miércoles, 25 noviembre 2020

Un ecosistema de innovación creativa

La nueva sede de bigD y Verne Arquitectura en Pamplona permitirá generar importantes sinergias a ambas compañías en torno a "un centro de trabajo de primer nivel", que supone "una oportunidad para seguir con el crecimiento de los últimos cinco años".

Jesús Jiménez | Yosune Villanueva
Pamplona - 23 enero, 2020

Adrián Larripa, de bigD; y Víctor Larripa, Javier Martín y Javier Martínez, de Verne, en la inauguración. (Fotos: Víctor Rodrigo)

La empresa de diseño industrial bigDVerne Arquitectura (antiguo MLMR) inauguraron este miércoles su nueva sede de Pamplona, situada en el número 15 de la calle Larrabide. Un ecosistema con el que pretenden reforzar su posicionamiento como referente en Pamplona de innovación, diseño industrial, arquitectura y creatividad.

Se trata de un único espacio en el que dos empresas, con objetivos muy similares, conviven y crean aprovechando sinergias. Tras estas dos compañías se encuentran los hermanos Larripa, dos jóvenes emprendedores que han basado una parte fundamental de su trayectoria en una apuesta decidida por la innovación y la creatividad.

bigD ha desarrollado más de cuarenta proyectos en España e Italia.

Adrián Larripa, fundador y CEO de bigD, desgranó la filosofía de su entidad, que lleva siete años abanderando la implantación del design thinking en la capital navarra. Mientras que Víctor Larripa, acompañado de sus socios (Daniel Ruiz de Gordejuela, Javier Martín y Javier Martínez), se centró en explicar cómo ha sido el cambio de marca de MLMR a Verne. Eso sí, al mismo tiempo ambos destacaron que han “luchado mucho para estar aquí, con un gran equipo” que los acompaña. Y por eso quisieron reunir en esta presentación a “gente importante” para ellos.

Adrián es ingeniero de diseño industrial y cuenta con un máster, realizado en el Politécnico de Milán, precisamente de Diseño Industrial e Innovación. Con solo 24 años, en 2013, fue un pionero. Al terminar de formarse en Italia, volvió a Pamplona y, “como no había consultorías de diseño industrial activas en ese momento”, fundó Larripa Studio, centrada en el diseño de producto e innovación. Poco a poco, la empresa evolucionó hasta pasar a denominarse bigD, que ha desarrollado más de cuarenta proyectos en España e Italia.

El recién estrenado espacio de trabajo de bigD y Verne, donde se reunieron decenas de personas.

El recién estrenado espacio de trabajo de bigD y Verne, donde se reunieron decenas de personas.

Ya en 2014, entre otras iniciativas, la compañía exportó “un servicio de diseño a Dubái”. Y, en 2015, se unió a MLMR arquitectos para trasladarse a una segunda oficina en el emblemático Edificio Singular: “A partir de ahí, hubo crecimiento, más proyectos y clientes más grandes, además de tres premios internacionales”.

Desde entonces, bigD ha diseñado “un cargador de vehículo eléctrico con Ingeteam, vehículos autoguiados, luminarias led, cabinas grúa, ‘interfaces’ digitales…”. Además, incidió en que a lo largo de este tiempo “han pasado por bigD más de catorce ingenieras, solamente cuatro hombres y todos menores de treinta años”.

NUEVA MARCA: VERNE

La inauguración fue el escenario perfecto para presentar la marca Verne. Víctor Larripa tuvo palabras de elogio para sus socios y recordó que los cuatro abrieron su estudio en un momento complicado, en 2010, “en plena crisis”. En aquel momento, se apostaba por arquitecturas en las que “todo valía”, con “formas extrañas” y, a menudo, “olvidando lo importante”.

Verne apuesta por la modernidad, la belleza, la creatividad desde la sencillez, la sostenibilidad y la tecnología.

Por eso, MLMR optó por una filosofía disruptiva, por “una arquitectura más honesta, más centrada en el usuario, que mira hacia el habitante, a la escala humana y al detalle de los materiales, pero sin perder belleza”. En esencia, por rescatar la “belleza sencilla de los propios materiales”.

En estos años, han defendido unos valores como arquitectos, de los que se sienten orgullosos: la modernidad y la belleza, la creatividad -desde la sencillez-, la sostenibilidad con el entorno y sus habitantes y la tecnología para hacer mejores y más eficientes los edificios y ayudarnos en el proceso del proyecto”. En la actualidad, la firma se ha especializado en proyectos residenciales y en espacios de trabajo.

Las instalaciones de ambas empresas tienen más de 400 metros cuadrados.

2020, UN PASO MÁS

La empresa de diseño industrial bigD tiene como misión diseñar soluciones innovadoras para las empresas, generadoras de un gran y positivo impacto en las personas y en la sociedad. Por su parte, el estudio de arquitectura Verne cuenta con otra delegación en Getxo (Bizkaia) y su labor se centra en ofrecer servicios de máxima excelencia en diseño, dirección y gestión de obras de edificación e interiorismo.

Actualmente, ambas empresas emplean a catorce personas.

Ahora, ambas compañías disponen de un espacio de “primer nivel”más de 400 metros cuadrados, en el que estimular su creatividad y que supone “una oportunidad para seguir con el crecimiento vivido en los últimos cinco años”, indicaron los dos hermanos.

Hoy, estas empresas emplean ya a un total de catorce personas. Y aprovecharán las posibilidades que ofrece este nuevo ecosistema para desarrollar, además, una “ambiciosa agenda cultural”, que facilite el intercambio de conocimiento con profesionales invitados, estudiantes y ciudadanos en el entorno de la Milagrosa. Porque uno de sus retos se centra en que Pamplona conozca el diseño industrial y la especialización arquitectónica.

Entra aquí para leer más sobre innovación.


To Top