miércoles, 21 octubre 2020

Detectados 458 falsos autónomos más en Navarra

El 'delivery', la construcción y el sector cárnico concentran el grueso de los casos identificados desde enero a septiembre de este año, según la información facilitada por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social a NavarraCapital.es. Las cifras de 2020 no resultan "tan espectaculares" como las de 2019, cuando se descubrieron 2.216 gracias, en gran medida, a que 1.561 correspondían a una empresa de transportes. Las asociaciones de autónomos analizan este problema, que afecta en torno al 7 u 8 % de los trabajadores por cuenta propia de Navarra, así como el contenido que debería tener la futura Ley 'Rider'.

Cristina Catalán
Pamplona - 6 octubre, 2020

El Tribunal Supremo determinó recientemente que los 'riders' de Glovo son falsos autónomos. (Foto: Víctor Ruiz)

Es una práctica habitual, pero difícil de detectar. Para ahorrar gastos, una empresa incorpora, con un puesto y un horario definidos, a una persona a la que obliga a darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Son los llamados falsos autónomos. Un fraude que está a la orden del día. 

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Navarra (UPTA Navarra) estima que entre el 7 y el 8 % de los aproximadamente 47.000 trabajadores por cuenta propia existentes en Navarra incumplen la legislación en este sentido. Un problema que extiende a todo el país, por lo que son muchos los profesionales que están en el punto de mira de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. De ahí que este departamento y el Gobierno central estén preparando la llamada Ley ‘Rider’, denominada así porque nace en medio de la polémica suscitada con los ‘riders’ de Glovo. De hecho, recientemente el Tribunal Supremo apuntó en una sentencia que estos trabajadores realmente son falsos autónomos.

Los 458 falsos autónomos detectados redujeron los ingresos de la Seguridad Social en unos 5 millones.

Entre enero y septiembre de este año, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social detectó 458 nuevos falsos autónomos en Navarra, 217 de ellos en plataformas de delivery, lo que supone unos cinco millones de euros sin abonarse en cuotas a la Seguridad Social. Esos son los datos facilitados a NavarraCapital.es por Guillermo Dachary, su director Territorial en Navarra.

“Son inspecciones especiales a empresas que actúan en fraude de ley. Tienen un encuadramiento erróneo de sus empleados, que se dan de alta como autónomos cuando deberían ser contratados por cuenta ajena, porque así no están sometidos a las restricciones de estos y resultan más baratos”, detalla. Una gran parte de los expedientes tramitados este año en la Comunidad foral se concentraron en la construcción y el sector cárnico

Las cifras de 2020, especifica Dachary, “no son tan espectaculares” como las registradas en 2019, cuando se descubrieron 2.216 empleos de trabajadores que no estaban dados de alta en la Seguridad Social o estaban mal encuadrados. Pero aquellos datos se debieron en gran medida “a una operación especial”, en la que fueron identificados 1.561 falsos autónomos en una empresa de transportes (el 70 % del total). No obstante, el problema sigue preocupando a las autoridades. El Ministerio de Trabajo y Economía Social calcula que, desde enero de 2018 hasta agosto de este año, la Seguridad Social dejó de ingresar en Navarra algo más de 25 millones de euros en cuotas por este motivo.

La construcción y el sector cárnico concentran buena parte de los casos detectados entre enero y septiembre.

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos también aporta algunas cifras de calado al respecto. De los más de 32 millones de autónomos que hay en Europa, 2,6 millones son encubiertos, lo que supone el 8 %. En España, en mayo de 2020 se hablaba de unos 100.000 casos, el 3,15 % del total. 

No obstante, Juan Carlos Equiza, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Navarra (ATA Navarra), especifica que aportar cifras exactas en este sentido resulta muy complicado: “Evidentemente, no hay datos concretos y fiables acerca de cuántos de los 46.961 autónomos que hay en Navarra son fraudulentos. Básicamente porque estamos hablando de algo que es ilegal, de modo que solo podemos hacer estimaciones”. 

En la misma línea, Natalia Moriones, presidenta de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos de Navarra (UPTA Navarra), reconoce igualmente dicha dificultad, pero calcula que podría haberalrededor de un 7-8 %”  recurriendo a esta modalidad laboral en la región. Aunque más que economía sumergida, la califica como una “economía ficticia, ya que es visible, pero está mal encuadrada”

Natalia Moriones (UPTA Navarra): “Más que economía sumergida es economía ficticia, ya que es visible pero está mal encuadrada”.

AUTÓNOMO VS CUENTA AJENA

A juicio de Moriones, el problema radica realmente en el empresario: “Algunos obligan a estas personas a hacerse autónomas para ahorrarse los gastos de los seguros sociales, a pesar de que existe claramente una relación laboral”.

