martes, 1 diciembre 2020

Cuando se acabe el café para todos

Es lo que faltaba para rematar este fatídico 2020: que se agoten todos esos placeres que aún podemos disfrutar. Café, chocolate y miel son algunos de los alimentos en peligro de extinción, que destacan en una lista elaborada por Oxfam Intermón. ¡Vayan tomando nota para saborearlos mientras puedan!

Cristina Catalán
Pamplona - 7 noviembre, 2020

Entrada patrocinada por MINI - LURAUTO NAVARRA

El café es uno de los alimentos en peligro de extinción por culpa del cambio climático.

El aroma de un café recién hecho que impregna nuestro hogar cada mañana. Los primeros sorbos al alba que nos aportan energía y fuerza para comenzar el día. Para muchos, esencial para arrancar motores… Pues ya nos podemos ir despidiendo de él y de otros alimentos que se encuentran en peligro de extinción, según una lista elaborada por Oxfam Intermón. El cambio climático es el gran culpable de muchas de estas ‘desapariciones’. Un problema a nivel mundial muy difícil de parar, que de seguir así terminará con algunos de los placeres culinarios que hasta ahora podemos saborear en nuestros paladares.

DESPÍDETE DEL CAFÉ

La población de abejas está disminuyendo considerablemente.

La miel se verá afectada por la disminución de la población de abejas.

Y es que, es difícil imaginar un mundo sin café. Gracias al trabajo del World Coffee Research, junto con el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) y el Programa de Investigación sobre el Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria del CGIAR (CCAFS), sabemos que las áreas productoras más relevantes a escala mundial en el cultivo de la variedad de café arábica se verán perjudicadas por el calentamiento global, que las volverá menos idóneas para su plantación. Además, la crisis del coronavirus ha castigado duramente a los productores de este tipo de café que ha hecho escasear la mano de obra por las medidas de confinamiento realizadas en los países del sector cafetero en Latinoamérica. El mundo quiere café y más café. Pero de las 124 variedades existentes en el mundo, el 60 por ciento está en peligro de extinción en su hábitat natural por culpa del cambio climático y la deforestación.

‘BYE, BYE’, MIEL…

Greenpeace avisa de que, como consecuencia del empleo de productos tóxicos por parte de la agricultura industrial, el impacto sobre los hábitats o los efectos del cambio climático, la población de abejas está disminuyendo en todo el mundo. Tanto para el mantenimiento de la biodiversidad como para la alimentación del ser humano, es esencial la polinización, por lo que, no solo la miel, sino frutas, vegetales y cultivos también se verán afectados. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señala que de unas cien especies de cultivos que aportan el 90 % de los alimentos a nivel mundial, 71 de ellos son polinizados por abejas.

HASTA MÁS VER, PLÁTANOS

Es una de las frutas más consumidas en el mundo, pero el mal de Panamá, un hongo que ataca a las plantaciones de plátano (o banana) para el que aún no se conoce una cura eficiente y es resistente a los fungicidas, está afectando a la variedad cavendish. La BBC ya ha avisado de que el abastecimiento de este postre natural se está viendo perturbado. Este hongo ya estuvo a punto de acabar con esta principal variedad de plátanos en la década de 1960. 

El cambio climático afectará al cultivo del cacao.

El cambio climático afectará al cultivo del cacao.

OLVÍDATE DEL CHOCOLATE

El árbol del cacao es una planta que requiere exquisitas condiciones para ser cultivada correctamente. Esas condiciones son típicas de las selvas tropicales con humedad elevada y constante, suelo rico en nitrógeno y temperaturas moderadas a lo largo del año. Ghana y Costa de Marfil son dos de las principales regiones productoras del cacao que consumimos a nivel planetario. Pero según informa el CIAT, en estos países las temperaturas aumentarán en más de 2 ºC hasta el 2050. De este modo, el cambio climático afectará a la producción del cacao, ya que estas áreas serán más calurosas de lo que precisan estos cultivos. ¿Quién querrá vivir en un mundo sin chocolate?

ADIÓS AL ATÚN ROJO 

El World Wildlife Fund (WWF) asegura que la pesquería de este túnido lo ha esquilmado de manera progresiva hasta su práctica desaparición en el Atlántico Oriental y en el Mediterráneo y alerta de la sobreexplotación a la que se está sometiendo a esta especie. En tan solo diez años, su población ha llegado a disminuir más de un 85 %La organización conservacionista apunta como principal responsable a la pesca ilegal y desmesurada de la flota europea, en especial Francia, así como Libia y Turquía.

