jueves, 9 diciembre 2021

“El futuro de las pensiones está en combinar un sistema de reparto y uno de capitalización”

Rafael Puyol, demógrafo y presidente de Secot España, ha animado en un encuentro en Pamplona a buscar soluciones creativas para afrontar el futuro incierto del actual sistema de pensiones

Belén Armendáriz
Pamplona - 15 febrero, 2018

Rafael Puyol, demógrafo y presidente de SECOT España, en un momento de su intervención en Pamplona. (FOTOS: Javier Ripalda).

Bajo el título ‘Demografía y pensiones’, el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y presidente de la asociación de voluntarios seniors de asesoramiento empresarial, SECOT, Rafael Puyol, ha analizado en Civican la realidad demográfica de España, sus características, sus retos, sus oportunidades y, también, el futuro del actual sistema de pensiones.

“Cada vez hay más gente mayor que va a vivir más años y una masa de población potencialmente activa más reducida. Todo eso, se traducirá al mercado laboral”, ha advertido. Los próximos diez años serán el mejor reflejo de ello, cuando abandonen el mercado laboral aquellas personas que surgieron con el ‘babyboom’, el momento en el que la España registró la mayor tasa de natalidad de su historia. Todos ellos pasarán en breve a ser pensionistas. “Se va a producir un fuerte desequilibrio entre la población activa y los pensionistas y eso traerá consecuencias”, ha asegurado Puyol.

Aflorar la actividad generada por la economía sumergida, que la hay, tampoco es una alternativa viable para solucionar el problema de las pensiones.

Éstas no son nuevas. Hace ya años que el actual sistema de pensiones, basado en un sistema de reparto, comenzó a flaquear. “En la actualidad, los trabajadores en activo pagan las pensiones de los que les han precedido. Hacen falta 2,5 cotizantes por cada pensionista. Pero ahora estamos ya en 1,9. Y la previsión es que en 2030 sólo habrá 1,3 cotizantes por cada pensionista… Con el puro y simple sistema de reparto vamos a tener serias dificultades”.

¿CÓMO AFRONTAR ESTA SITUACIÓN?

Las alternativas que se barajan son varias, ha reconocido el presidente de SECOT, pero no todas viables para atajar el problema. “Hay quien dice que alcanzando el pleno empleo se conseguiría revertir la situación. Pero aún así no se llegaría a ese ratio de 2,5 cotizantes por trabajador. También reclaman aflorar los trabajadores que están en la economía sumergida, que los hay, pero no en las cantidades necesarias para solucionar el problema de las pensiones. Otros piden inyectar más mujeres al mercado laboral, pero no supondría un cambio muy significativo porque ya en edades jóvenes la tasa es muy parecida a la de hombres”, ha argumentado. ¿Entonces?

Las nuevas pensiones bajarán del 10 al 15% … LEER AQUÍ.

Rafael Puyol ha apostado, por un lado, por medidas demográficas, como atraer más trabajadores al mercado laboral a través de la inmigración. Pero, también, mediante políticas de ayuda familiar para mejorar la natalidad. “La primera sería una solución a corto plazo y, de hecho, los datos reflejan que ha vuelto a crecer la presencia de población extranjera, tras unos años de retroceso. La segunda es más a medio o largo plazo, pero es un tema que hay que abordar ya”.

RAFAEL PUYOL SECOT

A todo ello, ha añadido medidas más de corte socioeconómico, como retrasar la edad de jubilación. En España nos jubilamos demasiado pronto. Tenemos una situación de jubilaciones anticipadas y prejubilaciones que no ocurre en otros lugares. Entre los 60 y 64 años, tenemos una tasa de actividad del 38% cuando entre los suecos es del 69%”, ha argumentado, al tiempo que incidía en buscar soluciones para ese desequilibrio entre cotizantes y pensionistas.

“Se va a producir un fuerte desequilibrio entre población activa y pensionistas. Hacen falta 2,5 cotizantes por cada pensionista y ya en 1,9…”

A su juicio, la solución pasa por “combinar el sistema de reparto actual, con un sistema de capitalización, es decir, que uno mismo invierta parte de sus ingresos en un fondo de pensiones”. “¿Y qué pasa con los que no pueden ahorrar? Pues que las empresas deberían afrontar ese reto con sus cotizaciones”, ha destacado Puyol, para quien no existe ninguna duda de que “el futuro están en un sistema combinado”. “Es la fórmula para que una persona no deje de percibir esa legítima pensión que le corresponde”, ha remarcado.

POBLACIÓN ENVEJECIDA Y LONGEVA

Rafael Puyol ha aportado datos en su exposición sobre el envejecimiento de la población. Así, en España hay en la actualidad 8,7 millones de personas mayores de 65 años, lo que representa cerca del 19% de la población total. En 2030, serían 11,7 millones, y superarían el 25% de la población. Pero, este catedrático ha animado a reconfigurar los parámetros que determinan cuándo una persona se puede considerar vieja.

“Nos jubilamos demasiado pronto. La tasa de actividad española registrada entre los trabajadores de 60 a 64 años se sitúa en el 38%. La sueca es del 69%”.

A su juicio, no lo es una persona de 65 y, probablemente, no lo sea tampoco una de 70. “Hay un estudio en Japón que determina que las personas de entre 75 y 79 años equivalen a las que tenían 65 ó 69 hace quince años… Le hemos ganado años a la vida y estamos también ganando vida a los años”. Con esta nueva concepción, el porcentaje de población envejecida bajaría al 16% en la actualidad y al 18% en 2030, ha asegurado.

El futuro del sistema de pensiones, un reto fenomenal … LEER AQUÍ. 

Esta nueva realidad, además, lleva aparejados también grandes beneficios. Las personas de edad avanzada son cada vez más, pero también llegan en mejores condiciones de salud, activas y con energía y han generado toda una serie de productos y servicios a su alrededor. Es, por tanto, una oportunidad de negocio, una fuente de innovación, un mercado nuevo donde desarrollar nuevos productos. “El envejecimiento no hay que verlo como un problema, sino como una conquista social”, ha reivindicado Rafael Puyol.

SOBRE SECOT

La asociación de voluntariado senior de asesoramiento empresarial es una entidad sin ánimo de lucro nacida en 1989 y que reúne a profesionales y directivos ya jubilados que quieren aportar su granito de arena a las nuevas generaciones de empresarios y emprendedores.

Declarada de utilidad pública, la asociación tiene más de 1.400 socios, de los que más de 1.100 son seniors, que aportan “su tiempo y experiencia” para ayudar al lanzamiento y consolidación de proyectos empresariales de toda índole. En Navarra, su sede está en la Avenida Marcelo Celayeta, nº 122.

Para acceder a más información relacionada con la actualidad económica de Navarra … LEER AQUÍ.


To Top