sábado, 2 marzo 2024

Diez consejos cuando calienta el sol (en pandemia)

Sí, en verano las preocupaciones disminuyen. ¡Pero surgen otras nuevas! El cuidado de la piel, protegernos del sol, elegir el mejor destino vacacional a buen precio o preparar maletas como si acabase el mundo son algunas de las inquietudes veraniegas habituales. Además, tras un año en el que todos estamos deseando hacer una escapadita (y relajarnos), surge otra inevitable preocupación: cómo protegernos del Covid-19. Aquí tenemos la respuesta a dicha pregunta de la mano de un profesional, Julio Maset, experto científico de Cinfa.


26 junio, 2021 - 00:08

Repleta la maleta con los consejos de Maset, si tiras la toalla que sea en la playa.

Tras el periodo de restricciones impuesto por la pandemia, vuelven los preparativos para las vacaciones y, este año, a las medidas de precaución propias del verano, se deben añadir, de nuevo, las necesarias para prevenir la covid-19. Maset nos recuerda que “la incidencia ha disminuido, pero no desaparecido”, y que “tenemos que ser cautos en esta época estival que tanto nos exalta”.

“La mascarilla y el gel hidroalcohólico son indispensables en nuestro equipaje”, remarca el profesional. “También el lavado constante de manos con agua y jabón se mantiene como una máxima de higiene fundamental para alejar la amenaza del Covid-19, allá donde estemos”, añade. Otra de las claves será informarse de las posibles restricciones y normas de distancia social en nuestro lugar de destino, de manera que, una vez allí, podamos continuar protegiéndonos del virus y, al mismo tiempo, no poner en riesgo a otras personas. El científico nos apunta los tips para disfrutar de un verano invencible, y en primera persona.

Diez consejos para unas vacaciones saludables en pandemia:

1. Protégete frente a la covid-19, también en vacaciones. Viajes donde viajes, no te relajes respecto al cumplimiento de las medidas de prevención: sigue lavándote las manos con frecuencia, mantén la distancia de seguridad y usa la mascarilla cuando estés con otras personas. E infórmate de las restricciones y medidas de protección específicas del destino en el que te encuentres.

2. Busca lugares abiertos. A pesar de que resulte tentador refugiarse en centros comerciales o en el interior de bares y restaurantes por disponer de aire acondicionado, es preferible buscar espacios abiertos, porque los lugares cerrados implican mayor facilidad de transmisión del virus. Y si acudes a playas o piscinas, respeta siempre los aforos, distancias y normas establecidas.

3. Cuida tu mascarilla cuando apriete el calor. Si vas a seguir usando mascarilla en espacios exteriores procura secar regularmente el sudor de tu rostro para evitar que la mascarilla se humedezca muy rápido, y cámbiala más a menudo si ves que está deteriorada.

4. Bebe líquido de forma abundante. Dado que la mascarilla puede aumentar la sudoración y la sensación de calor, comporta riesgo de deshidratación. Recuerda tomar agua de forma abundante para mantener tu organismo hidratado. Y no olvides comprobar que niños y ancianos también beben líquido en cantidad suficiente.

5. Protégete del sol y evita las horas centrales del día. Sobre todo, se han de prevenir los golpes de calor, y más ahora, que llevamos puesta la mascarilla. Para ello, siempre que salgas de casa, usa gafas de sol, sombrero y ropa fresca, de color claro y ligera y busca la sombra. Evita tomar el sol o hacer ejercicio físico en las horas centrales del día.

6. Reaplícate fotoprotector tras usar gel hidroalcohólico. Si empleas gel hidroalcohólico o te lavas las manos, vuelve a ponerte protección solar en esa zona de manos y muñecas, para prevenir manchas y quemaduras.

7. Cuidado con las picaduras de mosquitos. Prescinde de colonias o jabones con aromas demasiado dulces o intensos, ya que atraen la atención de los mosquitos. En las zonas de mayor riesgo, mejor usar ropa ligera que cubra toda la piel, recurre a mosquiteras por la noche y, sobre todo, aplícate repelentes de mosquitos que cuenten entre sus principios activos con la dietiltoluamida (DEET).

8. Presta atención a tus pies. Si vas a salir a pasear o tienes pensado hacer turismo, es necesario utilizar un calzado flexible y de anchura adecuada a tus pies, para prevenir la aparición de rozaduras, callos o ampollas. También es fundamental secar e hidratar bien los pies y, en piscinas o zonas comunes, utilizar escarpines o chancletas para evitar el desarrollo de hongos en esta zona.

9. No te dejes puesto el bañador húmedo. Darnos un baño en la piscina, la playa o el río siempre ayuda a refrescarnos y a rebajar nuestra temperatura corporal. Pero recuerda que la humedad en la ropa tras el baño favorece el crecimiento de las bacterias que provocan la cistitis o infección del tracto urinario, por lo que es mejor que te pongas ropa seca cuanto antes.

10. Prepara un botiquín con los productos esenciales y tu medicación habitual. No puede faltar en tu equipaje un termómetro, medicamentos para la fiebre y/o el dolor, antidiarreicos, antihistamínicos y pastillas contra el mareo. Los desinfectantes cutáneos, las gasas esterilizadas, tijeras y esparadrapo te permitirán limpiar y curar de manera rápida una herida. Y si padeces alguna enfermedad, no olvides tu medicación habitual en cantidad suficiente y la receta o prescripción de tu médico. Por supuesto, este año habrás de meter también mascarillas suficientes para toda la familia y gel hidroalcohólico.

Repleta la maleta con los consejos de Maset, si tiras la toalla que sea en la playa. En verano, la vida mejora, y mucho, siguiendo estas recomendaciones. ¡Disfruta al cuadrado!

Archivado en:

Cinfa · Covid-19 ·


To Top