miércoles, 19 enero 2022

De la selección de Brasil a dirigir la estación de Larra-Belagua

El roncalés Julen Garjón, de 28 años, toma el relevo de Ana Lusarreta en la dirección del Centro de Esquí Nórdico Larra-Belagua. A pesar de su juventud, el navarro, que se formó como esquiador en estas mismas pistas, acumula una importante experiencia como deportista, técnico y gestor. Hace dos años, incluso se convirtió en entrenador de la selección brasileña de esquí nórdico. Una inusual trayectoria que repasa en el siguiente CapitalTest.

Iratxe Zubieta
Pamplona - 10 enero, 2022

A raíz de entrenar a Salsamendi (izda.), Garjón (dcha.) pasó a hacer lo propio con la selección brasileña. (Foto: cedida)

Inquieto y en constante formación, Julen Garjón fue subcampeón de España de esquí nórdico en varias modalidades y campeón navarro durante cuatro temporadas consecutivas (2005-2009). De ahí que ese carácter ganador le haya llevado a trabajar siempre para impulsar esta disciplina desde su base. En 2018, comenzó un proyecto con la Federación Navarra de Deportes Invierno de tecnificación y gestión de eventos relacionados con el esquí nórdico. Labor que combinó con su trabajo de entrenador en el centro deportivo Akros.

Poco después le llegó la oportunidad de entrar en el cuerpo técnico de la selección brasileña de esquí nórdico, equipo al que acompañó durante dos temporadas a diferentes competiciones europeas. Ahora, ha llegado el momento de iniciar una nueva aventura profesional como director de Larra-Belagua y, aunque pronto dejará sus funciones dentro del cuadro sudamericano, aún tiene una tarea pendiente: conseguir patrocinios para los integrantes del combinado. Es más, sigue hablando en presente cuando habla de sus funciones en este.

1. ¿De dónde le viene la afición por el esquí?
La afición me viene por la zona en la que he vivido desde pequeño, que es Roncal. Crecí rodeado de las pistas de esquí, en las que empecé con 8 años.

2. ¿Cómo fueron sus inicios dentro de la disciplina?
Con catorce años entré en el equipo de esquí Club Pirineos del Roncal. Empecé a entrenar de forma más seria y, en 2005, fui subcampeón de España en esquí clásico, en estilo libre y relevos. En Navarra fui campeón desde 2005 hasta 2009.

3. Se mudó a Pamplona para continuar con su formación escolar y esto interrumpió su trayectoria…
Sí, me fui para terminar Bachiller. Como no tenía entrenador, practicaba haciendo ‘roller’, que es un entrenamiento con patines sobre asfalto para emular el esquí. Así que dejé una temporada la competición y el esquí de lado.

4. Después estudió INEF…
Sí, retomé la competición y, en 2013, me dieron un reconocimiento como deportista de alto rendimiento por quedar tercero en una prueba de esquí de fondo a nivel nacional, pero que era considerada olímpica. Justo había terminado un grado superior de deporte en Lumbier y, gracias a ese título, pude entrar en la universidad para estudiar la carrera.

5. Al mismo tiempo, fue evolucionando su carrera deportiva…
Pasé a entrenar al equipo del que formaba parte, el Club Pirineos del Roncal. He estado desarrollando esta función durante ocho años, hasta 2021.

6. ¿Cómo fue esa transición? ¿Se formó para ser entrenador?
Sí. De hecho, mientras estudiaba en Lumbier, sacaron por primera vez en Navarra los títulos de técnico deportivo de esquí Nivel 1 y Nivel 2. Me formaron para configurar entrenamientos, organizar una clase, guiar a un grupo, técnica, rendimiento de un equipo…

7. ¿Se ganaba la vida como monitor de esquí?
No, siempre he tenido que combinar esta actividad con otros trabajos de camarero, de monitor en un gimnasio…

8. También creó un proyecto de la mano de la Federación Navarra de Deportes de Invierno…
En 2018 comencé un proyecto con la federación para intentar impulsar el esquí y trabajar de la mano de los clubes, aportar ideas. Entonces surgió el proyecto de tecnificación, de perfeccionamiento, me presenté como entrenador y me cogieron.

9. ¿En qué consistía su labor cómo director técnico?
Por un lado, desarrollaba las labores de entrenador con un grupo que se había seleccionado según unos criterios. Estaba compuesto por los considerados mejores esquiadores de Navarra de entre 16 y 18 años de aquel momento. Y por otro, dentro de la federación me ocupada de organizar eventos y juegos deportivos, así como de ayudar en la gestión.

10. ¿Qué supuso vivir el esquí desde una perspectiva más administrativa?
Entablé diferentes relaciones con otras instituciones, como por ejemplo el Instituto Navarro de la Juventud o diversos centros y equipos infantiles y juveniles. Buscábamos patrocinadores para intentar que hubiese ingresos en los torneos y las competiciones que promovimos desde la federación. Era bonito poder trabajar en construir un soporte para esta disciplina.

11. Entiendo que, tal vez, la promoción de este deporte no es sencilla… 
La forma mas fácil de analizarlo es ver si hay licencias deportivas. No está pasando por su peor momento, pero me gustaría que hubiese más. En alto rendimiento es más estable, pero en carreras o marchas populares participa muy poca gente. Cuando era más pequeño, había bastante más. Aunque es cierto que, a raíz del Covid-19, más gente se está animando a probar.