Concretamente, estas personas están dadas de alta en el RETA y, por tanto, cotizan en consecuencia. Sin embargo, no cumplen realmente las condiciones del trabajo por cuenta propia y sí con las características del trabajo por cuenta ajena como, por ejemplo, el hecho de que no puedan elegir su horario laboral, utilicen los medios materiales del empresario,  trabajen para una única empresa y, en definitiva, no tengan autonomía para ejercer su labor.

LEY ‘RIDER’

Por eso, el Gobierno central está trabajando en una legislación que acabe con los falsos autónomos y proteja los derechos de estos profesionales. En principio, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, mostró recientemente su intención de que el texto de dicha ley se debata con los agentes sociales. “La denominada Ley ‘Rider’ nos aportaría esas normas con las que todos jugaríamos por igual. Y, por supuesto, eso es bueno”, valora Equiza“Pero no nos tenemos que quedar aquí. Aparte del ‘delivery’, hay que hacer extensible la regulación a otros sectores como la construcción, servicios, transporte y cárnicos”, especifica Moriones

Juan Carlos Equiza (ATA Navarra): “El ‘delivery’ es la punta del iceberg de un problema muchísimo más amplio”.

El presidente de ATA Navarra puntualiza que el delivery no es un sector como tal y que no llega ni al 1 % del total de autónomos. Desde su punto de vista, es la “punta del iceberg de un problema muchísimo más amplio”, que se da también en otras actividades y sectores profesionales como telefonía e instaladores de ADSL; plataformas de abogacía, ingenieros, jardineros, fontaneros, mensajería… 

“Hay que buscar una respuesta real a la nueva economía digital y al trabajo de plataforma. La salarización de esas relaciones no resuelve el problema, ya que el trasvase va a ir al trabajo temporal, con convenios de referencia que establecen precios de 4,75 euros la hora, cuando la retribución media de un ‘rider’ digital que trabaja para una o más plataformas ronda los 10-12 euros la hora. Y eso por no hablar de los autónomos que trabajan en plataformas de talento a nivel internacional”. Equiza subraya la necesidad de garantizar el acceso a la protección social, independientemente de la figura laboral, respetando la voluntariedad y libertad del trabajador y dotando de mayores derechos a los trabajadores que desarrollan su labor a demanda a través de estas plataformas: “La figura del TRADE en España podría ser un buen punto de partida” (un TRADE es un autónomo que depende económicamente de un cliente, mientras que el falso autónomo ocupa un puesto laboral y tiene un horario concreto en una empresa, pero está dado de alta como autónomo).

Por su parte, Izaskun Goñi, directora general de Política de Empresa, Proyección Internacional y Trabajo en el Gobierno foral, señala que el propósito de su departamento en esta materia es “crear empleo de calidad y disminuir la precariedad”, por lo que considera clave “poner mecanismos para evitar que esta fórmula (la del autónomo) perjudique las condiciones en las que las personas trabajan”.

Juan Carlos Equiza (ATA Navarra): “Hay 206 autónomos menos que en diciembre de 2019. Y prevemos que las cifras vayan a ser mucho peores en los próximos meses”.

Aunque todavía no se conoce el texto de la futura ley, el objetivo es que recoja medidas como un salario mínimo, el derecho a la sindicación o una adecuada prevención de riesgos laborales, entre otras. Una normativa que se vislumbra especialmente importante durante esta pandemia, en la que se corre el riesgo de que estas prácticas ilegales aumenten. Porque, a juicio de la presidenta de UPTA Navarra, “algunas personas están viviendo momentos muy duros y la desesperación te puede llevar a hacer cosas que, en condiciones, normales no harías”.

No obstante, desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos hacen una lectura distinta a este respecto: “Todo apunta a que dicho colectivo está en retroceso, pese a la percepción generalizada de que se incrementa exponencialmente, y que lo hace por la nueva economía digital”.

MALA IMAGEN PARA LOS AUTÓNOMOS

Por otro lado, Equiza hace hincapié en un problema añadido, que afecta a todo el colectivo de los autónomos. “Cada vez que se habla de falso autónomo, se mira con malos ojos a todos los autónomos en general, pues se nos relaciona con la palabra fraude. Todo lo que sea competencia desleal hay que combatirlo. Hay que acabar con el fraude”, sentenciaSimilar es la opinión de Moriones, quien considera que la existencia de falsos autónomos “perjudica la imagen de la figura del autónomo en sí, ya que se asocia la palabra autónomo al adjetivo ‘falso'”.  

Y lo peor de todo es que el futuro no parece muy halagüeño. Porque el presidente de ATA Navarra alerta de que actualmente hay 206 autónomos menos en Navarra que a finales de 2019: “Y prevemos que las cifras de los próximos meses van a ser bastante peores”.

Entra aquí para más información sobre economía.


To Top