El diseño industrial navarro se luce en Europa

sábado, 19 septiembre 2020

El diseño industrial navarro se luce en Europa

Un 'kit' para explicar el uso de los desfibriladores y un vehículo para optimizar las operaciones de logística en la industria. Estos son los dos proyectos diseñados por la firma navarra bigD, para El ABC que salva vidas y Asti Mobile Robotics respectivamente, que han sido premiados en los European Product Design Awards. Adrián Larripa, CEO del estudio, resalta a NavarraCapital.es que su sector jugará un papel "fundamental" en el ámbito de la economía circular y de la sostenibilidad.

Cristina Mogna
Pamplona - 10 septiembre, 2020

Larripa es el CEO del estudio de diseño industrial bigD, seleccionado para el proyecto 'From Spain With Design'. (Foto: Víctor Ruiz)

El estudio navarro de diseño industrial bigD acaba de ser seleccionado a nivel nacional como uno de los representantes de From Spain With Design. Este proyecto, abanderado por la Red Española de Asociaciones de Diseño (READ) y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, pretende convertirse en una herramienta “para la proyección del diseño español a nivel internacional”. No es el único reconocimiento importante que la empresa ha obtenido en estos meses. De los ocho diseños españoles que obtuvieron premios en los European Product Design Awards 2020, dos de ellos tienen su sello. Son AED Training Box, un kit para introducir a los usuarios en el uso de desfibriladores y de técnicas de soporte vital, y el Quadbot 2Tn, un vehículo automatizado y creado con el fin de optimizar las operaciones de logística en el sector industrial.

Ambos proyectos son de naturaleza muy distinta, pero comparten la filosofía que Adrián Larripa, CEO de bigD, colocó en el centro de su trabajo: el Design Thinking, desarrollado por Tim Brown en la Universidad de Stanford. Larripa se apresura a aclarar que esta metodología no hace referencia “a la libertad que puede tener un artista”. La creatividad es, en este caso, el resultado de “pensar soluciones diferentes” centradas en el usuario y en la innovación empresarial.

Cada año se producen aproximadamente 350.000 paros cardíacos en Europa, según el European Resuscitation Council.

Ofrecer una alternativa a los desfibriladores tradicionales llevó a la asociación navarra  El ABC que salva vidas a aliarse con bigD y con EnmotionValue, una empresa foral de desarrollo de productos digitales. Según el European Resuscitation Council, cada año se producen alrededor de 350.000 paros cardíacos en Europa, que provocan a su vez el 20 % de las muertes en el continente. Con estos datos en mente, el objetivo de esta alianza era democratizar el conocimiento que poseen los reanimadores profesionales para ponerlo al alcance todo el mundo. “Cuando toda la población sabe cómo actuar antes una parada cardíaca, mejoran las tasas de supervivencia”, trasladan desde El ABC que salva vidas.

A través de una aplicación móvil, AED Box se convierte en un simulador de desfibrilador. (Foto: cedida)

Con el propósito de generar una experiencia y una interfaz de usuario positivas (UI/UX), Larripa se ocupó de que el producto integrara una serie de dibujos explicativos y un lenguaje “divertido y menos especializado” , que facilitara la comprensión de los contenidos. Tomó como referencia Nintendo Labo -una extensión de la popular consola Nintendo Switch, que permite construir objetos a partir de planchas de cartón- para crear un producto “muy económico y conectado a una aplicación móvil, que sirve para simular distintas situaciones e, incluso, permite que profesores controlen y manden ejercicios toda el aula”. Mediante AED Training Box, niños, policías, sanitarios y adultos en general también podrán jugar a ser constructores. En este caso, armarán una caja “en unos diez minutos” que, a través de la aplicación móvil diseñada, se convertirá en un simulador de desfibrilador.

DISEÑO INDUSTRIAL: FORMA Y FUNCIÓN

En el diseño industrial, la forma es el fondo. Así lo transmite Larripa cuando explica que su disciplina engloba dos grandes aspectos: el formal y el funcional. Por eso, cuando en bigD diseñaron el Quadbot 2Tn para Asti Mobile Robotics, “líder europeo” en robótica móvil con sede en Burgos, no solo se cercioraron de que “el mantenimiento del vehículo fuera fácil de hacer, sino de que el montaje resultara sencillo y el acceso a determinados componentes fuera cómodo”. Los estándares estéticos que se exigen en automoción o en los electrodomésticos también deben cumplirse, según Larripa, dentro de las fábricas y plantas: “Un producto tiene que reflejar la tecnología que lleva dentro. A nivel formal, no puedes hacer un vehículo que parezca de los años 80”.

El Quadbot, ganador de uno de los premios en los European Product Design Awards. (Foto: cedida)

No es el primer vehículo que bigD ha diseñado para Asti Mobile Robotics, una compañía con la que trabaja desde 2018. Sin embargo, sí es la solución “más robusta a nivel mecánico” que ha conseguido hasta ahora. Entre sus ventajas, Larripa señala que se trata de un vehículo capaz de adaptar su forma para encajar en distintos espacios y de cargar más de mil kilos gracias a su cama elevadora: “Se puede emplear, por ejemplo, para levantar la carrocería de automóviles”.

Adrián Larripa: “Un producto tiene que reflejar la tecnología que lleva dentro. No puedes hacer un vehículo que parezca de los años 80”.

Los premios obtenidos en los European Product Design Awards en 2020 se suman a otros galardones recibimos anteriormente por bigD como el IF Design Award (2018), el German Design Award (2019) y el European Design Award (2019) y confirman la dimensión internacional de la empresa.

Larripa, uno de los líderes empresariales reconocidos en 2017 por NavarraCapital.es en su Anuario Capital de Economía y Empresa, fundó su estudio con el afán de “cubrir una necesidad que existía en Navarra en cuanto a diseño industrial”. Actualmente trabaja con empresas multinacionales “muy bien posicionadas”, varias de ellas ubicadas en distintos puntos de España.

A pesar del crecimiento de la compañía y de los galardones recibidos, estima que todavía le quedan muchos retos en el campo del diseño industrial. Y aunque valora positivamente que el Gobierno de Navarra “haya abierto las ayudas a la competitividad en el diseño de productos, diseño industrial y ecodiseño para el periodo de 2020-2021”, cree que existe un problema de fondo. “En nuestra región, y en nuestro país en general, todavía no hay mucha cultura del diseño”, valora. Esta mentalidad, en cambio, sí ha calado en países del norte de Europa, así como en Italia, Alemania y en Reino Unido. De este último país, precisamente, surgieron la mayoría de diseños premiados en los European Product Design Awards 2020.

Larripa asegura que en la Comunidad foral, como en el resto del país, “todavía no hay mucha cultura del diseño”.

La creciente competencia entre las marcas ha convertido al diseño industrial en un aspecto imprescindible y diferenciador: “Desde Amazon puedes comprar cualquier producto del mundo y con esos nos van a comparar. Por eso, el producto navarro tiene que estar al máximo nivel tanto en el aspecto funcional como en el diseño y la comunicación”. Y, dado que la crisis sanitaria no está afectando “particularmente” al sector, tiene la oportunidad de jugar un “papel fundamental” en el ámbito de la economía circular y sostenibilidad, que han cobrado más relevancia tras la pandemia. En este campo, “en el que tiene mucho peso la elección de los materiales”, Larripa vislumbra un mayor protagonismo para el diseño industrial.

Entra aquí para leer más sobre innovación.


To Top