lunes, 22 abril 2019

Carmen Vela: “No se avanza en la igualdad del emprendimiento científico-técnico”

La ex secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación participó en la jornada Mujer, empresa y tecnología, organizada por CEIN y UPNA

Redacción
Pamplona - 22 noviembre, 2018

Carmen Vela fue secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación entre 2012 y 2018.

Carmen Vela fue secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación entre 2012 y 2018.

La Universidad Pública de Navarra (UPNA) y el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra (CEIN) celebraron el pasado lunes la jornada Mujer, empresa y tecnología, con motivo del Día Internacional del Emprendimiento Femenino.

La ponencia de apertura Mujer y emprendimiento tecnológico, un binomio imposible corrió a cargo de Carmen Vela, directora general de Ingenasa, empresa de biotecnología aplicada a la sanidad animal y alimentaria. Vela, que es investigadora, profesora y gestora, fue también entre 2012 y 2018 secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. “5 años, 6 meses y 18 días”, precisa.

Esta licenciada en bioquímica por la Universidad Complutense de Madrid suma casi cuatro décadas de carrera profesional, y asegura que lleva “muchos años poniendo el dedo en la llaga en el tema de la desigualdad en el emprendimiento científico-técnico, pero no se producen avances significativos”.

“En 1998 España tenía un 13% de catedráticas y Alemania un 6%. Y Austria lo mismo. Los datos son tremendos”.

Nuestro país ocupa la quinta posición en cuanto al PIB mundial en investigación pública, el séptimo lugar en la Unión Europea. En producción científica, España es el quinto país de la UE, noveno mundial. “Nos hemos mantenido a pesar de la difícil situación y la aparición de China e India. No han adelantado a España en calidad”, apunta Vela.

La diferencia “muy grande” está en la innovación, “que es más complicada que contar publicaciones; deberíamos estar mejor”, considera. La innovación supone emprender y poner a trabajar el conocimiento generado en la investigación “para que rinda económica y socialmente a la sociedad”. Y eso, en resumen, “no lo tenemos. Nuestro entorno no es el mejor”.

Aunque nuestro país no ha llegado a la paridad en la investigación, sí se encuentra en el equilibrio de género, porque el 40% de las investigadoras científicas son mujeres. “En el caso de la innovación estamos mucho más atrás: aproximadamente el 10% de las empresas tecnológicas están en manos de mujeres”, subraya Vela.

LAS FINANZAS, MUNDO MASCULINO

La ex secretaria de Estado explica que la investigación se hace desde el mundo académico, que está más protegido, al margen. “Una mujer profesora-investigadora está socialmente bien considerada y puede llegar a tener unos ingresos suficientes. Pero una mujer emprendedora se enfrenta a factores sociales, al acceso a la financiación, los roles de género… por eso cuesta mucho más”, detalla Vela, para quien  “las finanzas son un mundo enormemente masculino”. Cuenta la anécdota de una emprendedora que iba al banco con su hermano para ganar credibilidad. “Hay un choque terrible, si bien es verdad que las administraciones públicas están ayudando mucho, que hay muchos programas de colaboración público-privada, que trata de minimizar los riesgos”.

“Hay muchísimas mujeres en las clases, pero no en los puestos directivos. Ser muchas en las aulas no nos vale”.

Vela ha citado también una publicación de Nature que afirma que ya las niñas de 6 años se sienten inferiores a sus compañeros en materias científico-técnicas. “Y las niñas sacan mejores notas, en todo: hasta en la Judicatura, en el MIR, pero en el momento en que empiezan a entrar otros factores, caen”.

También hay “muchísimas mujeres en las clases, pero no en los puestos directivos. Ser muchas en las aulas no nos vale”, advierte. El número de doctoradas en España ronda el 50%, frente a la media del 47% en la UE. “Es muy importante, ocurre por primera vez y España se posiciona bastante bien en el entorno Europeo”.

PRIMERA CATEDRÁTICA EN OBSTETRICIA

Pero “resulta descorazonador” que el 70% de las estudiantes de Medicina sean mujeres y que sea el sector con menos catedráticas. Hay un 20% de catedráticas en el país, y un 25% de investigadoras en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). “Pero cuando vas por áreas concretas… el otro día salió la primera catedrática en obstetricia, ¡una cuestión tan femenina! Pero no es un problema de nuestro país, pasa en todos. En 1998 España tenía un 13% de catedráticas y Alemania un 6%. Y Austria lo mismo. Los datos son tremendos”, apunta Vela.

“Hay que hacer lo imposible para que nuestras niñas estudien carreras científicas y tecnológicas”.

Como solución, la directora de Ingenasa -una empresa tecnológica con el 70% de mujeres en su plantilla- apuesta por hacer lo imposible para que nuestras niñas estudien carreras científicas y tecnológicas. Eso no es forzar, sino levantar barreras. Desde los 6 años ya tienen esa concepción de que los niños son mejores en matemáticas y en ciencias. Tenemos que rebatir esto. Faltan ejemplos de roles en los libros. Nadie quiere salirse de la norma. Se nos llena la boca con la diversidad, pero que no sea excesiva, denuncia.

La coordinadora del CEIN, María Sanz de Galdeano, regionalizó los datos al indicar que en Europa hay 6 empresarias por cada 10 empresarios. “En Navarra las mujeres emprendemos en parecida proporción, pero con gran diferencia en sectores: sobre todo en servicios. Donde menos, en ciencia y tecnología”. La “razón obvia” es que solo un 25% de mujeres estudian estas carreras, y solo el 17% de start-ups tecnológicas son capitaneadas por mujeres. Frente a ello, unanimidad: “Debemos derribar normas culturales y educativas que generan barreras a las mujeres”.

La conferencia de cierre fue impartida por Alicia Asín, cofundadora de Libelium.  Antes, tuvo lugar la mesa redonda Emprender en ciencia y tecnología, en la que han participado emprendedoras que han puesto en marcha sus empresas en esas áreas: Marisol Gómez (fundadora de Movalsys y profesora Departamento de Matemáticas de la UPNA), Aida Loperena (cofundadora de Avir Poultry Comfort), Maite Agüeros (fundadora de InnoUp Farma) y Ana Monreal (cofundadora de iAR).

Una información de Miguel M. Aríztegui para NavarraCapital.es


To Top