lunes, 30 noviembre 2020

El Gobierno se compromete a lanzar el segundo Plan de Economía Social

Manu Ayerdi hizo el anuncio durante la presentación de los resultados alcanzados por el primer plan en los últimos tres años. Durante ese tiempo, el empleo generado por el sector se incrementó en un 21 %. Además, el 10,2 % de las empresas creadas en Navarra fueron cooperativas y sociedades laborales. Estas cifras permitieron superar con creces los objetivos marcados inicialmente. "Se ha favorecido la empleabilidad y el desarrollo de Navarra", valoró el consejero.

Jesús Jiménez
Pamplona - 18 septiembre, 2020

El segundo Plan de Economía Social pretende ser una pieza clave en la recuperación económica. (Fotos: Maite H. Mateo)

El consejero de Desarrollo Económico y Social del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, presentó este viernes los resultados del primer Plan Integral de Economía Social (2017-2020). Un proyecto que logró sus objetivos antes de expirar el presente año y donde el Ejecutivo foral contó con la colaboración de todas las familias que forman este sector. Ayerdi remarcó que el plan “ha favorecido la empleabilidad y el desarrollo de Navarra”, por lo que comprometió el apoyo del Gobierno al desarrollo y puesta en marcha de una segunda edición.

Las cifras alcanzadas por el primer plan reforzaron un sector formado en la actualidad por más de 1.250 empresas y cuya facturación en conjunto supera los 2.400 millones de euros. Así, por ejemplo, el empleo generado desde 2017 se incrementó en un 21 % frente al 20 % previsto en un primer momento. En total, fueron 2.498 empleos netos y 877 entre socios trabajadores. Debido a este impulso, la Economía Social emplea hoy a más de 20.000 personas y, por primera vez, ha logrado superar la cifra de 13.000 empleos directos.

Manu Ayerdi: “La Economía Social tiene un espacio en la S3. Somos referencia en Europa por eso”. 

Otro apartado favorecido fue el de la creación de empresas. En los últimos tres años, de todas las nuevas firmas puestas en marcha en la Comunidad foral, un 10,2 % (324 en total) fueron cooperativas y sociedades laborales, frente al 10 % establecido en el citado plan. Unas compañías, por cierto, que apostaron de forma decidida por la competitividad y la formación. En el primer apartado, promovieron 282 expedientes de inversión. Mientras, en el segundo, lograron que participaran 1.873 personas de un total de 147 empresas, frente al centenar señalado en el objetivo inicial.

La economía social en Navarra aglutina a 1.250 empresas, que facturan en conjunto más de 2.400 millones de euros.

Al margen de estos números, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial afirmó que la Economía Social “tiene un espacio” en la Estrategia de Especialización Inteligente (S3). “Somos referencia en Europa por eso”, añadió al tiempo que animó a seguir trabajando por el desarrollo de este sector. Una invitación a la que respondió de forma favorable el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) en Navarra.

Para Ignacio Ugalde, la Comunidad foral “no se puede permitir el lujo de desaprovechar” el enorme potencial que representa su sector. Y más aún en una situación inédita como la actual. “Es un momento para la responsabilidad. El segundo plan debe contribuir a que nuestro modelo más democrático, horizontal y eficiente sea un pilar fundamental para la recuperación”, analizó Ugalde.

Ignacio Ugalde: “Los compromisos y valores de la Economía Social están más vigentes que nunca”. 

El presidente de CEPES Navarra recordó, igualmente, que las personas que forman sus empresas contribuyen a un desarrollo sostenible de la Comunidad foral “tanto en tiempos de bonanza como de dificultades”.

“No nos deslocalizamos, vivimos y trabajamos aquí y luchamos por mantener el empleo para que la crisis no golpeé a los colectivos más vulnerables”, enfatizó. De ahí que “los compromisos y valores de la Economía Social estás más vigentes que nunca”.

FAMILIAS

La presentación de los resultados del primer Plan Integral de Economía Social de Navarra tuvo lugar en una nueva edición de los Viernes de Desarrollo Económico. En ella también participaron las diferentes familias que constituyen este sector en la Comunidad foral. Sus representantes pudieron, de este modo, informar sobre las distintas acciones que han llevado a cabo en el marco del citado plan.

En el caso de la Asociación de Empresas de Economía Social (ANEL), por ejemplo, sus iniciativas tuvieron como principal hilo conductor la promoción del empleo y el emprendimiento. Un enfoque que les permitió demostrar “la diferenciación, resiliencia y competitividad que caracteriza a nuestras empresas al estar vinculadas a nuestros principios de personas, gobernanza, cooperación y sociedad”, especificó Elena Sarasa.

Los Viernes de Desarrollo Económico acogieron el balance del primer Plan Integral de Economía Social de Navarra (2017-2020).

Por su parte, Arantxa Quintana, de Fundaciones de Navarra, y Patxi Vera, de la Unión de Cooperativas Agroalimentarias de Navarra (UCAN), hicieron hincapié en los resultados económicos. La primera puso en valor los 72 millones de euros generados por su colectivo en favor de la economía navarra y del que se han beneficiado más de 600.000 personas, mientras que el segundo presentó el trabajo realizado por su organización para monetizar el valor social de las cooperativas a la sociedad y el territorio

Finalmente, desde un ámbito más social, Edurne Arcelus, de REAS, se centró en el trabajo que han desarrollado en torno a Geltoki (en la antigua Estación de Autobuses de Pamplona) y el “mercado social” como proyecto de consumo alternativo al capitalista. Mientras que Xabier Berrade, en nombre de la Asociación de Empresas de Inserción de Navarra (EINA), destacó el 62,5 % de personas que han logrado insertar en el mercado laboral.

Entra aquí para acceder a más noticias relacionadas con la Economía Social.


To Top