jueves, 13 mayo 2021

El Estado destinará 5,5 millones a Navarra para el Plan Moves III

El Plan Moves III, con continuidad hasta 2023, financiará con entre 1.500 y 9.000 euros la compra de vehículos eléctricos e híbridos enchufables. También contempla ayudas para infraestructuras de recarga.

Redacción
Pamplona - 13 abril, 2021

Moves III contempla ayudas para facilitar la compra de furgonetas, turismos y motocicletas. (Foto: archivo)

El Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), aprobó este martes el Real Decreto que regula las bases de la tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves III) en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Su objetivo es financiar con ayudas directas la compra de vehículos eléctricos o híbridos enchufables y la instalación de infraestructuras de recarga

Según informó la Delegación del Gobierno en Navarra, el presupuesto nacional de Moves III, que se podrá seguir reforzando en futuros ejercicios, cuenta con una dotación mínima de 400 millones de euros ampliables, al menos, a 800. En el caso de Navarra, la partida inicial consignada asciende a 5,5 millones de euros.

Los particulares y autónomos ya pueden acceder a estas ayudas, mientras que las empresas deberán esperar a la convocatoria por parte de las comunidades autónomas.

El programa, presentado el pasado viernes por la vicepresidenta y ministra Teresa Ribera, fue elaborado con la participación de las comunidades autónomas y el sector. Así mismo, “está dotado con los fondos Next Generation EU y constituye la primera línea de actuación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de movilidad sostenible”

Particulares y autónomos ya pueden beneficiarse de las ayudas de la nueva convocatoria en la adquisición de vehículos eléctricos y puntos de recarga facturados desde el día 10 de este mes, mientras que las empresas deberán esperar a la convocatoria de estas ayudas por parte de las comunidades autónomas, que dispondrán de un plazo máximo de tres meses desde la entrada en vigor de este Real Decreto para hacerlo. La web del MITECO publicará un documento, elaborado junto con el sector, “que dará respuesta a las preguntas y respuestas más frecuentes”.

AYUDAS A LA COMPRA DE VEHÍCULOS

El Plan Moves III, con continuidad hasta 2023, aumenta las ayudas directas para particulares y autónomos, y financiará con hasta 9.000 euros la compra de furgonetas, con hasta 7.000 euros la adquisición de turismos y con hasta 1.300 euros la compra de motocicletas. Una de las condiciones para acceder a estas ayudas consiste en que el usuario achatarre un vehículo de más de siete años de antigüedad, y su objetivo es “acelerar la renovación de la flota y la sustitución de vehículos antiguos y contaminantes”. En caso de que no se achatarre un vehículo antiguo, las ayudas podrán alcanzar los 4.500 euros para los turismos.

Por su parte, las subvenciones para empresas otorgarán una mayor cuantía a las pymes y también fomentarán el achatarramiento, llegando a repartir montos de hasta 4.000 euros por la compra de un turismo eléctrico y hasta 5.000 por la adquisición de una furgoneta.

El achatarramiento de vehículos antiguos no solo es “importante para reducir emisiones y mejorar la seguridad vial”, sino también porque permite “reforzar cadenas de valor en sectores como el aluminio, el acero, el cobre, ciertos metales preciosos, los plásticos, las gomas o los cauchos”, contribuyendo a la economía circular.

INFRAESTRUCTURAS DE RECARGA

Moves III establece la obligación de que las “infraestructuras de recarga de acceso público, apoyadas por el programa, garanticen su operatividad durante un mínimo cinco años” y de que “permitan la recarga puntual a los usuarios de vehículos eléctricos sin necesidad de que medie contrato con el operador del punto de recarga”. Así mismo, la nueva línea mejora también las ayudas a la instalación de infraestructuras de recarga para particulares, pequeñas y medianas empresas, y comunidades de propietarios, así como para puntos de carga rápida y ultrarrápida.

Moves III obliga a que las infraestructuras garanticen su operatividad durante un mínimo de cinco años y permitan la recarga puntual de vehículos eléctricos sin que medie contrato con el operador del punto de recarga.

Para autónomos, particulares, comunidades de propietarios y entidades locales que no desarrollen actividad empresarial las ayudas cubrirán el 70 % del coste de la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos o de las actuaciones de preinstalación de recarga en comunidades de propietarios siempre que no se superen los límites establecidos, fijados en 800.000 euros por expediente. El límite máximo de ayuda que podrá recibir un mismo destinatario a lo largo del periodo de vigencia de la convocatoria es el equivalente a 800.000 euros al año por cada año.

Por su parte, las empresas podrán cubrir el 35 % del coste de infraestructuras de recarga de acceso público con potencia mayor o igual a 50 kilovatios (kW) y el 30 % del coste de infraestructuras de uso privado o público con potencia inferior a 50 kW, estableciéndose los mismos límites. Ambas cuantías se verían incrementadas un 5 % y un 10 %, respectivamente, en caso de actuaciones ubicadas en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Para la instalación de infraestructuras de acceso público de potencia superior o igual a 50 kW estas cuantías pueden sumar un 10 % adicional en actuaciones desarrolladas por medianas empresas y un 20 % adicional si son llevadas a cabo por pequeñas empresas. Así, una pequeña empresa podría alcanzar el 55 % de ayuda para la instalación de infraestructura de recarga.

Por último, la nueva edición de Moves también incluye una cuantía adicional del 10 % en las ayudas a la compra de turismos eléctricos destinados al uso de taxi o servicio de VTC, lo que favorece la sustitución de vehículos que realizan un elevado número de kilómetros.

Entrar aquí para leer más noticias sobre movilidad.


To Top