jueves, 22 febrero 2024

Comptos subraya que la economía del Ayuntamiento de Pamplona «está saneada»

En su informe de 2022, la entidad señala que el Consistorio y sus organismos autónomos gastaron el año pasado 251 millones e ingresaron 270. "Genera recursos suficientes para atender sus gastos de funcionamiento y la carga financiera", resalta el órgano fiscalizador.


Pamplona - 15 diciembre, 2023 - 13:03

Reloj de la fachada del ayuntamiento de Pamplona

Comptos apuntó que el Consistorio y sus organismos autónomos gastaron el año pasado 251 millones e ingresaron 270. (Foto: archivo)

La Cámara de Comptos publicó este viernes su informe sobre las cuentas del Ayuntamiento de Pamplona correspondiente a 2022. Además de los datos del propio Consistorio y sus dos organismos autónomos (Gerencia de Urbanismo y Escuelas Infantiles), el documento analiza la situación de sus cinco sociedades mercantiles: Comiruña, Pamplona Centro Histórico, Servicio de Atención a Domicilio, Animsa y Mercairuña. La estructura organizativa del Ayuntamiento se completa con la Fundación Gayarre.

La entidad señala que el Ayuntamiento de Pamplona y sus organismos autónomos gastaron el año pasado 251 millones e ingresaron 270. En gastos, destacan los de personal; con 107 millones; los bienes corrientes y servicios, con 82 millones; y las inversiones, que el año pasado sumaron 31 millones.

La plantilla orgánica del Consistorio tiene 1.624 puestos de trabajo, de los que 595 están vacantes. De estos últimos, 477 se cubrieron a través de contrataciones temporales. Por tanto, a finales de 2022 el Ayuntamiento de Pamplona contaba con 1.506 empleados, con una tasa de temporalidad del 32 %. Para disminuir dicha tasa, está en marcha una oferta de empleo de estabilización con 265 plazas.

Respecto a los ingresos, las transferencias corrientes ascendieron a 112 millones, los impuestos directos sumaron 61 millones y las tasas y precios públicos 26 millones.

SITUACIÓN FINANCIERA SANEADA

El informe subraya que, en 2022, el ahorro bruto descendió respecto al ejercicio anterior, pasando de 29 millones a 22. La razón fue el aumento de los gastos de personal, bienes corrientes y transferencias corrientes, que pasaron de 193 a 208 millones.

El remanente de tesorería para gastos generales es de 36 millones, de los que 15 corresponden al endeudamiento concertado en 2022. También destaca el importe de gastos corrientes y de capital, financiados con remanente de tesorería (14 millones), «con la consiguiente reducción del mismo». Y el hecho de que, en 2022, la deuda se incrementó un 20 %, pasando de 36 a 43,5 millones.

«A la vista de estos datos, la Cámara de Comptos concluye que la situación financiera del Ayuntamiento de Pamplona es saneada, ya que genera recursos suficientes para atender sus gastos de funcionamiento y la carga financiera», concluye el informe.

FONDOS NEXT GENERATION

El informe agrega que al Ayuntamiento de Pamplona le han concedido 28 millones de los fondos europeos Next Generation, de los que ha cobrado 13. A 31 de diciembre del año pasado, había gastado 10 millones. La mayor parte de dicha inversión (6,5 millones) se ha destinado al proyecto ‘Pamplona avanza’, un conjunto de actuaciones estratégicas para cambiar el modelo de movilidad, mejorar su calidad ambiental e incrementar la competitividad de la ciudad.

El informe también valora la obra de la pasarela del Labrit. Tras varias modificaciones y obras complementarias, el coste total superó ligeramente el millón de euros, con una desviación del 78 %. «Si al precio de la obra se le suman los informes, redacción del proyecto, dirección de obra y andamiaje, el coste total de la rehabilitación de la pasarela suma 1,6 millones. Por lo tanto, el coste total de la pasarela suma 2,3 millones», recuerda.

La Cámara de Comptos constata que la exigencia de responsabilidades «se ha dilatado en el tiempo» y que el ayuntamiento ha reclamado 1,6 millones en concepto de indemnización por defectos de la pasarela. De esa cantidad, solo ha recibido 140.000 euros.

Así, el informe recomienda analizar el proyecto de la obra de rehabilitación para, en su caso, reclamar a su redactor la indemnización correspondiente por los posibles defectos, insuficiencia técnica, errores materiales u omisiones. También aconseja potenciar el control interno de la intervención, planificar la licitación de los contratos antes de su vencimiento y aprobar la ponencia de valoración que fije el valor de los inmuebles municipales.


To Top