miércoles, 22 mayo 2019

Cómo es el nuevo etiquetado de combustibles en 7 claves

De la mano de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, ANFAC, ofrecemos una guía para agentes económicos y otra para consumidores con la que entender el nuevo sistema de repostaje que, por cierto, ya está operativo.

Jesús Jiménez
Madrid-Pamplona - 19 octubre, 2018

Mejorar la información del consumidor, principal objetivo del nuevo etiquetado introducido recientemente en nuestras gasolineras. (FOTOS: Víctor Rodrígo)

Mejorar la información del consumidor, principal objetivo del nuevo etiquetado introducido recientemente en nuestras gasolineras. (FOTOS: Víctor Rodrígo)

Todos aquellos que se hayan acercado esta última semana a una estación de servicio habrán encontrado algo “raro” en su surtidor de toda la vida. Las etiquetas habituales de “Sin Plomo”, “Diésel”, etc., se han unido a una serie de números y letras que parecen más bien una combinación matemática. ¿Qué significa exactamente este cambio y cómo poder entenderlo?

Gracias a la colaboración de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, ANFAC, te explicamos en qué consiste este nuevo etiquetado en 7 claves y, además, ponemos a tu disposición dos guías (una para agentes económicos y otra para consumidores) para entender este nuevo sistema de repostaje que -como habrás podido comprobar- está ya operativo.

  • ¿Qué es el nuevo etiquetado de combustibles?
    Los 28 Estados miembro de la UE junto a los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) además de Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía han acordado un nuevo conjunto, único y armonizado, de etiquetas de combustible para ayudar a los consumidores a seleccionar el tipo más apropiado para su vehículo. La entrada en funcionamiento de este protocolo se produjo hace escasos días, el pasado 12 de octubre.

 

  • ¿Cómo podremos identificar el combustible que necesita nuestro vehículo?
    En España, según la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles, AEVECAR, existen un total de 11.500 gasolineras. Pues bien, a partir de ahora, junto a los tradicionales indicativos de “Sin Plomo 95”, “Diésel” (que no desaparecen) aparecen, como ya hemos comentado, los siguientes distintivos.
    Así, por ejemplo, la etiqueta que identifica la gasolina es un círculo en cuyo interior aparece la letra E. Por su parte, la utilizada para el gasóleo es un cuadrado donde aparece la letra B (que designa los componentes específicos de biodiésel presentes) y XTL (para diésel sintético; esto es, que no deriva del crudo del petróleo. Finalmente, los vehículos gaseosos estarán representados por un rombo (ver gráfico adjunto).
GASOLINA

 

  • ¿Cómo funcionan estas nuevas etiquetas?
    La etiqueta es una herramienta visual para ayudar a los consumidores a verificar que han seleccionado correctamente el combustible apropiado para su vehículo

 

  • ¿Por qué son importantes para los consumidores?
    Las nuevas etiquetas homogeneizan la nomenclatura de carburantes en toda la UE y, por lo tanto, mejoran la información que recibe el consumidor de los vehículos, tanto del que tienen en propiedad como de cualquier otro que conduzcan en el ámbito tanto de la eurorregión como los que se han adscrito al sistema (ver punto uno) sin necesidad de entender el idioma.

 

  • ¿Dónde se colocan estas nuevas etiquetas?
    Las etiquetas deben estar colocadas, en primer lugar, en los nuevos vehículos matriculados a partir del 12 de octubre de 2018, en la tapa del depósito así como en las especificaciones del manual del vehículo. Asimismo, deben aparecer en todos los surtidores de gasolina, gasóleo, hidrógeno (H29, gas natural comprimido, gas natural licuado y gas licuado de petróleo de las estaciones de servicio de acceso público de todos los países de la UE, de forma clara y visible para los consumidores.

 

  • ¿Qué pasa con los vehículos matriculados antes del 12 de octubre de 2018?
    ANFAC, como representante de los fabricantes de vehículos, NO recomienda colocar las etiquetas en vehículos previos a la fecha indicada. Recuerda, en ese sentido, que los conductores podrán seguir repostando con total seguridad (entre otros motivos, como se ha indicado, porque los anteriores indicativos no desaparecen del surtidor). No obstante, desde dicha organización recomiendan que, en caso de necesitar un mayor asesoramiento, se consulte al distribuidor local más cercano.

 

  • ¿Estas etiquetas sustituyen a las nomenclaturas comerciales presentes en las gasolineras?
    Radicalmente no. Las nuevas etiquetas no sustituyen a las denominaciones comerciales. Su función es la de servir de complemento a las ya existentes con el único propósito de que los consumidores cuenten con la mayor información posible.

No obstante, para los interesados ofrecemos a continuación, las guías que ANFAC ha editado para agentes económicos y consumidores que contiene una información más detallada a fin de solventar cualquier duda o problema surgido alrededor de esta importante novedad vinculada al consumo de combustibles.

GUÍA PARA AGENTES ECONÓMICOS

GUÍA PARA LOS CONSUMIDORES

Para acceder a más noticias relacionadas con el ámbito del MOTOR … LEER AQUÍ. 

 

 


To Top