sábado, 28 enero 2023

El autoconsumo triplica su potencia instalada desde 2020

Durante la apertura del II Congreso Europeo de Comunidades Energéticas, el consejero Mikel Irujo confirmó que ya hay 99 megavatios de potencia instalada en Navarra a través de esta figura, frente a los 31 de 2020. También detalló que hasta ahora se han constituido quince comunidades y otras diecisiete se encuentran a punto de culminar el proceso. No obstante, resaltó que el interés se extiende a una cuarta parte de los municipios de la región.

Jesús Jiménez
Pamplona - 24 enero, 2023

La primera jornada del II Congreso de Comunidades Energéticas reunió a más de 300 personas. (Fotos: Maite H. Mateo)

El registro de autoconsumo energético de la Comunidad foral presenta este enero una foto fija envidiable. En concreto, ya hay 99 MW de potencia instalada en la región que, comparados con los 31 de 2020, supone un incremento superior al 219 % en apenas un par de años. De la cantidad contabilizada en este primer mes, 87 son de origen solar y 50 se concentran en la industria, el sector que más se ha volcado con este nuevo sistema de generación energética.

Mikel Irujo: “El modelo de las comunidades energéticas es una realidad, algo imparable”

A la vista de estos números, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, afirmó que el autoconsumo en la Comunidad foral “es imparable” y comprometió el apoyo decidido del Gobierno de Navarra a que “el empoderamiento energético sea una realidad”.

“Estamos muy por encima de los 54 MW que el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) nos marcaba para 2030”, ensalzó. Y confió en superar el gigavatio de potencia instalada en 2030.

Sus manifestaciones se produjeron este martes durante la primera jornada del II Congreso Europeo de Comunidades Energéticas, que reúne a más de 300 personas en Baluarte. Ante dicho auditorio, enumeró algunas de las medidas adoptadas recientemente por la Administración regional para favorecer el desarrollo de este modelo energético.

Irujo adelantó que Lekunberri tendrá la primera comunidad de origen industrial, impulsada por el Ayuntamiento y las empresas.

Mikel Irujo adelantó que Lekunberri tendrá la primera comunidad de origen industrial.

Por ejemplo, recordó el derecho de superficie para comunidades energéticas que reserva la Ley Foral de Cambio Climático o la simplificación de los trámites introducida por la Ley de Medidas Urgentes ante la invasión de Ucrania, aprobada la pasada primavera. Y citó, entre las últimas medidas fiscales, que los promotores de este tipo de instalaciones añaden al 30 % de descuento previsto por ley un 5 % adicional.

62 MUNICIPIOS INVOLUCRADOS

El consejero de Desarrollo Económico y Empresarial apuntó, además, que ya hay constituidas quince comunidades energéticas en la región y otras diecisiete se encuentran a punto de culminar el proceso administrativo. Entre estas últimas, destacó la próxima irrupción de la primera comunidad de origen industrial, impulsada por el Ayuntamiento de Lekunberri junto a las empresas instaladas en su polígono municipal. No obstante, resaltó que el interés de este sistema alcanza ya a un total de 62 municipios navarros. “Una cuarta parte de los municipios de Navarra ya tienen o están en proceso de constituir una comunidad energética”, remató el consejero.

Joan Groizard (IDAE): “Hemos destinado 100 millones de los Fondos Next Generation a 74 comunidades energéticas, de las que cuatro se localizan en Navarra”.

Al hilo de lo expuesto por Mikel Irujo, Joan Groizard, director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), reconoció que Navarra “es un referente nacional y europeo por su modelo social de transición energética basado en el desarrollo de comunidades energéticas”.

Sobre este tipo de iniciativas, recordó que su organización ha destinado 100 millones de los Fondos Next Generation a su impulso y promoción. “Ya hemos otorgado ayudas a 74 proyectos de este tipo, de los que cuatro están localizados aquí, en Navarra”, incidió.

Joan Groizard destacó que Navarra es un referente nacional y europeo por su modelo social de transición energética.

Joan Groizard destacó que Navarra es un referente nacional y europeo por su modelo social de transición energética.

