domingo, 13 junio 2021

De Navarra al Seis Naciones

Tras un durísimo 2020, algunas agencias de viajes comienzan a retomar su actividad, aunque con prudencia. Es el caso de Viajes Divertis, que desde hace catorce años lanza paquetes para disfrutar del rugby en Londres, Edimburgo, Dublín, Cardiff... Su director, Óscar Briones, ha llegado a organizar un desplazamiento para 1.200 personas. Ahora, las nuevas reservas "están un poco en el aire", a la espera de ver si las autoridades de otros países dan luz verde a la entrada de ciudadanos españoles y cuáles son los límites de aforo en los estadios. Varios amantes del rugby relatan sus vivencias en estos viajes, donde reina "el buen rollo".

Iñaki Ciordia
Pamplona - 7 junio, 2021

Cada año, decenas de navarros se desplazan a las islas británicas para presenciar partidos del Seis Naciones. (Foto: cedida)

La agencia navarra Viajes Divertis lleva desde 2007 acercando a los aficionados al rugby a experiencias en vivo de primer nivel en este deporte. Desde entonces, ha estado presentes en todos los Seis Naciones y Test Matches, además de ser subagencia oficial de la Copa del Mundo 2015 en Inglaterra. “Creé la agencia porque, en aquella época, no había ninguna que se encargase de gestionar este tipo de eventos y el aficionado se lo tenía que buscar por su cuenta”, rememora Óscar Briones, director de Viajes Divertis

Aunque se centra más en el mundo musical, la apuesta de la empresa por el rugby ha sido todo un éxito: “Encontré un nicho a nivel nacional. Es un deporte que me apasiona porque estuve viviendo en Irlanda y lo conocí de primera mano”.

“Creé la agencia porque no había ninguna que se encargase de gestionar este tipo de eventos y el aficionado se lo tenía que buscar por su cuenta”.

Pero la pandemia ha hecho mella en el negocio, igual que en el resto de agencias: “Nos ha golpeado al 100 % y hemos estado mucho tiempo parados. Pero ahora tenemos la vista puesta en el otoño, confiando en que vaya arrancado poco a poco”.

Precisamente, en noviembre tendrán lugar los Test Matches 2021. Se trata de partidos en los que selecciones del Hemisferio Sur como Nueva Zelanda, Argentina, Sudáfrica o Australia se enfrentarán a los combinados nacionales del Hemisferio Norte. Todo un acontecimiento para los aficionados al rugby: “En este deporte hay pocos partidos amistosos y es una oportunidad para verlos en Europa, en escenarios como Londres, Edimburgo, Cardiff o Dublín”.

Por ejemplo, Divertis ha preparado un paquete especial para el EscociaSudáfrica o el EscociaAustralia en Edimburgo. Este viaje incluye dos noches de hotel y entrada por cerca de 400 euros. “También gestionamos entradas solas o alojamientos más económicos, adaptándonos al cliente”, comenta.

“La pandemia nos ha golpeado al 100 % y hemos estado mucho tiempo parados. Ahora tenemos la vista puesta en el otoño, confiando en que vaya arrancando”.

La ubicación del estadio puede influir en un mayor precio de la entrada. Es el caso del Milennium Stadium de Cardiff. “La capital de Gales es una ciudad más cara. Es como si en Pamplona un estadio para 80.000 personas estuviese situado en la plaza del Castillo. En el momento que hay un evento, los precios se disparan y todo vale el doble”, resalta.

Estas cifras pueden alcanzar los 800 euros por entrada si nos referimos a los palcos privados para doce personas que también gestiona esta agencia navarra. Un pack que incluye barra libre, comida y la presencia de jugadores internacionales históricos. Aunque lo más importante, según Briones, es la entrada al recinto deportivo: “Nosotros garantizamos que son entradas oficiales. Este es el mayor hándicap, más aún en tiempos de internet, donde al final te encuentras muchas sorpresas desagradables”.

La agencia, que cuenta con muchos clientes de fuera de Navarra, tiene su plato fuerte en el Seis Naciones. Su récord, el viaje que organizó para más de 1.200 personas a Dublín con el fin de presenciar un Irlanda-Nueva Zelanda. “Ese fue un evento espectacular, pero normalmente solemos gestionar el viaje de 600 personas, de las que unas veinticinco son de Navarra. Nuestra sede está aquí, pero nuestra forma de trabajo es ‘online'”, detalla Briones.

“En Reino Unido quieren estar cerca del 100 % de público en los estadios. Estamos con la inquietud de qué pasará, de qué dirá Boris Johnson”.

Pero lo cierto es que los viajes no solo van dirigidos a los amantes del rugby, ya que “muchas personas se apuntan para vivir nuevas experiencias más allá del deporte”. Y, respecto al futuro, se muestra prudente pero sin perder el optimismo ante los avances que se van dando en el proceso de vacunación.

