El coronavirus en la industria navarra

jueves, 2 abril 2020

El coronavirus en la industria navarra

El autor, experto en comercio exterior, analiza la relevancia que tiene China para las empresas navarras como país proveedor y receptor de mercancías. También aborda los riesgos que se ciernen sobre ellas ante los problemas suscitados en los puertos, dados a conocer por NavarraCapital.es.

Redacción
Pamplona - 14 febrero, 2020

Iñaki Oroz.

Iñaki Oroz.

El coronavirus es la palabra de moda. El Covid 19 ha puesto en jaque a un país y alerta en el mundo. Las suspensiones de grandes premios o congresos, la cuarentena de cruceros, etc. son los efectos más llamativos de la epidemia, pero estas consecuencias pueden ir mucho más allá.

Según los datos de Datacomex, China fue un proveedor clave para Navarra en 2019 (datos provisionales), suponiendo el 25 % de las importaciones navarras y siendo el primer proveedor extracomunitario de nuestra comunidad. En 2015, suponía el 17%. Por tanto, la industria navarra tiene entre sus proveedores principales a las empresas chinas y va aumentando su dependencia de estas.

En este contexto ¿qué sectores se verían más afectados por problemas de suministro desde China en caso de que la crisis del coronavirus llevara a la paralización de empresas y procesos productivos?

Como bien explica Ana Cañada, de la Cámara de Comercio, a NavarraCapital.es, los puertos chinos están prácticamente paralizados y hay empresas con productos perecederos perdiéndose allí por falta de sistemas de refrigeración. Otras empresas que importan semanalmente productos están teniendo problemas de ensamblaje y las que tienen filiales chinas las tienen casi cerradas.

“Hasta noviembre de 2019, 1.156 empresas navarras compraron    productos de China”.

Ante esta situación, surge una pregunta: ¿Cuántas empresas navarras comercian con China?

Según los datos de la Secretaría de Estado de Comercio Exterior en los once primeros meses de 2019 353 empresas forales habían exportado a China, frente a las 284 que lo hacían en 2014. Y respecto a las importaciones, en ese mismo período de 2019 1.156 empresas navarras compraron productos de China, mientras que en 2014 eran 1.021. Existe, por tanto, una clara relación comercial entre Navarra y China, que de alguna forma se ve afectada por la crisis del coronavirus.

Si se siguen consultando los datos provisionales de 2019 que aporta Datacomex, los productos que más importó Navarra desde China fueron equipos generadores de fuerza, por casi 60 millones de euros; máquinas para uso general en la industria y aparatos eléctricos, por unos 43 millones; automoción, por casi 39 millones; materias primas animales y vegetales, por casi 28 millones; bienes de equipos, por más de 20 millones; frutas y hortalizas, por casi 20 millones de euros; y textiles y confección, por más de 17 millones.

Además, hay importantes incrementos en los últimos años de la compra de productos pesqueros, petróleo y derivados, materias primas animales y vegetales, maquinarias de construcción o maquinaria para trabajar el metal, por ejemplo.

“En la industria navarra hay consumo de producto chino, que es utilizado para producir bienes finales”.

Esto se traduce en que en la industria navarra hay consumo de producto chino que es utilizado para producir bienes finales. Son productos como frenos, servofrenos y sus partes; zunchos no magnéticos, manivelas y cigüeñales; pieles, plumas y otras partes de las aves; compresores de frigoríficos; tubos de caucho vulcanizados, etc.

Profundizando en la dependencia de las empresas navarras respecto al producto chino, se comprueba cómo según estos datos de Aduanas, el 65 % de los equipos generadores de fuerza importados en Navarra provienen de China, el 45 % de las máquinas de automatización de datos también, el 40 % de los electrodomésticos, el 33 % de los juguetes, el 29 % del cuero y sus manufacturas y el 25 % de material de transporte.

En concreto, y por ejemplo, en 2018 todas las manivelas y cigüeñales de acero forjado importadas por Navarra eran chinas, igual que el 95 % de los zunchos no magnéticos destinados a motores y generadores eléctricos y grupos electrógenos, y el 72 % de los compresores utilizados en los equipos frigoríficos, de potencia inferior o igual a 0,4 kw.

“La empresa debe tener preparado planes de contingencia para estas situaciones”.

Se podría seguir con el listado, pero son identificables las empresas navarras que fabrican con estos productos como componentes y que, por tanto, en estos momentos están potencialmente en riesgo de ver interrumpidos sus suministros si la crisis del virus continúa.

Son algunos datos que demuestran que nadie está aislado de lo que sucede en la otra punta del mundo y que la empresa debe tener preparados planes de contingencia para estas situaciones.

Iñaki Oroz
Consultor de Internacionalización en Imeanticipa

Entra aquí para leer más artículos de opinión de expertos.

Archivado en:

China · Empresa · firma · Iñaki Oroz · Coronavirus ·


To Top