martes, 17 septiembre 2019

El brote de listeriosis “será perjudicial” para el sector cárnico

En declaraciones a NavarraCapital.es, Alberto Jiménez, presidente de la patronal (Anice), defiende que España tiene "uno de los niveles de seguridad alimentaria más altos del mundo”.

Miguel Bidegain
Pamplona / Madrid - 12 septiembre, 2019

La caída de las ventas solo está afectando a la carne mechada, no a otros productos. (Foto: archivo)

Alberto Jiménez es el presidente de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice) y director de Embutidos Goikoa. Atendió la llamada de NavarraCapital.es en medio de la polémica suscitada por el brote de listeriosis, que ha dejado dos muertos, varios abortos y cientos de afectados en España en las últimas semanas. Y lo hizo para llamar a la calma, a pesar de que este jueves la Junta de Andalucía anunció una nueva alerta sanitaria, que supuso la inmovilización de los productos de La Montanera del Sur.

Además de asegurar que las empresas aplican los protocolos en materia de seguridad alimentaria y que los controles que deben superar sus productos son muy estrictos, Jiménez pidió a la ciudadanía que no pierda la confianza en un sector debilitado tras esta crisis, afirmó que lamenta el brote y, al mismo tiempo, quiso “dejar claro que la industria cárnica aplica con rigor los requisitos que establece la normativa europea sobre seguridad alimentaria, como el propio Ministerio de Sanidad manifestó en su día”. Es más, indicó que España tiene uno de los niveles de seguridad alimentaria más altos del mundo”.

El consumo de carne mechada ha caído un 60 %, pero no se ha trasladado a otros productos.

El presidente de Anice apuntó que los efectos económicos del brote sobre la industria cárnica son difíciles de determinar. Pero es consciente del daño que está generando: “Está claro que será perjudicial para el sector ya que estas noticias, lógicamente, alarman al consumidor”.

Meet-Attraction-Industria-Carnica-Carne-CNTA-

Alberto Jiménez, presidente de Anice.

El secretario de Anice, Miguel Huerta, compareció en una rueda de prensa convocada por la asociación en Madrid. En su intervención, precisó que el consumo de carne mechada industrial ha caído un 60 % tras los brotes detectados en productos contaminados de las empresas Magrudis y Sabores de Paterna, pero recalcó que se trata de casos puntuales y aislados que no pueden extrapolarse al conjunto del sector.

Huerta se mostró confiado de que, “a medio plazo”, se revierta ese descenso de las ventas de carne mechada. Pero matizó que la caída no se ha trasladado al resto de productos cárnicos. Anice estudiará si emprende alguna medida legal contra Magrudis o Sabores de Paterna, que no están asociadas a esta patronal.

En 2018, se registraron 19 alertas alimentarias por productos cárnicos en España.

La presidenta del grupo de comunicación de Anice, Leonor Saiz, calificó de “débil” el sistema de autocontrol de Magrudis y de “poco adecuado” el sistema de verificación de la autoridad competente. En este sentido, Saiz explicó que, en el caso de este brote de listeria, “han fallado los controles de la empresa” y “se ha demostrado que el modelo no es perfecto y que hay que seguir trabajando por mejorarlo“, por lo que se debe “revisar, adaptar y desarrollar”.

En 2018 el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF – Rapid Alert System for Food and Feed) de la Unión Europea registró 3.616 alertas, “de las que 462 se produjeron por productos cárnicos, solo el 12 % el total”, resaltó Saiz. En España fueron diecinueve las alertas por productos de la carne, “lo que significa únicamente el 0,52 %”.

SIN AFECTADOS EN NAVARRA

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra no ha registrado ninguna persona afectada por el último brote de listeriosis detectado en productos cárnicos de Sabores de Paterna, a raíz de la alerta emitida el pasado 6 de septiembre por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

Eso sí, tras la información inicial recibida sobre la existencia de un posible caso de listeriosis por consumo de carne mechada de dicha compañía, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) recibió una lista preliminar de los clientes de la empresa, en la que figuraban algunos ubicados en la Comunidad foral.

La indicación del Ministerio de Sanidad era clara: inmovilizar todos los productos procedentes de la compañía. Así, el pasado sábado, 7 de septiembre, se iniciaron las acciones de seguimiento oportunas por parte de los técnicos de Seguridad Alimentaria del ISPLN, quienes localizaron e inmovilizaron productos en un establecimiento de hostelería próximo a Pamplona y descartaron otros posibles destinos indicados en la lista de clientes. En las muestras tomadas para analizar ese mismo día no se detectó la presencia de la bacteria.

Entra aquí para leer más sobre el sector agroalimentario


To Top