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) decidió la reducción de las capturas admisibles de esta especie del Atlántico Oriental a 12.900 toneladas, una disminución del 4% algo que que no ha satisfecho a nadie pues es insuficiente. 

En solo diez años, la población del atún rojo ha disminuido más de un 85 %.

En solo diez años, la población del atún rojo ha disminuido más de un 85 %.

HASTA LA VISTA BISTEC DEL MAR 

Oceana indica que debido a la pesca ilegal y la sobrepesca estamos acabando con el pez Espada del Mediterráneo, ya que la mayor parte de las presas son crías, lo cual impide su reproducción. Actualmente se captura el doble de lo que recomienda la comunidad científica y apenas queda un 30% de la población que había hace treinta años en el Mediterráneo. El consumo de pez de espada junto con el de atún está aumentando considerablemente durante los últimos años, en gran parte por aquellos que prefieren comer pescado en lugar de carne y estos ejemplares son considerados los bistecs del mar, sin escamas ni espinas. 

Especies como el pez espada, tiburón mako o atún rojo están en riesgo de desaparecer de nuestros menús.

Especies como el pez espada, tiburón mako o atún rojo están en riesgo de desaparecer de nuestros menús.

TIBURÓN MAKO, EL VELOZ

Otro pescado, el tiburón Mako o marrajo común, uno de los tiburones más consumidos en el mundo. Los tiburones viven actualmente una situación muy delicada pues 17 especies de tiburones oceánicos se encuentran en peligro de extinción debido, al igual que los citados atún rojo y pez espada, a la sobrepesca. Este tiburón, además de ser el animal acuático más veloz del mundo, que puede llegar a alcanzar velocidades punta de más de 124 km/h, es muy codiciado por sus aletas y su carne para el consumo humano, algo que se está llevando a cabo sin límites establecidos a nivel mundial. Su población se ha reducido un 60% solo en el Atlántico Norte en los últimos 75 años. España se encuentra a la cabeza en Europa en las capturas de es tipo de escualo. Si se restringiera su pesca, habría un 60% de probabilidades de recuperar su población en los próximos 50 años.

AGUACATE EN PELIGRO

El aguacate necesita mucha agua para su cultivo, bien que empieza a escasear.

El aguacate necesita mucha agua para su cultivo, bien que empieza a escasear.

Es una de las frutas muy de moda durante los últimos años, incluida en muchas dietas por contener una gran cantidad de grasas saludables para nuestro organismo. La enorme demanda de este producto, sobre todo en Estados Unidos, ha provocado la rápida deforestación de los pinares del centro de México, lugar de donde proviene el 80% del aguacate. Pero además, este fruto necesita mucha agua para crecer, un bien que empieza a escasear. Así que si no hay suficiente líquido elemento, ya podemos ir tachando el aguacate de la lista de la compra.

Estos han sido tan solo algunos de los alimentos que están en riesgo de desaparecer. La lista es más extensa. Y es que, cuando hablamos de “peligro de extinción” nos vienen a la cabeza el lince, el oso polar, el mandril, el pangolín o el gorila, entre muchos otros, y quizá no nos paramos a pensar en aquellos que suponen parte de nuestra base alimenticiaCon la sobreexplotación, un consumo abusivo y el imparable cambio climático, estamos aniquilando a muchas especies de nuestro entornoEsperemos que dentro de unos años no le tengamos que decir a nuestros nietos: “Yo de pequeño merendaba un alimento muy rico que se llamaba chocolate” o “tomaba de postre una fruta que se llamaba plátano”, ante los ojos extrañados del pequeño.

Son alimentos, unos esenciales para la vida, otros caprichos que nos da la madre naturaleza. Pequeños lujos y placeres que nos alegran la vida como ese café recién hecho que aromatiza nuestros intensos días, o esa miel que endulza nuestras tostadas… Brindemos por su futuro con un buen trago de vino. ¿Podremos vivir sin ellos?

Noticia patrocinada por MINI - LURAUTO NAVARRA

MINI - LURAUTO NAVARRA

To Top