12. También ha trabajado con la selección brasileña de esquí de fondo…
Es curioso. Cuando era entrenador en el Club Pirineos del Roncal, trabajé con un niño, Manex Salsamendi, cuya madre es brasileña. En una competición europea coincidimos con un equipo de allí, y, a raíz de aquello, este chico comenzó a viajar para entrenar y competir con la selección de su país. Yo tenía contacto directo con él porque era su entrenador, y en el segundo año me propusieron ir con ellos a los campeonatos europeos. Primero fueron tres semanas y después, a la temporada siguiente, me contrataron.

13. ¿Lo más destacable de esta experiencia?
En general fue una gran experiencia. Primero viajamos a Austria y después a Italia. Hacíamos carreras OPA, que son de nivel europeo. Les ayudaba con la gestión de los viajes y alojamientos y también me encargaba de prepararles los esquís como ‘esquiman’. Brasil y esquí parecen contradictorios, pero me di cuenta de que técnicamente esquían muy bien. Tienen otras dificultades porque no hay nieve, pero en Europa nos tienen respeto y cariño. Yo llevo tres años con ellos, pero ellos ya llevan seis años en esto y compiten muy bien.

14. Pero, sin nieve, parece imposible montar una selección…
Partió de un proyecto llamado Esqui Na Rua (Esquí en la Calle). Es una iniciativa inclusiva para ayudar a jóvenes de las favelas a iniciarse en el mundo del deporte. Dan clases a niños y llama mucho la atención allí. Practican en la calle, haciendo ‘roller’, con las botas y los bastones pero sobre ruedas. Llevan ya más de diez años, hacen competiciones en asfalto y a los esquiadores que despuntan se los llevan a Chile y Argentina. De ahí salen los mejores, que pasan a Europa.

15. Ha dicho que es el esquiman del equipo. ¿En qué consiste ese cargo exactamente?
Siempre solemos poner el ejemplo de la cara. Los esquís tienen poros, por eso hay que encerarlos. Así logras que se agarren mejor a la nieve o se deslicen más rápido. Las ceras son la clave para mejorar los tiempos. Y el esquiman se encarga de todo eso.

16. Son detalles muy técnicos, que implican conocer a fondo los propios esquís..
Es como todo, depende de las ganas que tengas por avanzar y aprender cosas nuevas. Es cuestión de probar. La nieve esta todos los días diferente, igual que la temperatura. Esto cambia por completo las carreras y, a su vez, influye en las ceras que se usan para preparar los esquís. Primero me inicié con el que era mi entrenador. Con la selección de Brasil teníamos un italiano que venía a ayudarnos y, en las grandes competiciones, siempre estoy mirando de reojo a ver cómo lo hacen. En Europa, esta es una figura con la que mucha gente se gana la vida dentro del esquí. Nosotros no tenemos mucho presupuesto y las ceras son muy caras. Para que te hagas una idea, un equipo con gran nivel, noruego por ejemplo, tiene veinte pares de esquís por deportista. Nosotros, dos o tres.

17. ¿Y qué hay de la financiación?
Los viajes los financia la federación de Brasil. Mi siguiente reto es conseguir un patrocinio para ellos. Las marcas de esquís suelen ser los espónsores habituales de estos equipos. Quiero conseguir llegar a un punto en el que nos den un soporte mucho más directo y que haya más comunicación, además de que nos respalden también con la alimentación para que esos niños puedan contar con material de mayor calidad y puedan disfrutar y mejorar en esas competiciones.

18. Ahora pasa a ser el nuevo director de Larra-Belagua…
Firmé el 22 de diciembre. Y de momento estoy aprendiendo de Ana Lusarreta, hasta ahora directora del centro. Este mes cogeré el relevo por completo.

19. ¿Cómo aterrizó en este puesto?
La gente ya me conocía por la gestión del club, por el trabajo en la federación… Cuando salió el puesto muchas personas me mandaron la oferta de trabajo: amigos, gente de la zona… Todos me animaban a que me apuntase. Cuando tantas personas te apoyan y tú también te sientes con ganas es por algo.

20. ¿Cómo se ha preparado para este nuevo cargo?
He hecho un curso de gestión de instalaciones deportivas promovido por el Gobierno de Navarra. Y el año pasado, con la federación, realicé otra formación de gestión deportiva avanzada. Creo que me van a venir muy bien para desempeñar mis funciones. La gestión de personas la vengo desarrollando desde mi otro trabajo en el centro deportivo Akros, donde he estado trabajando hasta ahora como entrenador personal y coordinador, organización de horarios…

21. ¿Cuánta gente va a tener a su cargo?
Entre diez y doce empleados en el día a día y, los fines de semana o días de competición, se incrementa como mínimo en cuatro personas más.

22. Ahora tendrá un escaparate de primer nivel para seguir impulsando este deporte…
Este año mi idea es adaptarme y aprender lo más rápido posible. Tengo muchas ideas, pero de momento las he dejado aparcadas. Cuando me asiente, sí quiero promoverlo en diferentes ámbitos y llevar a cabo distintas iniciativas. No lo pierdo de vista e intentare insistir en ello.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top