lunes, 25 octubre 2021

El II Plan de Economía Social prevé crear más de 360 empresas y 4.000 empleos

La presidenta navarra, María Chivite, presentó este viernes el nuevo plan para este sector, que contará con una inyección pública de 37,5 millones de euros hasta 2024, durante un acto celebrado en la planta de Tasubinsa en Beriáin. Como en su edición anterior, el documento ha sido elaborado por el Gobierno foral con la colaboración de CEPES Navarra.

Redacción
Pamplona - 24 septiembre, 2021

El II Plan de Economía Social espera servir para que se creen más de 360 nuevas empresas. (Foto: Víctor Ruiz)

La presidenta de Navarra, María Chivite, presentó este viernes el II Plan Integral de Economía Social, que contará con cerca de 37,5 millones de euros hasta 2024 para fomentar este modelo productivo “considerado clave en la reactivación económica y social de la Comunidad foral”. En el acto de presentación, celebrado en la planta de Tasubinsa ubicada en Beriáin, también participaron el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo; el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Juan Antonio Pedreño; y el presidente de CEPES Navarra, Ignacio Ugalde.

Las distintas familias de la economía social acompañaron a las autoridades en la presentación del II Plan Integral de Economía Social de Navarra.

El plan, aprobado esta semana por el Gobierno de Navarra, cuenta con cerca de medio centenar de iniciativas y proyectos encaminadas, entre otros objetivos, a la creación de 362 empresas y 4.030 nuevos puestos de trabajo. En concreto, el documento está enfocado hacia cuatro grandes líneas estratégicas: personas, empresas y entidades, sector, y sociedad y territorio. Con él se pretende, según informó el Ejecutivo foral, “contribuir a una mayor cohesión social y territorial; trabajar por el mantenimiento, recuperación y creación de empleo equitativo, inclusivo y sostenible; y fomentar la implantación de modelos basados en la Economía Social y en las personas”. Así, se espera que el número de personas y empresas beneficiarias del plan llegue a 2.435 y 1.262, respectivamente.

El documento está enfocado hacia cuatro grandes líneas estratégicas: personas, empresas y entidades, sector, y sociedad y territorio.

Para el desarrollo del plan se ha previsto un presupuesto total de 37.446.000 euros. Este año, la asignación es de 9.088.000 euros, que se repartirán entre las cuatro líneas del plan: 5.695.000 euros para la de personas, 2.590.000 para empresas y entidades, 683.000 a la línea sector y 120.000 euros para sociedad y territorio. Los importes previstos para los próximos años son de 9.695.000 euros en 2022, 9.861.000 en 2023, y 8.802.000 en 2024.

Este II Plan Integral de Economía Social sustituye al anterior, que abarcó el periodo 2017-2020 y con el que el Gobierno de Navarra dio cumplimiento “a una demanda histórica de este sector”. Sus objetivos principales de creación de empresas y de empleo “incluso se superaron”.

REFERENTE EN EUROPA

Así, Chivite destacó en su intervención que este plan sitúa a la Comunidad foral como “una región de referencia en Economía Social por implantación, resultados, innovación social y políticas de apoyo”. Además, describió el plan como un “modelo eficiente e inteligente centrado en las personas y el territorio”, que contribuirá a la “recuperación de nuestra economía, una recuperación que será más justa, sostenible y verde”. El II Plan Integral de Economía Social de Navarra ha sido elaborado, como el anterior, por el Gobierno de Navarra con la colaboración de CEPES Navarra.

La perspectiva de género se plantea como una línea estratégica específica de carácter transversal que, a través de sus acciones,  integra este enfoque en cada una de las otras cuatro líneas que forman el plan. Entre las acciones previstas para la formación y la inserción destaca la iniciativa del Campus Cooperativo, que desarrollará iniciativas en el ámbito universitario y de la Formación Profesional dirigidas a “dar a conocer y sensibilizar a los jóvenes sobre el emprendimiento cooperativo, incluyendo un programa de becas o prácticas no laborables”.

La presidenta Chivite realizó una visita a la sede de Tasubinsa en Beriáin acompañada por representantes de las familias pertenecientes a CEPES.

En la línea estratégica dirigida a empresas y entidades, se prevén acciones innovadoras como el desarrollo e implantación de modelos de gestión específicos en Economía Social, como el Modelo GPES (Gestionando Personas Empresas de Economía Social), o los de gestión de Economía Solidaria y de organizaciones sin ánimo de lucro. Se plantea, asimismo, el fomento de la cooperación entra las empresas “como vía para ganar en eficiencia, con medidas como la creación de cooperativas de utilización de maquinaria agrícola común”.

En cuanto a las acciones previstas en la línea de sector, destaca la Escuela de Negocios de Economía Social Europea, una cooperativa europea actualmente en fase de diseño, para impulsar el desarrollo de la Economía Social Empresarial. En ella participan siete regiones y cuatro redes europeas y más de 80 entidades y empresas. En cuanto al desarrollo normativo, se plantea la adecuación de la Ley de Cooperativas y la modernización del Registro de cooperativas, al hilo de la digitalización de la administración y de la simplificación de trámites.

Según María Chivite, el II Plan Integral de Economía Social permitirá una recuperación “más justa, sostenible y verde”.

En el ámbito de sociedad y territorio, destaca el objetivo de desarrollar la Economía Social en las comarcas de Navarra, a través de medidas como la participación de las empresas y entidades del sector en proyectos estratégicos y de cohesión territorial de la Comunidad foral. Además, se establecen el seguimiento y la participación en convocatorias del Fondo Europeo de Recuperación y Resiliencia, extensivo a los planes susceptibles de financiarse con dichos fondos como los Next Generation o el Plan Reactivar Navarra 2021-2023, entre otros. También se propone el apoyo a la participación de empresas y entidades navarras en proyectos europeos de temáticas de interés.

Este II Plan de Economía Social “avanza en su contenido transformador”, con la continuidad de la Unidad de Innovación Social, así como con acciones para introducir la innovación y la digitalización en empresas y entidades de la economía social.

VISITA A TASUBINSA

El acto también sirvió para visitar la planta de Tasubinsa. Su presidente y el director general, Javier Goldáraz y Javier Laguna respectivamente, recordaron que la entidad es una iniciativa social sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública e imprescindibilidad por el Gobierno de Navarra. Su misión es conseguir la plena integración laboral y social de todas las personas con discapacidad intelectual y fomentar el desarrollo de Navarra, “prestando un servicio que impulse su crecimiento y desarrollo personal y social”.

Esta empresa de Economía Social opera como centro especial de empleo y presta el servicio de centro ocupacional, bajo un modelo mixto de intervención y pertenece a CEPES Navarra a través de una de sus ‘familias’: CEISNA. Con un presupuesto de 32 millones para 2021, Tasubinsa dispone de trece centros en Navarra, en los que ofrece ocupación y empleo a 1.547 personas, el 84 % de ellas con algún tipo de discapacidad. En la planta de Beriáin están 113 personas, 65 de ellas en el centro ocupacional y 113 en el centro especial de empleo.

Entra aquí para leer más sobre economía navarra.


To Top