Así, el IDAE gestiona otras dos convocatorias vinculadas a este tipo de proyectos. Una finalizará en quince días y a la otra, cerrada este lunes, concurrieron más de 200 solicitudes. “Las comunidades energéticas ya están abaratando la factura”, valoró Groizard al tiempo que invitó a los asistentes a participar de este modelo. “Si queremos un sistema energético descentralizado, participativo y democratizado, la iniciativa tiene que nacer desde el territorio y la sociedad civil, no desde un consejo de administración”, valoró.

EL RETO DE LA REGULACIÓN

Finalizada la parte institucional, la primera de las mesas, titulada “El reto de la regulación en las Comunidades Energéticas”, estuvo compuesta por Josep María Salas i Prat, consejero de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CMNC); el coordinador del grupo de trabajo de EnerAgen de la Comisión Europea, Joaquín Villar; y Manuel A. Rodríguez, director de Corporate Venturing de CENER. Moderados por Alicia Carrasco, de Entra Coalición, todos ellos coincidieron en que, debido a la disrupción tecnológica que se está produciendo en el ámbito de la generación de la energía, “todavía queda mucho por hacer para lograr su anclaje normativo”.

Dos factores clave para el desarrollo de una comunidad energética son la facilidad de entrada y salida del asociado así como la capacidad de poder financiarla rápidamente, según Manuel A. Rodríguez (CENER).

A este respecto, Rodríguez recurrió a su experiencia personal para exponer “las dos cuestiones fundamentales” que, en su opinión, condicionan la velocidad de desarrollo de una comunidad energética y deberían estar bien reguladas para asegurar la viabilidad del proyecto. La primera, la facilidad de entrada y salida del asociado vinculada al riesgo personal que asume al integrarse en iniciativas de este tipo. Y, por otro lado, la capacidad de poder financiar rápidamente esas instalaciones. “Teniendo en cuenta estos dos aspectos nos presentamos con una iniciativa común llamada ‘Todas’ a la convocatoria del IDAE en el que esos factores  estaban bien resueltos y hoy en día ya somos casi un centenar de comunidades a nivel nacional“, comentó.

Seguidamente, el debate se trasladó a la implantación de marcos favorables a la puesta en marcha e implantación de comunidades energéticas. En él intervinieron diversos agentes vinculados a este modelo energético que compartieron sus distintos puntos de vista. De esta manera, moderados por Juan Castro-Gil, de Fundación Renovables, participaron Eduardo Ryan (i-DE) en su labor como distribuidora; o, Xabier Bou, de la Asociación ASEME como comercializadora. La ingeniería estuvo representada por Paula Santos (UNEF) y Joan Herrera, del Ayuntamiento de El Prat de Llobregat, lo hizo como usuario.

OPORTUNIDADES PARA LA INDUSTRIA

Tras la pausa café, la primera jornada continuó con un análisis sobre las oportunidades que las comunidades energéticas pueden representar para la industria. En ese sentido, el director del Servicio de Transición Energética del Gobierno de Navarra, Martín Ibarra, dio paso a diversas intervenciones que coincidieron en destacar las ventajas en coste y sostenibilidad que representa este nuevo sistema de generación de energía.

Entre los ejemplos de buenas prácticas que se mencionaron destacó ‘Incomuner 4.0‘ impulsado por la Asociación de la Industria Navarra (AIN) y la empresa catalana de eficiencia y gestión energética Inergy. Ambos agentes han promovido un proyecto piloto en el polígono de Los Agustinos, en la Comarca de Pamplona, que aglutina a siete empresas. “Nuestro propósito es descarbonizar entornos industriales para hacerlos más sostenibles”, explicó Susana Tantos, de AIN. A tal fin, han innovado un prototipo de herramienta destinada a optimizar el reparto de la energía generada de forma sostenible y que se encuentra en pleno proceso de implementación y desarrollo.

La inversión prevista en la primera comunidad energética industrial de Navarra, en Lekunberri, será de 2,2 millones de euros y tendrá una potencia instalada de 2,3 megavatios generados en 25.000 m2 de cubierta ocupada.