“He hablado con gente de Reino Unido y quieren estar cerca del 100 % de público en los estadios en los próximos meses. Es lógico porque las federaciones internacionales también necesitan dinero. Estamos con la inquietud de qué pasará, de qué dirá Boris Johnson o de qué se planteará en lo referente a la entrada de ciudadanos españoles. El ritmo de vacunación allí es alto y hay signos de que puede ser factible organizar los viajes”, valora.

Por eso, “las reservas están un poco en el aire”. “Las haces, pero tienes que contar con que se pueda suspender un partido y tengas que devolver el dinero. Hasta ahora no nos habíamos preparado para salir a la venta. Nos preguntábamos: ¿qué estamos vendiendo?, ¿se puede vender algo? Ahora ya lo vemos de otra manera”, admite.

“Haces las reservas, pero tienes que contar con que se pueda suspender un partido y tengas que devolver el dinero”.

Desde Viajes Divertis ya trabajan en nuevos proyectos como los desplazamientos a la Copa del Mundo de Rugby 2023, que se disputará en Francia, o la preparación de paquetes de viaje para partidos de la Premier League a partir de septiembre. Otra de sus grandes apuestas es ‘Gorriak on Tour’, con la que organizan viajes para seguir a Osasuna fuera de la región. “Esperemos ver pronto a la gente en los estadios y que recuperemos las sensaciones tan positivas que teníamos antes de marzo del año pasado”.

FIELES SEGUIDORES

Chefus Mateo es coordinador del Iruña Rugby Club y practica este deporte desde 1984. Contactó hace varios años con la agencia de Briones para viajar a un partido del Seis Naciones y, desde entonces, no ha dejado de visitar Inglaterra, Escocia, Irlanda o Gales. En total, unos diez viajes: “Para cualquiera que le guste este deporte, ver ‘in situ’ partidos como estos es un atractivo espectacular. El ambiente de fiesta y de buen rollo es muy llamativo. No hay ningún conflicto porque todo el mundo va a pasárselo bien”.

Mateo suele viajar con unos siete amigos, pero ha llegado a desplazarse con cerca de cerca aficionados. La experiencia es inmejorable, a pesar del dinero que se pueda gastar.

Chefus Mateo: “Ver ‘in situ’ partidos como estos es un atractivo espectacular. El ambiente de fiesta y de buen rollo es muy llamativo”.

“Es una cita en la que debes tener previsto un desembolso económico. El verdadero problema suelen ser las entradas, que no son baratas. Eso sí, el viaje merece la pena. He ido con amigos que nunca habían visto un partido y se han quedado encantados”, remarca.

Su mejor recuerdo, un viaje a Cardiff para ver un partido entre Gales y Nueva Zelanda, donde se reunieron amigos de diferentes puntos de España y del extranjero. “En Navarra hay un mayor acercamiento de la gente a este deporte porque juega el sobrino o el hijo y se interesan un poco más. Últimamente, se ven más camisetas de rugby por la calle, se sabe algo más de los equipos, quién ha ganado el Seis Naciones…”.

Carlos Pérez, aficionado al rugby y residente en Girona, ha viajado con Divertis desde 2008 hasta 2019. “La primera vez que hice un viaje fue con mi club de rugby. Fuimos a jugar a Bristol (Inglaterra) y, estando allí, cogimos el tren para ver un partido en Cardiff. Compré las entradas en la reventa y fue tal ‘chute’ que quise repetir cada año. Así que mirando en internet encontré, por casualidad, la agencia y ya he hecho doce viajes”.

Carlos Pérez: “Tengo un amigo en Kenia y otro en Estados Unidos. Y, una vez al año, quedamos para hacer este viaje”.

El dinero que se gasta “merece la pena porque se trata de acontecimientos únicos, como poder ver un Inglaterra-Gales o un Inglaterra-Irlanda”. Aunque su mejor recuerdo es el viaje que hizo en 2011 a Nueva Zelanda para ver la Copa del Mundo. “Le dije a Carlos que quería ir al Mundial, que pediría un crédito en el banco, pero que no me lo perdería. Me fui para allá y estuve un mes con unas entradas increíbles. Vi ganar en la final a los ‘All Blacks’ por un punto y casi me dio un vuelco el corazón”.

Este aficionado catalán suele viajar con diecisiete amigos, algunos de sitios lejanos. “Tengo uno en Kenia y otro en Estados Unidos. Y, una vez al año, quedamos para hacer este viaje y ver partidos de rugby. La agencia lo prepara todo al detalle. Estuvimos en un hotel en Cardiff pegadísimo al estadio y eso fue insuperable”, remata.

Entra aquí para leer más noticias de Capital Sport.


To Top