viernes, 3 diciembre 2021

Campaña de la aceituna: menos cantidad, “pero de gran calidad”

Este año, la temporada ha estado marcada por las pocas lluvias de la primavera y, sobre todo, por su ausencia en verano, lo que ha afectado "especialmente" a la variedad arróniz, según explicó INTIA en un comunicado. Estas circunstancias han provocado que el fruto sea "más pequeño, obteniéndose como consecuencia un rendimiento menor".

Redacción
Pamplona - 18 noviembre, 2021

Actualmente, siete almazaras forman parte de la DOP Aceite de Navarra. (Foto: cedida)

La campaña de recogida de aceituna en Navarra comenzó a mediados de octubre, pero en estas últimas semanas es cuando se han generalizado los trabajos de recolección en las almazaras acogidas a la DOP Aceite de Navarra. Se prevé que concluyan su labor a finales de diciembre.

Este año, la temporada ha estado marcada por las pocas lluvias de la primavera y, sobre todo, por su ausencia en verano, lo que ha afectado “especialmente” a la variedad arróniz, cultivada en fincas de secano, según explicó INTIA en un comunicado. Estas circunstancias han provocado “que el fruto sea más pequeño, obteniéndose, como consecuencia, un rendimiento menor”. Otras variedades, como la arbequina, se encuentran en su mayoría en parcelas de regadío, “por lo que no acusaron la sequía del verano”.

En general, un factor positivo de la presente campaña es que el rendimiento graso es superior “en dos o tres puntos al valor del pasado año”, y que las primeras olivas recogidas han producido AOVE “de mucha calidad y con aromas verdes, frutados y equilibrados”. Si se mantienen las condiciones actuales y continúa el buen ritmo de recolección, INTIA augura una campaña “sensiblemente menor en cantidad de aceituna, pero de gran calidad por el óptimo estado del fruto a su llegada a la almazara”.

Navarra es el punto más septentrional de Europa donde se elabora aceite de oliva virgen extra, y la historia de este alimento en la Comunidad foral se remonta a más de 2.000 años, recordaron desde la sociedad pública. La arróniz es la principal variedad de aceituna con la que se elaboran los AOVE con DOP.

SIETE ALMAZARAS

En la actualidad, forman parte de la DOP Aceite de Navarra siete almazaras: Nekeas, Trujal Mendía, Aceites La Maja, La Casa del Aceite, Almazara del Ebro, Trujal de La Ribera y Aceites Artajo, responsables de la elaboración de los AOVES con DOP Aceite de Navarra para la presente campaña.

José Manuel Urricelqui, responsable de Nekeas, indicó que cada año su empresa elabora en torno a 200.000 litros de las variedades arróniz y arbequina. Continuando la ruta del olivar, en la Zona Media, se encuentra el Trujal Mendía. Pedro González, presidente de la cooperativa, explicó que en su caso cultivan 900.000 olivos en 2.800 hectáreas, cuentan con más de 5.000 socios, y este año esperan una producción de 1.600.000 litros de aceite de oliva virgen extra. Aunque sus previsiones de recogida de aceituna son menores para este año, aseguró que “se mantiene la calidad de la campaña pasada”.

La historia del aceite de oliva en la Comunidad foral se remonta a más de 2.000 años.

En Mendavia se encuentra la empresa familiar Aceites La Maja. Roberto Gracia, gerente de la compañía, confirmó que esta campaña “va a ser muy buena” por la ausencia de enfermedades y heladas. Las variedades que cultiva son la arbequina, arróniz, arbosana y koroneiki. Desde Aceites La Maja valoraron especialmente la variedad autóctona, arróniz, que elaboran cuando la aceituna está verde, produciendo un aceite “de peculiar sabor y extrema calidad”.

En Cascante está ubicado el trujal La Casa del Aceite, gestionado por los hermanos Gómara, que representan la tercera generación en el cultivo y elaboración de aceite de navarra. En los últimos años han recogido una media de entre 4 y 5 millones de kilos de aceituna, con un millón de litros de AOVE elaborados, principalmente de dos variedades: empeltre y arbequina. Sus aceites “se aprecian más” fuera de Navarra, especialmente en País Vasco y el sur de Francia.

En Fontellas se encuentra Aceites Artajo. Francisco Urzaiz es el propietario y responsable de la gestión técnica desde que 1998 abriera las puertas el trujal. Este se encuentra en el centro del olivar del que se abastecen, “por lo que la molienda se produce de forma rápida, evitando esperas que van en detrimento de la calidad del zumo”. Urzaiz reconoce que la variedad arróniz “les diferencia y marca una singularidad”, pero también trabajan con otras “que dan frutados muy interesantes y que son necesarias para elaborar un aceite equilibrado, frutado y con su punto de amargor”.

Según el equipo de asesoramiento agrícola de INTIA, las primeras olivas en recolectarse han dado aceites “de muchísima calidad, con aromas verdes y mucho frutado”. La mayoría han sido de arbequina. El cuajado de las diferentes variedades de aceituna “se comportó como un año medio, excepto en arróniz, que cuajó incluso un poco mejor que el año pasado, y arbequina, algo peor que pasados años”.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario de Navarra.


To Top