Otra de las propuestas analizadas fue la representada por el consorcio europeo E-Neuron en el que participan un total de dieciocho entidades del Viejo Continente. En nombre de una de ellas, Tecnalia, Jon Rozados señaló que su visión es la de construir “un ‘energy hub’ que permita a los usuarios disfrutar de una solución de generación y distribución más eficiente”. Para lograrlo, trabajan con cuatro instalaciones experimentales repartidas entre Polonia, Noruega, Italia y Portugal.

Por su parte, el tercer caso de estudio fue la próxima comunidad energética industrial de Navarra que impulsa el Ayuntamiento de Lekumberri. Su primer edil, Gorka Azpiroz, detalló los ‘datos clave’ de una iniciativa cuya inversión prevista es de 2,2 millones de euros y “en la que participan ocho empresas que, en conjunto, emplean a 400 personas“. En ese sentido, Azpiroz resaltó que su propuesta está abierta a la participación de más agentes puesto que su intención es que, cuando la comunidad esté completada, cuente con una potencia instalada de 2,3 megavatios generados a lo largo de 25.000 metros cuadrados de cubierta ocupada por paneles solares. “Ahora mismo estamos a punto de finalizar el proyecto técnico”, comentó Azpiroz.

De izda. a dcha. Martín Ibarra (Gobierno de Navarra), Susana Tantos (AIN), David Pon (Inergy), Jon Rozados (Tecnalia) y Gorka Azpiroz (Lekunberri).

En el debate posterior, los miembros de este foro analizaron algunos de los temas pendientes en los que habría que profundizar para que la industria perciba las ventajas y beneficios de las comunidades energéticas. “Uno de los retos pendientes es la financiación y, otro, que haya mayor conocimiento por parte de quienes pueden ser sus promotores, los ayuntamientos”, dijo Susana Tantos, de AIN. Mientras tanto, David Pon, de la empresa Inergy, demandó un nivel mayor de transparencia e información. “Necesitamos que todos los agentes implicados puedan percibir el impacto que está teniendo cada inversión y que eso pueda proyectarse hacia afuera para reclutar más prosumidores y consumidores”, comentó.

Rozados señaló como el principal reto la incorporación de la I+D y la tecnología, “sobre todo si no hay palancas que ayuden a la empresa a implantarlas”, añadió. Y, finalmente, Azpiroz planteó la necesidad de promover la colaboración público-privada. “Para transitar el camino que queda pendiente, las instituciones deben recibir ayudas y ahora, con los fondos europeos, estamos en el momento de acudir y participar en todas las convocatorias que se planteen”, remató.

El II Congreso Europeo de Comunidades Energéticas se puede seguir ‘en streaming’ a través de este enlace.

Finalizada esta sesión, y antes de la comida networking, Javier Zardoya, de la Agencia Energética del Ayuntamiento de Pamplona, moderó la mesa de debate “Cooperación, colaboración y sinergias público-privadas” que contó con Marten Saareoks, en representación de ‘Decide project’; Nele Ivask, de la región estonia de Tartu y los italianos Angelo Cottugno y Gilda Masa, del Ayuntamiento de Matera y la Agencia Nacional Italiana para Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Sostenible (ENEA), respectivamente.

JORNADA VESPERTINA

El II Congreso Europeo de Comunidades Energéticas continuará esta tarde con la celebración de tres ‘workshops’. Así, el primero de ellos abordará la búsqueda de sinergias para proyectos energéticos de I+D+i que incorporen la innovación social y normativa para el desarrollo de nuevos productos y servicios en el sector energético.

El segundo girará en torno al Plan de Impulso de Comunidades Energéticas en Navarra (Picena) y su proceso participativo. Mientras que en el último de estos foros, los participantes trabajarán a partir de un análisis DAFO para definir una serie de estrategias que faciliten el desarrollo e implantación de comunidades energéticas y de generación distribuida.

Mañana, martes, por otro lado, el programa de esta cita incluye la participación del Deputy Head of Unit Renewable and Energy System Integration Policy de la Comisión Europea, Antonio López-Nicolás. Además, las sesiones programadas, que pueden seguirse ‘en streaming’ a través de este enlace, tratarán temáticas como la inclusión e innovación social en las comunidades energéticas o los sistemas de financiación público-privados, entre otros.

Entra aquí para leer más sobre empresa en Navarra.


To Top