CaixaBank obtuvo un beneficio de 1.705 millones en 2019

martes, 11 agosto 2020

CaixaBank obtuvo un beneficio de 1.705 millones en 2019

El resultado del grupo se incrementó un 20,4 % respecto al ejercicio anterior para alcanzar los 2.390 millones, mientras que los beneficios disminuyeron un 14,1 %. Así mismo, la ratio de morosidad se redujo hasta el 3,6 %, "la más baja que ha alcanzado la entidad hasta ahora".

Redacción
Pamplona - 31 enero, 2020

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de CaixaBank, y Jordi Gual, presidente de la entidad. (Foto: cedida)

El Grupo CaixaBank, presidido por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en 2019 un beneficio atribuido de 1.705 millones de euros, un 14,1 % menos que el año anterior. Ahora bien, el resultado del grupo se incrementó un 20,4 % respecto al ejercicio anterior, hasta los 2.390 millones de euros si se excluye el acuerdo laboral alcanzado en el segundo trimestre, que supuso un gasto bruto de 978 millones de euros (685 millones de euros netos). El ROTE, según informó este viernes la entidad financiera tras la presentación oficial de sus resultados, se elevó al 10,8 % sin este efecto.

El sector bancario y seguros generó 1.060 millones; las participaciones, 313 millones; y el BPI, 332 millones.

CaixaBank cuenta con una base de 13,7 millones de clientes en España y “es el banco principal para uno de cada cuatro clientes minoristas”. El modelo de proximidad de la entidad “que fomenta la vinculación de los clientes, el éxito comercial, la innovación y una plataforma única de distribución omnicanal permiten aumentar y alcanzar sólidas cuotas de mercado en los principales productos y servicios como nóminas domiciliadas, ahorro a largo plazo, fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de vida, crédito a empresas, entre otras”. Además, la entidad “reforzó su liderazgo en banca digital con 6,5 millones de clientes”.

Los ingresos core, que se situaron en 8.316 millones de euros en 2019 (+1,2 %), consolidaron su crecimiento durante el segundo semestre “apoyando los resultados de la entidad”. Así, el margen de intereses ascendió a 4.951 millones de euros (+0,9 % respecto a 2018), debido principalmente a los mayores ingresos de crédito “por el incremento de volumen de negocio, al ahorro en la financiación minorista e institucional y a la mayor aportación del negocio asegurador”.

Por otra parte, los ingresos por comisiones alcanzaron los 2.598 millones, un 0,6 % más respecto a 2018, con un buen comportamiento respecto al tercer trimestre (+ 5,7 %) y al mismo trimestre del ejercicio anterior (+ 7,5 %).

Los ingresos por comisiones alcanzaron los 2.598 millones, un 0,6 % más respecto al ejercicio anterior.

Los ingresos por dividendos incluyeron en el segundo trimestre de ambos ejercicios el de Telefónica, por 104 millones de euros. Asimismo, en el segundo trimestre de 2019 se registraron 46 millones de euros correspondientes a BFA. Por otro lado, el cuarto trimestre de 2018 incluía un dividendo de 23 millones de euros por la participación remanente en Repsol en aquel momento.

Además, en el cuarto trimestre se registró la contribución al Fondo de Garantía de Depósitos por 242 millones de euros (228 millones de euros en 2018). En el segundo trimestre se incluyó la contribución al Fondo Único de Resolución, por importe de 103 millones de euros (97 millones de euros en 2018). Y por otra parte, se produjo una fuerte reducción de cargas inmobiliarias “como consecuencia de la venta del negocio inmobiliario”, formalizada en el cuarto trimestre de 2018.

Por tanto, el margen bruto alcanzó los 8.605 millones. En la evolución del margen bruto (-1,8 %) influyó la reducción de los resultados de entidades valoradas por el método de la participación (-48,5 %), como consecuencia de la no atribución de Repsol y BFA. El margen bruto, sin considerar la aportación en ambos ejercicios de Repsol y BFA, crecería un 3 %.

La partida de ganancias y pérdidas en baja de activos reflejó una evolución interanual del -77,3 %, “esencialmente por eventos extraordinarios que se produjeron en 2018 como el registro del resultado negativo derivado del acuerdo de venta de la participación en Repsol y las pérdidas generadas por el cambio en la clasificación contable de la participación de BFA”.

PLAN ESTRATÉGICO

CaixaBank avanza “más rápido de lo previsto en su transformación con la máxima orientación al cliente y la apertura de nuevas oficinas Store -está previsto tener más de 600 en junio de 2020-“. Además, se mantiene “la cercanía al territorio y la inclusión financiera” con la presencia en más de 2.000 municipios y el despliegue de nuevos modelos de relación digital como inTouch.

El Plan Estratégico 2019-2021 identificaba como principales motores de crecimiento el ahorro a largo plazo, la financiación al consumo y a empresas, medios de pago, los seguros, entre otros, y que evolucionan favorablemente. El volumen de negocio (créditos + recursos) creció un 4,7 % en el año hasta los 611.692 millones. La intensa actividad comercial en la entidad también se demuestra en el crecimiento del ahorro a largo plazo, con una cuota de mercado del 22,5 %.

Los recursos de clientes ascendieron a 384.286 millones de euros, 6,9 % en 2019, impulsados “por la fortaleza de la entidad y la recuperación de los mercados”, con una evolución trimestral del 0,5 %. En este apartado, resaltó el incremento de los pasivos por contratos de seguros (+7,5 % y +2,4 % en el año y en el trimestre respectivamente), gracias a la evolución del portfolio de productos y a la adaptación a las necesidades de los clientes. En esta línea, sobresalió la buena evolución de los Unit Linked, que crecen un 35,3 % en el año y un 10,2 % en el trimestre.

El crecimiento del ahorro a la vista alcanza los 189.552 millones de euros (+8,8 % en 2019). En su evolución trimestral (+0,7 %) repercutió, entre otros, el efecto estacional en el ámbito minorista. Asimismo, los activos bajo gestión crecieron hasta los 102.316 millones de euros. Su evolución anual (+8,9 %) se apoyó, esencialmente, en la recuperación progresiva de los mercados tras la caída de finales del cuarto trimestre de 2018.

DESCENSO DE LA MOROSIDAD

En el año, los saldos dudosos se redujeron en 2.401 millones de euros. Además de la gestión activa de la cartera dudosa y la normalización de los indicadores de calidad del activo, en 2019 se formalizaron ventas de cartera, sobre todo en los últimos meses, por lo que la ratio de morosidad disminuyó hasta el 3,6 % (-108 puntos básicos en 2019), la más baja que ha alcanzado la entidad hasta ahora. La ratio de cobertura se incrementó hasta el 55 % (+1 punto porcentual en el año).

La ratio de morosidad disminuyó hasta el 3,6 %, la más baja que ha alcanzado la entidad hasta ahora.

Así mismo, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) alcanzó el 12 % a 31 de diciembre. Excluyendo los impactos extraordinarios del primer trimestre, la evolución de esta ratio en el año ha sido de +37 puntos básicos por generación orgánica de capital (+19 puntos básicos en el trimestre) y +31 puntos básicos por la evolución de los mercados y otros impactos (+18 puntos básicos en el trimestre que incluye el nuevo criterio de contabilización de ciertos compromisos de prestación definida con los empleados).

Entra aquí para saber más sobre la empresa. 


To Top