miércoles, 21 octubre 2020

El nuevo placer rosa

¡Sin colorantes ni aditivos! Es considerado por muchos como uno de los mayores placeres. De propiedades estimulantes, antioxidantes, antidepresivas y hasta afrodisíacas, el chocolate es una de las mayores delicias para el paladar. Ahora, los amantes del cacao tienen una nueva joya a la que sucumbir. Es el cacao rosa o 'ruby', auténtico chocolate procedente de un tipo concreto de grano. Una nueva "piedra preciosa" que se hace hueco como el "cuarto chocolate".

Cristina Catalán
Pamplona - 3 octubre, 2020

Entrada patrocinada por BMW - LURAUTO

El cacao 'ruby' es la nueva joya entre los chocolates. (Foto: web Barry-Callebaut)

Quizá lo hayan visto en el anuncio de un helado como una exquisita y vistosa cobertura rosa. Pero no. No es un colorante. Es auténtico cacao. Si el rubí es considerada una de las cuatro gemas preciosas junto al zafiro, la esmeralda y el diamante, el chocolate rosa o ruby, que le da nombre, se une al chocolate con leche, al negro y al blanco, aunque algunos no consideran como tal a este último porque no se extrae de forma natural del cacao, sino de la manteca.

Ochenta años después del lanzamiento del chocolate blanco, que ya fue toda una revolución, Barry Callebaut, fabricante líder mundial de productos de chocolate y cacao de alta calidad, ha dado con la tecla, la vuelta de tuerca para todos los amantes del chocolate, una exquisita y deslumbrante novedad que transmite glamour y distinción. Los expertos en gastronomía sostienen que el chocolate rosa es el mayor descubrimiento del mundo del chocolate del último siglo.  

Tiene esa tonalidad rosa por el color rojizo de las semillas de este tipo concreto de cacao.

Tiene esa tonalidad rosa por el color rojizo de las semillas de este tipo concreto de cacao.

El llamado chocolate rosa o ruby ha sido creado por el grupo empresarial Barry Callebaut, mediante un proceso de elaboración único, que al igual que la Coca Cola, se mantiene en el más absoluto secreto. No obstante, sus creadores aseguran que es completamente natural pues no le han añadido ni aditivos ni colorantesEl misterio de esta llamativa tonalidad se encuentra en ciertos tipos de granos de cacao que contienen determinados pigmentos que le aportan de forma natural ese color y sabor, unas semillas que se cultivan en Ecuador, Brasil y Costa de Marfil. La semilla del cacao ruby es rojiza, con un sabor muy peculiar, según describen quienes lo han probado “ni lechoso, ni amargo, ni dulce”, que combina la frutosidad y suavidad de los frutos rojos y con un aspecto deslumbrante. 

El hallazgo de este tipo de cacao fue, al igual que otros muchos descubrimientos e inventos de la historia de la humanidad, por pura casualidad. En 2004, los investigadores del Centro de Investigación y Desarrollo de Barry Callebaut, trabajaban sobre los beneficios que tienen los flavonoides del chocolate para la salud. Y de forma casual se encontraron con este característico color rosado en ciertas semillas de cacao. 

Barry Callebaut logró desbloquear esas características específicas de sus granos mediante un proceso innovador que tardó muchos años en desarrollarse. Trece años en concreto han tardado en conseguir la fórmula perfecta para llevarlo al mercado, que fue presentado en 2017 en Shanghái ​aunque no se ha hecho popular hasta ahora. 

A pesar de su color rosado, el chocolate 'ruby' es auténtico cacao, sin colorantes.

A pesar de su color rosado, el chocolate ‘ruby’ es auténtico cacao, sin colorantes.

El chocolate rubí responde a la necesidad del consumidor de placer hedonista, es decir, la búsqueda del máximo placer, un capricho para los más sibaritas. Además, la llegada del chocolate rosa al mercado coincide con la tendencia mundial del #foodporn, que consiste en mostrar alimentos y creaciones culinarias en las redes sociales. Su vistosidad y originalidad garantizan muchos likes a quienes prueben o se animen a elaborar postres con este novedoso cacao, y lo inmortalicen subiéndolo a Instagram, por lo que se prevé que principalmente sean los millennials quienes caigan rendidos ante esta nueva variedad. 

Y es que, si hace años se pensaba que el chocolate engordaba e incluso que provocaba la aparición de acné, ahora se sabe que es todo lo contrario. Por ejemplo, el chocolate negro es un magnífico antioxidante pues contiene una altísima concentración de polifenoles, sustancia que ayuda a reducir la presión arterial y al buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Además, previene enfermedades degenerativas y celulares, pues protegen a nuestro organismo de los radicales libres. Muchas son las personas que todos los días toman chocolate pues aseguran que se sienten mucho mejor anímicamente y eso es debido a la serotonina que contiene, responsable de nuestro estado de ánimo. Además, sus propiedades afrodisíacas son uno de los mejores reclamos. Si a esto le unimos el atractivo color rosado, del chocolate ruby promete ser el nuevo alimento de deseo.

Eso regalos recurrentes de las cajas de bombones serán a partir de ahora un detalle especial, original, lleno de distinción y elegancia si al abrirlas nos encontramos exquisitos dulces rosas cuyo color le da un cierto aire pícaro y sensual.

De momento, el grupo empresarial Barry Callebaut gozará del monopolio durante un tiempo, hasta que otras empresas chocolateras den con la fórmula. De momento, los amantes del cacao tienen una nueva variedad que degustar. Un auténtico regalo que nos brinda la naturaleza y… ¡promete mucho!

A pesar de su color rosado, el chocolate ruby es caco auténtico, sin colorantes.

Los expertos sostienen que el chocolate rosa es el mayor descubrimiento del último siglo en el mundo del cacao.

Noticia patrocinada por BMW - LURAUTO

BMW - LURAUTO

Archivado en:

chocolate · vanity · rosa · ruby · rubí · afrodisíaco · cacao ·


To Top