martes, 23 julio 2024

El Gobierno foral prevé que la economía navarra solo crezca un 1,3 % en 2024

Navarra cerró 2023 con un crecimiento medio anual del 1,9 %, dos décimas por encima de las previsiones recogidas en octubre pero seis por debajo del 2,5 % registrado en el conjunto de España. Además, finalizó el cuarto trimestre con un repunte del 1,4 % con respecto al mismo período de 2022, lo que confirma su tendencia a la baja tras el 2,4 % del primer trimestre, el 2 % del segundo y el 1,7 % del tercero.


Pamplona - 30 enero, 2024 - 11:39

Según el Nastat, las exportaciones evidenciaron síntomas de recuperación en el primer trimestre. (Foto: cedida / archivo)

El PIB de Navarra finalizó 2023 con un crecimiento medio anual del 1,9 %, dos décimas por encima de las previsiones recogidas en el cuadro macroeconómico de octubre pero seis por debajo del 2,5 % registrado en el conjunto de España. Además, en términos interanuales finalizó el cuatro trimestre con un repunte del 1,4 % con respecto al mismo período de 2022, lo que confirma su tendencia a la baja tras el 2,4 % del primer trimestre, el 2 % del segundo y el 1,7 % del tercero.

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, José Luis Arasti, valoró este martes que las cifras «van en línea con la tendencia nacional» y están motivadas por la «debilidad de la demanda en la Europa y la incertidumbre de los mercados, que ha impactado directamente en el sector industrial, dos elementos muy importantes en la estructura productiva que han ralentizado la actividad regional».

Al mismo tiempo, el consejero hizo hincapié en que el consumo interno es «el principal factor del crecimiento» del PIB de la Comunidad foral, acompañado de «la creación de empleo y las subidas salariales». A su juicio, el crecimiento de la inversión «favorece esta situación, puesto que la demanda interna mantiene una tendencia positiva». Sin embargo, los mercados internacionales, especialmente los de la eurozona, «siguen debilitados», un factor que no contribuye ni al aumento de las exportaciones ni al desarrollo de la actividad industrial en Navarra.

No obstante, Arasti quiso poner en valor los datos positivos que arroja el mercado laboral, con «una ocupación en progresión ascendente, una afiliación a la Seguridad Social en niveles máximos y una tasa de desempleo del 9,3 %». Además, resaltó que la evolución de los precios «también se ha ido conteniendo a lo largo del año, de modo que finalizó con una tasa de inflación del 2,9 %».

COYUNTURA INTERNACIONAL

Este año aparece como «incierto» en materia de previsiones económicas. El escenario internacional revela un mercado que seguirá caracterizado por «una elevada inflación y unos tipos de interés en niveles máximos» desde 2014. «La debilitada demanda externa y las tensiones geopolíticas del contexto internacional también contribuirán a una moderación del crecimiento económico, que probablemente permanecerá por debajo del experimentado en 2023», valoraron desde el Ejecutivo foral.

Las previsiones para la economía navarra durante este 2024 coinciden en «una moderación» en el crecimiento del PIB. Según el Gobierno foral, entidades como BBVA Research, CaixaBank, Ceprede, AIReF o Laboral Kutxa lo ubican en torno a un 1,5 % de promedio. «Estas previsiones están en línea con la desaceleración que se espera para la economía mundial y española, y están alineadas con el cuadro macroeconómico del Gobierno navarro», incidió Arasti. Dichos pronósticos «se sitúan en el 1,3 %».


To Top