dudosos a cierre de 2021 ascendieron a 13.634 millones de euros frente a 8.601 millones a cierre de 2020, «si bien de forma orgánica habrían caído en 394 millones en el ejercicio».

La ratio de morosidad de CaixaBank en diciembre de 2021 era del 3,6 %, con lo que permaneció «estable tras la integración de Bankia». Además, la ratio de cobertura terminó el ejercicio en el 63 % y el coste del riesgo (últimos doce meses), en el 0,23 %.  

Entra aquí para leer más sobre empresa.

Archivado en:

CaixaBank · Bankia · Gonzalo Gortázar ·


To Top