lunes, 6 diciembre 2021

El Gobierno foral aprueba eliminar la deducción por empleo y deflactar un 2 % el IRPF

En paralelo a la presentación del anteproyecto de Presupuestos, la consejera Saiz dio a conocer este miércoles algunas de las principales medidas que recoge el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales, también aprobado en la sesión de Gobierno. Por un lado, se suprime la deducción por creación de empleo, "en favor del refuerzo presupuestario para las políticas activas de empleo". Y, respecto al IRPF, prevé la deflactación de la tarifa en un 2 %, al tiempo que contempla un incremento del 5 % en los mínimos personales y familiares y un aumento adicional de 100 euros del mínimo personal para rentas no superiores a 30.000 euros.

Redacción
Pamplona - 27 octubre, 2021

La consejera Saiz dio a conocer el anteproyecto de la nueva Ley de Medidas Fiscales. (Foto: archivo)

Tras el acuerdo “parcial” con EH Bildu, el Gobierno foral aprobó, en su sesión de este miércoles, el anteproyecto de Presupuestos Generales de Navarra para 2022,con una cifra total de 5.273.126.597 euros (un 8,27 % más que en 2021).

En este sentido, se prevé un techo de gasto no financiero de 4.767.034.210 euros, mientras que el gasto financiero supondrá 506.092.387 euros. La mayor parte del peso de esta cuantía se sitúa en el área social, con especial atención a Salud, Educación y Derechos Sociales, que suponen el 54,18 % del presupuesto no financiero.

Además, este año el anteproyecto de los Presupuestos recoge los fondos provenientes de Europa. Sucede así con el programa REACT, del que se han destinado a Navarra 73.270.949 euros, y con el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, del que hasta la fecha se han recibido 88.590.538 euros. En este último caso, la cantidad proveniente de este plan “irá incrementándose progresivamente” y pasará a formar parte del parte del presupuesto según se vaya recibiendo. Según informó el Gobierno foral, el anteproyecto recoge más de 162 millones de euros provenientes de Europa.

En la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, valoró la participación en este anteproyecto de EH Bildu. “Esta formación y el Gobierno de Navarra han alcanzado ciertos consensos a la hora de reforzar algunas líneas de actuación que este Gobierno ya se marcaba como importantes. Y, en esa línea, se ha llegado a acuerdos en materia de Cohesión Territorial, Salud, Derechos Sociales o Educación, que redundan en esa búsqueda de la estabilidad necesaria”, indicó.

EJES ESTRATÉGICAS

En una visión más pormenorizada, las áreas sociales (departamentos de Derechos Sociales, Educación y Salud) son las que concentran un mayor peso del gasto previsto para 2022. Las prioridades del Departamento de Derechos Sociales se centrarán en “ampliar y mejorar” los servicios y prestaciones en materia de atención a la dependencia, discapacidad y enfermedad mental, “impulsando un cambio de modelo”; en seguir desarrollando el nuevo Plan de Empleo y el Plan de Políticas Activas de Empleo; en “reforzar” la protección social y la lucha contra la pobreza, entre otros. Además, se contempla un plan de inversiones en centros de día y residencias para la tercera edad y personas con discapacidad, que permitirá concertar “hasta 800 plazas más” en centros residenciales y de día para personas mayores, dependientes y con discapacidad.

Por otra parte, el presupuesto de gastos del Departamento de Educación se incrementará en más de un 7,5 % respecto al ejercicio 2021. Asimismo, se prevé que el Departamento de Cohesión Territorial alcance el próximo año los 486,6 millones de presupuesto, un 9,5 % más.

LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

En la convicción de que este anteproyecto debe ser “el que guíe los pasos hacia la recuperación económica”, el Departamento de Desarrollo Económico y Empresarial mantiene como misión para el ejercicio 2022 “trabajar por la generación de las condiciones para favorecer la competitividad de la industria y el tejido empresarial, así como la creación y consolidación de empleo de la mayor calidad posible en todo el territorio, como palanca para la cohesión social y territorial y la mejora de las condiciones de vida en Navarra”. Al mismo tiempo, asume el mandato de la Unión Europea de “impulsar la transformación del modelo productivo hacia un modelo más sostenible e inteligente, que permita a las siguientes generaciones poder afrontar los retos derivados de las transformaciones en marcha”.

Desde el Departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital se cuenta con un incremento del techo de gasto del 18 % frente al año anterior. Con una apuesta por sectores tecnológicos “clave” de Navarra (medicina personalizada, inteligencia artificial, cadena alimentaria, biocombustibles y automoción), se persigue “lograr una salida de la crisis más acelerada y con una economía más fuerte”.

Siguiendo en términos económicos, el Departamento de Economía y Hacienda dispone de un techo de gasto que asciende a 1.207.342.099 euros. Dentro de esa cantidad, la partida más significativa son los 573.000.000 euros prevista para el Convenio con el Estado.

Así mismo, en el Servicio de Economía y Finanzas se han reducido las partidas de intereses de deuda y préstamos en 11 millones de euros, “por los bajos tipos de interés a los que se obtuvieron los nuevos fondos y por la cancelación tanto ordinaria como anticipada de operaciones con tipos más elevados”. En el año 2022 se continuará con la política de “refinanciar a bajo coste operaciones que se concertaron a mayores tipos de interés, siempre y cuando estas operaciones conlleven ahorro financiero”.

