lunes, 27 mayo 2024

Diez años, una carrera solidaria y 130.000 euros de recaudación para ANFAS

Nació tímidamente en 2014, pero la Carrera Solidaria Navarra en apoyo a ANFAS y a las personas con discapacidad alcanzó su décima edición el pasado domingo, 15 de octubre. Conocida popular y cariñosamente como la #Casolina, esta prueba deportiva ya es toda una referencia de buenas prácticas en relación con los #ODSjetivos2030, que Navarra Capital pone de relieve en una serie de reportajes en los que colabora la propia Laboral Kutxa (entidad organizadora).


Pamplona - 17 noviembre, 2023 - 11:18

La #Casolina2023 es una referencia de las buenas prácticas en relación con los #ODSjetivos2030. (Fotos: cedidas)

Una de cada seis personas en el mundo ha sufrido algún tipo de discriminación, viéndose desproporcionadamente afectadas las mujeres y quienes padecen discapacidad, sobre todo si es intelectual. Los prejuicios y la incomprensión arrinconan a las personas discapacitadas en ámbitos endogámicos, con escasas oportunidades para dar visibilidad a su situación y prácticamente sin posibilidades para demostrar su valía y capacidades. Una realidad que les cierra la puerta a la integración social e imposibilita garantizar su derecho a una vida sana y al bienestar, tal y como persigue el tercero de los #ODSjetivos2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la ONU.

Frente a los limitados recursos públicos han surgido iniciativas privadas, en buena parte promovidas por las familias de las que forma parte alguna persona discapacitada intelectual. Es el caso de ANFAS, la Asociación Navarra en favor de las personas con discapacidad intelectual o trastornos del desarrollo y sus familias, una institución constituida en 1961 y que el año pasado atendió a 1.703 personas en sus ocho sedes de Pamplona, Elizondo, Lesaka, Lakuntza, Estella, Tafalla, Tudela y Sangüesa. En total, cuenta con 2.368 personas socias y 892 personas voluntarias que colaboran en la realización de una treintena de programas distintos para atender a gente de todas las edades y con diferentes necesidades.

Una de esas actividades es la Carrera Solidaria Navarra en apoyo de las personas con discapacidad, que el pasado 15 de octubre alcanzó su décima edición. La #Casolina2023, que ANFAS ha organizado junto a Laboral Kutxa y Rockthesport, es una referencia de las buenas prácticas en relación con los #ODSjetivos2030 que Navarra Capital pone de relieve en una serie de reportajes en los que colabora la propia Laboral Kutxa.

UNA CARRERA ESPECIAL

Si valoramos el balance por las cifras la conclusión es que la carrera de este año ha sido un éxito completo. Comenzando por la participación de 1.052 personas, tanto en su modalidad presencial como en la virtual, lo que supone la segunda cifra más elevada de las diez ediciones celebradas y supera en casi 200 a la de 2022. Teniendo en cuenta que la mayoría de las carreras tienden a la baja e incluso algunas desaparecen, el incremento pone de manifiesto que la Casolina es especial, porque más allá de objetivos competitivos quienes acuden lo hacen principalmente para dar muestra de su compromiso con los objetivos de la prueba: reivindicar los derechos y apoyos que requieren las personas con discapacidad intelectual y dar visibilidad al colectivo. Directamente relacionado con el número de personas participantes está el de la recaudación, que asciende a 16.498 euros, una cifra que supera las expectativas y que suma las inscripciones (12 euros por dorsal que Laboral Kutxa entrega íntegramente a ANFAS), los ingresos del pintxo-pote solidario y donaciones. A lo largo de estos diez años son más de 10.000 las personas participantes y el dinero recaudado ronda los 130.000 euros.

En la carrera de este año participaron 1.052 personas, lo que supone la segunda cifra más elevada de las diez ediciones.

En la carrera de este año participaron 1.052 personas, lo que supone la segunda cifra más elevada de las diez ediciones.

La gerente de ANFAS, Helena Gallego, muestra su satisfacción tanto por el balance como por el hecho de que la Casolina supone “un respaldo tremendo a nivel de visualización del colectivo de las personas con discapacidad, para ellas representa un paso grandísimo porque ganan presencia social y les permite demostrar sus capacidades”. En este sentido, Gallego destaca que ha sido una edición “muy especial” porque alrededor de 120 de las personas que atiende ANFAS han intervenido en el desarrollo de la prueba, mostrando a la sociedad su valía en el desempeño de las tareas encomendadas, “poder actuar así les supone un subidón”.

Así mismo, señala que la compleja organización de la carrera y su realización “son un ejemplo perfecto de interrelación entre la ciudadanía navarra, Laboral Kutxa y las familias y voluntarios de nuestra asociación. Hemos formado un equipo muy consolidado”. Por otra parte, agradece la respuesta de toda la sociedad, plasmada en la presencia de corredores de procedentes de toda Navarra, y el esfuerzo de las familias que forman parte de la asociación para hacer posible la prueba.

Parte de los voluntarios y voluntarias en la parte gastronómica que siempre acompaña a la Casolina.

Algunos de los voluntarios y voluntarias que colaboraron en la zona gastronómica que siempre acompaña a la Casolina.

Eduardo Elizalde, director de zona de Laboral Kutxa, también valora muy positivamente la #Casolina2023 y, como Helena Gallego, resalta que se trata de “un evento que cuenta con la intervención de voluntarios con discapacidad, porque además de darles visibilidad hace que se puedan sentir, de una manera efectiva, miembros de la sociedad”. Así mismo coincide con la gerente de ANFAS al incidir en el “especial feeling” que existe entre ambas entidades y en el seno del grupo de trabajo que hace posible la prueba. Además, Elizalde pone de manifiesto el respaldo social al evento y considera “muy relevante” la presencia de representantes de las instituciones navarras y locales.

Elizalde añade que su vinculación con ANFAS “es algo natural, somos de aquí y apoyamos a la gente de aquí porque es una forma de devolver a la sociedad lo que nos da. Laboral Kutxa tiene un compromiso con sus clientes, y también con el conjunto de la sociedad en la que vivimos y trabajamos”. Recuerda que en el centro de su actividad “siempre están las personas”, y que en consecuencia “colaboramos con el tejido social y solidario de nuestro entorno, con todo tipo de asociaciones de carácter social y humanitario a las que apoyamos en sus actividades y en momentos puntuales de crisis humanitarias”.

Entra aquí para saber más sobre los #ODSjetivos2030.

 

Archivado en:

Laboral Kutxa · Anfas ·


To Top