El anteproyecto de presupuestos del Departamento de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior para 2022 alcanza 336.859.117 euros, aumentando en un 17,65 % respecto a 2021. Y en la línea del refuerzo de las políticas de vivienda, el Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos ha fijado sus principales objetivos básicos en “dar respuesta al derecho a la vivienda de toda la ciudadanía navarra, impulsar la rehabilitación de edificios y la regeneración de la ciudad construida y fomentar en la Comunidad foral un desarrollo territorial y urbano diseñado desde parámetros de sostenibilidad”.

El programa del departamento parte de los grandes marcos estratégicos del Plan de Vivienda de Navarra 2018-2028 y la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Y, más concretamente, sus acciones y principales compromisos presupuestarios están alineados, en este sentido, “con la necesidad de responder a la urgente demanda de vivienda asequible de la ciudadanía navarra y de fomentar la renovación y rehabilitación del parque edificado, además de introducir nuevos retos y principios en el planeamiento urbanístico o planificar y gestionar proyectos estratégicos que actúen como tractores del desarrollo territorial sostenible”.

CULTURA, POLÍTICAS MIGRATORIAS Y JUSTICIA

El anteproyecto del Departamento de Cultura y Deporte es de 60.712.037 millones de euros, un 8,56 % más. Las cuentas parten de “la consolidación y refuerzo de las principales líneas de ayudas” destinadas a los agentes culturales y deportivos, “que inciden en su apoyo y protección entendiendo que el próximo año será todavía el de la reactivación y, por tanto, de un necesario soporte por parte de la administración”.

Por otra parte, el importe total del techo de gasto en el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia se eleva a 13.372.104 euros, frente a los 11.891.928 del pasado ejercicio, es decir un 12,44 % más.

Las grandes líneas presupuestarias de la Dirección General de Desarrollo Rural van destinadas a “apoyar la competitividad en el sector agrario” a través de inversiones en las explotaciones agrarias y “la incorporación de jóvenes a la actividad”; a “promover las figuras de calidad” de Navarra (DO, IGP, artesanos, …), los circuitos de comercialización de ciclo corto y las producciones locales; a “impulsar la innovación del sector y el asesoramiento de las explotaciones agrarias” en materias relacionadas con las grandes líneas estratégicas de la PAC; y a diversificar la actividad económica del medio rural. La dotación económica destinada a ello es de 30.793.457 euros.

Como novedad, se crea la oficina técnica de asesoramiento al sector en EERR, que se dotará con 50.000 euros, y se inician los trabajos de definición de segunda fase del Canal de Navarra, a través de un encargo a INTIA dotado con 200.000. Por otra parte, el canon de la zona regable de la primera fase asciende a 17,7 millones.

Además, en el ámbito de Medio Ambiente se incluyen partidas para la acción frente al cambio climático y en favor de la economía circular. También partidas procedentes de los fondos Next Generation por valor de 6 millones de euros “para la mejor gestión de los residuos, actuaciones forestales y la disminución de riesgos de inundación”.

Por otra parte, el presupuesto del Departamento de Relaciones Ciudadanas “consolida políticas a largo plazo”, recogidas en los tres Planes Estratégicos de sus tres Direcciones Generales: el II Plan Estratégico del Euskera, el I Plan Estratégico de Convivencia y el I Plan de Acción Exterior. Se trata de tres documentos que regirán la actividad de las respectivas áreas durante los próximos años y cuyas líneas de actuación tienen reflejo en los presupuestos de Euskarabidea, “reforzando sobre todo las actuaciones relacionadas con el uso social del euskera y los nuevos hablantes”; de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, cuyo programa tiene como objetivo “la mejora de la convivencia en Navarra”; y de la Dirección General de Acción Exterior, en torno a tres ámbitos: Navarra en Europa, Navarra transfronteriza y Navarra en el mundo.

NUEVAS MEDIDAS FISCALES

En paralelo a la presentación del anteproyecto de Presupuestos, la consejera Saiz detalló algunas de las principales medidas que recoge el anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales, también aprobado en sesión de Gobierno.

En esta cuestión, las principales medidas a tener en cuenta se circunscriben el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y al Impuestos sobre Sociedades. Medidas que, según Saiz, “van a suponer, en caso de ser aprobadas por el Parlamento, una noticia beneficiosa para la inmensa mayoría de la población, un alivio necesario tras tiempos muy complicados para toda la ciudadanía”. La reforma fiscal tendrá un coste de 53,4 millones de euros.

En materia de IRPF, el anteproyecto contempla la deflactación de la tarifa en un 2 %, el incremento de un 5 % en los mínimos personales y familiares y el aumento adicional de 100 euros del mínimo personal para rentas no superiores a 30.000 euros.

Igualmente, recoge la exención de las ayudas Covid-19 de Apoyo a la Solvencia Empresarial, que también se encuadrará dentro del Impuesto de Sociedades, y la supresión de la actual deducción por creación de empleo, “en favor del refuerzo presupuestario para las políticas activas de empleo”.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top